sábado, 23 de febrero de 2013

El dolor en una partitura*

Marta Torres
Le dolía. Y a pesar de eso no podía despegarse de ellos. De la guitarra. De su mesa. De sus papeles. De su vaso de whisky. Cada nota. Cada palabra. Le dolían. un pinchazo en el corazón. Otro en la cabeza. Una puñalada en el alma. Un hachazo en las entrañas. No le detenían. Paraba un momento, tomaba aire y seguía. A veces ni eso. Continuaba inclinado sobre su vida en una partitura. Acariciando sus guitarras. Escuchándola en su mente. Sentía el frío colándose en su interior. Fingía ignorarlo. Quizás desaparecería, harto de que no le hiciera caso. No sabía, aún, que el frío y el dolor se alimentaban de cada nueva palabra, de cada nueva nota, de cada nuevo verso, de cada nuevo compás. A sus pies, desprendidos de su alma abierta en canal, sobre un charco de alcohol, un corazón con varios remiendos, vasos rotos, pedazos de las ciudades en las que había vivido, el humo de todos los bares que pisó en su vida, recuerdos de escenario, algunas miradas, partituras olvidadas, las mentiras que le dijeron, mariposas mutando en polillas...

*A Zakk,
por el daño que le hice
por el daño que me hizo

46 comentarios:

  1. Precioso Dorothy!!! Siempre me pones los pelos como escarpias...
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Ufff...¡Qué doloroso!(A pesar de lo hermoso)
    ¿Reconforta lo suficiente esa disculpa?,¿cierra un poco la herida?
    Supongo que no, pero es lo debido, no ya con él, sino contigo misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reve, no es una disculpa, no hay nada que disculpar o, en todo caso, hay que disculpar por las dos partes. Es un empate.

      Un abrazo
      Y gracias

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho tu escrito; está cargado de dolor y hermosura. 1beso!

    ResponderEliminar
  4. Se desgrana mucho corazón y sentir en estas letras, el amor de verdad,sea romántico o no, el que nace en el alma suele ser así dolorosos.

    ¿ El dibujo es tuyo? es muy bueno!!!

    Un beso y feliz finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, ¿amor de verdad? Creo que el problema aquí es que no he podido llegar a quererle. Pero sí, las almas que se atisban como a través de una mirilla tienen mucho que ver en este escrito.

      Un beso
      Feliz fin de semana y feliz semana
      El dibujo es un calco, a mí no me saques de 'un 6 y un 4 y aquí tienes tu retrato...' ;)

      Eliminar
  5. Poco a poco irá saliendo. ¿Cuánto daño tenemos que hacernos antes de parar? El texto, como siempre, precioso pero tengo ganas de que vayas viendo luz ya.
    Un besote bella Scheherazade

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, hay que dejar que supure todo antes de parar, si no habrá infección. Tranquila que veo la luz, en cuanto me quite las gafas de sol la veré mejor.

      Un besote, preciosa

      Eliminar
  6. Muy valiente como siempre. También sin tacones. La gestión del daño que hacemos a veces se nos escapa. Es alabable lo de recapacitar y desear lo mejor a alguien que se ha querido tanto cono se intuye en estos renglones de partitura sangrante.

    Besos cicatrizantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, ¿valiente? No creo... La gestión de ese dolor a veces se nos escapa, es verdad, no calculamos los sentimientos de los demás ni cómo asumirán determinadas cosas, sobre todo cuando todo está empezando. Basta un detalle para que todo lo que pudo ser no sea ya nunca. ¿De verdad se intuye que le he querido? Yo pensaba que lo que en realidad me dolía era no haber podido llegar a quererle...

      Besos casi cicatrizados

      Eliminar
  7. Hay dolores que se arrastran, que permanecen con nosotros.

    Son esas cicatrices que mantienen el recuerdo de la herida.

    Lo que pudo ser y no sue nos persigue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guille, por eso hay que sacarlos fuera, para que no se enquistes y nos persigan. Algunos, por suerte para ellos, tienen la música para hacerlo.

      Eliminar
  8. Siempre leo las entradas de este tipo en un blog como un relato no como una experiencia del autor, excepto que lo haga constar. Así que, como relato, te diré que me parece muy bueno, pero que muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pitt, no soy yo, pero es una persona a la que siento cerca. Pero si como relato te gusta, yo encantada.

      ¡Bienvenido!

