miércoles, 7 de noviembre de 2012

Las radiofórmulas las carga el diablo




Las radiofórmulas las carga el diablo. Coche en el taller. Coges uno prestado. Metes la llave en el contacto. Salta la radio, sintonizada en una de esas radiofórmulas infames que nunca escuchas, y el pasado te da un guantazo que te deja noqueada. Vuelves a ser la tierna, dulce e ingenua que eras hace ocho años. Aquella ilusionada que estaba convencida de que la ecuación 'amigo íntimo + sexo = amor verdadero' nunca fallaba. Aquella chica de la que te desprendiste sin darle muchas vueltas, dejándola atrás cual piel de serpiente, sigue ahí mientras escuchas esa canción, que tampoco te gustó nunca, y que va plantándote ante los ojos la sonrisa que le delató, la madrugada en que pusimos las cartas boca arriba, aquel vestido negro, los croissants, las horas de charla, las excursiones en el viejo volkswagen, la playa... Bendito off. Fuera fantasmas. Vuelves a ser la que decidiste ser.

42 comentarios:

  1. Amén hermana! Pero lo mejor de todo, tu final: "vuelves a ser la que decidiste ser". 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, hermana, suerte de ese final.

      Besines

      Eliminar
  2. wauuuuuuuuuu el pasado se suele colar por cualquier resquicio que le dejemos. Pero si tras la tormenta salió el sol... sin problemas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmina, el pasado es un cabrón que no te deja tranquila en la vida. Suerte del sol.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. No conozco a nadie que esa ecuación le haya dado resultado, casi siempre termina en desastre pero de todo se aprende.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, yo tampoco y, a pesar de eso, la lógica me sigue diciendo que, en teoría, es la combinación ideal. Algo falla, pero no sé qué es.

      Besotes

      Eliminar
  4. La música juega esas malas (?) pasadas a veces... Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, hay música que juega malas pasadas, es verdad, y la escucho mil veces hasta que pierde el sentido. El problema es que no sabía que esta canción tenía este efecto. Pero lo solucionaré. Dame unas semanas.

      Un besín

      Eliminar
  5. Son recordatorios casuales-causales. Supongo que el vestido negro sirvió para una pira sanjuanera en alguna playa ibicenca y que desayunas tostadas o cereales. Cualquier relación intensa deja un desperdicio, un rastro emocional y de recuerdos... Pero tú no tienes desperdicio.

    Ya entiendo porque los "follaamigo@s" de ahora tienen tan malos resultados en los informes PISA, utilizan fórmulas erróneas...

    Me ha encantado este grito sordo que nos transcribes.

    Un beso esparcido en ondas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, eso es lo que hubiera hecho la yo de entonces. La yo de ahora sólo quemaría un vestido en una pira, una barbacoa, una chimenea o sobre palitos de incienso encendidos porque fuera un espanto. Ningún hombre se merece calcinar un buen vestido. Los croissants eran cosa suya, yo siempre desayuno café con leche y tostada con tomate restregado y aceite. Envíale tu teoría sobre los informes PISA a mi ministro favorito, a ver qué dice.
      ¿Grito? Y yo que pensaba que era un susurro con mucho volumen...

      Un beso en FM

      Eliminar
  6. Menuda pareja de fórmulas erróneas, la de la radio y la del amigo. Por lo general te sueles quedar sin amigo, sin amor y sin sexo. No pasa nada, la próxima vez que alquiles que te lo den sin radio, mejor cantas tú lo que te apetezca.
    Madrugada, vestido negro y croissants, inevitable acordarse de Desayuno con diamantes.
    Besos y que tengas buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, efectivamente, te quedas sin las tres cosas y sí, no tardé ni unos minutos en llegar a casa y poner unos cd en el coche para cantar a gritos mientras conducía. No se me había ocurrido lo de Desayuno cn diamantes, y eso que es una de mis pelícuals favoritas.

      Besos, y que tengas una buena noche

      Eliminar
  7. Hola!
    Te sigo y te invito a que te pases x mi blog.
    Besis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolo, bienvenida. Ahora pasaré a visitarte.

      Besos

      Eliminar
  8. Wow esa chica del ayer siempre anda por ahí, supongo que una parte más de la de hoy, pero me quedo con tu última frase, ser la decidiste ser. Estas radiofórmulas... jeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, créeme, la he enviado tan al fondo que casi no puede ni asomarse un poquito la pobre. Creo que al final somos los que queremos. Muerte a las radiofórmulas.

      Besines

      Eliminar
  9. Todos los días se aprende algo nuevo, desde luego no hay fórmulas magistrales y lo mejor es superar cada bache del camino con optimismo.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, yo creo que no aprendemos y estoy convencida de que volveré a caer en la misma piedra porque cuando sientes, sientes, por mucho que la cabeza te diga lo contrario.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. No te ablandes!!!! Yo también me quedo con tu última frase, " Vuelves a ser la que decidiste ser".

    Buena decisión, por cierto. Así tras la pantalla, y conociéndote entre líneas, me pareces una tía genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, ¿ablandarme yo? Mucho, pero intento que no se note. A mí también me pareces una tía genial, siempre que te visito pienso que es una pena que no vivamos más cerquita y nos pudiéramos ir de vinos. ¡Lo que nos reiríamos!