      Eliminar
  9. y de como nos vamos cargando a las espaldas todo lo que nos sucede, y de como va pesando y nos afecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubén, a eso se le llama mochila y lo mejor es que la intentemos llevar lo más ligera posible. Por nuestra propia salud mental.

      Eliminar
  10. Es curioso que las mariposas muten en polillas y no al revés. Algo le ha ocurrido al protagonista de tu relato para que eso, tan antinatural en apariencia, suceda. Hay algo sugerido, entrevisto, que ha provocado ese cambio, ese es el origen de este despliegue de sensaciones que tan bien nos has contado. Me gustan los detalles, todos tan importantes, que sugieren lo que pudo ser y no fue, esas imágenes bellas y terribles en las que tu protagonista se recrea, no importa el tiempo que haya pasado, porque a veces el tiempo no existe para el dolor, para la pérdida.

    Precioso y triste.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., es que yo tengo la teoría hace tiempo que nuestro estómago viene con mariposas de serie, pero, si las cosas no nos van muy bien, poco a poco, algunas se van convirtiendo en polillas. Lo que pudo ser y no fue. Eso duele. Mucho. A mí, al menos. Pero piensa que, cada vez que acaba una canción seguro que mira todo lo que se ha amontonado a sus pies y sonríe, contento de haberlo sacado.

      Un beso
      Y gracias

      Eliminar
  11. Música, recuerdos, alcohol, tal vez las drogas,... algún amor no correspondido. Me ha gustado tu blog. Con tu permiso me quedo. Te animo a que visites el mío.

    Saludos Dorothy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaal, no hace falta permiso para quedarse por aquí, pero si lo necesitas, lo tienes. En cuanto pueda me paso a verte.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. desamor, dolor, durillo, pero expresado de una forma preciosa e impecable. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Respuestas
    1. Marisa, más o menos a esa hora otra persona me estaba diciendo lo mismo... Me gustan estas coincidencias.

      Besines
      Y gracias

      Eliminar
  14. Supongo que el dolor nos dá miedo porque, como te dicen en los comentarios, suele quedarse y dejar huella y no hay manera de sacárselo de encima.
    Seguramente si escribimos sobre ello, el dolor se mitiga un poco.
    Petonssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, el dolor sale, si consigues sacarlo, claro. Si lo dejas dentro, se hace más grande y te llena por completo. Por eso, aunque duela, hay que sacarlo. Sea en textos sea en canciones, como él.

      Un petonàs

      Eliminar
  15. Me pasa como a Marisa, después de esto una se queda sin palabras. Duele!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, no eres la única a la que le ha dolido leerlo. Lo siento, pero me gusta que sea así.

      Un besazo

      Eliminar
  16. Dolor y cicatrices plasmadas en un puñado de frases. Es repetirme, pero me encanta leerte siempre :)

    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, muchas gracias. Hay cosas que duelen. Y estas le duelen a otra persona.

      Un besín

      Eliminar
  17. Todos podemos sentir esto que has escrito, ha todos nos has pasado en algún momento.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, yo no soy música, pero me duele sacar algunas cosas a base de palabras. A este músico le está doliendo sacar otras cosas a base de palabras y notas.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Y es que cuando sólo hay dolor en el alma sólo podemos reflejar dolor, cuando hay resentimiento sólo resentimiento.

    Lo bonito que sería que el alma rebosara de amor!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, debería ser así, aunque también hay personas que saben disimular muy bien sus sentimientos. ¡Ojalá todos tuviéramos mucho amor!

      Besos

      Eliminar
  19. Uff, cuánto dolor, cuanta pena en estas palabras... Muy intenso... Duele... ¡Eres grande!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, ¡qué efusiva! Hay muchas cosas que duelen, y cada uno tiene las suyas. Me alegro de que te guste.

      Un beso

      Eliminar
  20. Qué suerte tiene Zakk de que le canten una cosa así. La mayor parte de las veces todo se queda en un portazo y unos gritos. Aunque los gritos sirvan para llenar el saco de los arrepentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, suerte no hay ninguna, te lo aseguro. Ni gritos. Arrepentimiento sí. Pero arrepentirse de las cosas no las soluciona, por desgracia.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Hay que vaciarse Dorothy, que el dolor se acomoda y coge buen sitio, y luego no hay quien lo eche.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Bea, hay que hacerlo. Él lo intenta con su música, yo con palabras.

      Besines

      Eliminar
  22. Un escrito precioso e intenso.
    Un beso

    PD. Te invito a mi blog http://letraslibrosymas.blogspot.com/ Yo ya te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Espe, ahora me paso a verte.

      Un besín

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...