      Un besazo

      Eliminar
  11. Esa esencia de la chica sentimental, siempre está ahí agazapada, esperando debilidades. No hay que dejarse engañar...
    Aunque quien no ha creído alguna vez que esa formula fusionaba. Sin duda es la formula de la perdición... jejeje

    Menos mal que con los años siempre terminas siendo esa que decidiste ser.

    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, yo creo que no habrá nadie que no haya creído alguna vez que esa fórmula era la ideal. Y de ideal nada. Es la fórmula del patíbulo.

      Un besote

      Eliminar
  12. Cuanta razón tienes...pero es el poder de la música, en cuanto menos te lo esperas, una canción te arrastra al recuerdo...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele, el poder de la música, de un olor, de una foto, de una comida... Una bendición y una maldición al mismo tiempo.

      Besos

      Eliminar
  13. Me quedo también con esa última frase. Pero es verdad, hay canciones que nos hacen retroceder en el tiempo de una manera...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, hay muchas cosas que nos hacen volver atrás cuando nos empeñamos en seguir recto hacia adelante.

      Un besazo

      Eliminar
  14. Cambiar de piel, cambiar de piel. Quien pudiera cambiar de piel con facilidad. Los desgarrones se te quedan siempre ahí. Puedes acabar mirándolos incluso con cariño, pero no se borran así como así; aprender a ser cínico lleva su tiempo. Pero bueno son experiencias que, como dice Kavafis, te hacen rico.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, los desgarrones están ahí, pero con un poco de maquillaje no se notan nada. El cinismo sí, cada vez más grande, pero en mi caso venía de serie, me temo.

      Besos

      Eliminar
  15. Me ha encantado tu entrada. ¡Es un auténtico placer leerte!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lidia, tú que me lees con cariño. Gracias.

      Besines

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Meg, a mí no me gusta mucho, pero me hace sentir cosas.

      Buen fin de semana para ti también.

      Eliminar
  17. La música de los recuerdos... toda época tiene su banda sonora y hay veces que una simple nota desata infinidad de recuerdos.

    Pd.- Espero que la avería del coche no fuera muy costosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, hay demasiadas cosas sueltas por ahí que desatan recuerdo. Lo del coche fueron casi 700 euros, un descalabro para mi economía.

      Un besote

      Eliminar
  18. A mík me pasa con la oreja de van gogh, no me va demasiado su música pero me teletransporta a unos tiempos no sé si m ejores o peores, pero pasados.

    Y eso acostumbra a pasar con música que no nos gusta, que no escuchamos a lo largo de años.

    ^¿Y por qué será que una canción que nos gusta nos hace especial ilusión, y hasta parece que suena mejor cuando suena en la radio del coche aunque tengamos el cd a mano para ponerla a nuestro antojo?

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, esa pregunta me la he hecho un montón de veces, con la música y con las películas. Supongo que es porque sientes que, si la escogen para que suene en público, es porque gusta y eso hace que te sientas conectado con alguien que no conoces. También porque es inesperado y si la pones tú mismo pierde ese factor sorpresa.

      Buen fin de semana a ti también

      Eliminar
  19. Es una pena que el tiempo nos haga descreídos de algo en lo que en el fondo nos gustaría creer. Es bueno aprender de lo vivido, imagínate si no, pero ya no es lo mismo.
    Yo soy enamoradizo, lo confieso, pero me cuesta mucho enamorarme. Un auténtico problema.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., es verdad que es triste desconfiar de algo en lo que nos gustaría creer a ciegas. A mí me pasa igual. Me ilusiono rápido, pero me cuesta muchísimo enamorarme. Un grandísimo problema.

      Un beso

      Eliminar
  20. Pocas cosas pueden desatar recuerdos más nítidos que esa canción precisa que puso música a un momento pasado. Todos tenemos las nuestras y lo peor es que suelen llegar a traición casi siempre.

    Por otro lado, creo que casi todos hemos creído en algún momento en esa ecuación maldita. Hay errores que tenemos que cometer nosotros mismos para llegar a comprender. No importa que nos adviertan mil veces de su existencia: hay cosas en las que sólo creemos si somos capaces de percibirlas.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, casi siempre no, siempre llegan a traición. La defines muy bien llamándola ecuación maldita, porque a pesar de que muchos hemos comprobado que no funciona seguimos cayendo en ella una y otra vez. Pero qué te voy a contar a ti, después de tu última entrada.

      Besos

      Eliminar
  21. Estamos hechos de recuerdos y en cualquier momento, algo o alguien nos los remueve, es así.
    Y tu ecuación me parece perfecta, pero... no sé porque no suele funcionar, aunque no soy quién para hablar.
    ¡Dichosa canción! no me va mucho, ahora menos.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ely, no suele funcionar porque, por lo general, y en contra de lo que debería pasar, cuando entras en la cama de un buen amigo ganas un amante y pierdes al amigo. no me preguntes por qué porque es uno de los misterios irresolubles de la humanidad.
      ¡Dichosa canción!

      Un beso

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...