sábado, 24 de noviembre de 2012

Gervasio Sánchez: "La única verdad incuestionable de una guerra son las víctimas"

Gervasio Sánchez, durante la entrevista.
/ Juan A.  Riera /Diario de ibiza

 Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) es el tipo de periodista que todos los que nos dedicamos a este oficio soñamos ser alguna vez. Cuenta lo que ve con sus palabras y con sus imágenes. Ambas igualmente potentes y desgarradoras. Sánchez lo tiene claro: en los conflictos hay que estar del lado de la población civil, las auténticas víctimas de una guerra, muchas veces olvidadas. Cubrió la mayoría de los conflictos bélicos de América Latina de los años 80 y principios de los 90, estuvo en la guerra de los Balcanes y en Sierra Leona, donde vivió uno de los momentos más duros de su vida. No teme decir las cosas claras, cargar contra aquello que considera injusto. Su discurso cuando recibió el premio Ortega y Gasset de periodismo en 2008, recordando que España defendía la paz mientras vendía armas, levantó ampollas. 

Marta Torres. Eivissa
—¿Hemos hecho de la guerra un espectáculo?
—En la guerra ocurren cosas difíciles de imaginar por la violencia incisiva que tiene y a los periodistas, a veces, nos falta la paciencia para evaluar no solo lo más visible, los muertos y los heridos, sino para hablar de sus consecuencias y mostrar lo que ocurre con rigurosidad y tratando a los protagonistas, que son las víctimas, con la dignidad que se merecen. Hay una tendencia a cubrir las guerras de forma superficial. Llegamos sin informarnos o creyendo que somos los protagonistas. Es inaceptable. Estás ahí para documentar el drama de gente que no sabe por qué muere y por qué sufre. La guerra llegó a sus vidas y muchas veces no saben qué pasa. Te dicen: «Un día me dieron un fusil y me puse a pegar tiros porque me dijeron que el del otro lado era el enemigo». Es grave que un periodista haga espectáculo del dolor y trate a los que sufren la guerra de forma bochornosa.
—¿A qué se refiere?
—Pues si un hombre, una mujer, un niño o un anciano están agonizando, no tienes derecho a maltratarlos más. Debes actuar con sensibilidad. A veces tienes que dejar de hacer fotos porque es un insulto. Debes tratar a esta gente, independientemente de que tengas prisa, debas mandar una historia o conseguir una exclusiva, con la dignidad que se merecen. Entrar en un campo de refugiados y hacer fotos de niños agonizando con moscas en la cara es muy fácil. No tienen fuerza para quitarse las moscas.
—¿A dejar de hacer fotos en esos momentos se aprende o es algo que se lleva dentro?
—El estrés que sufres en una guerra, si no estás acostumbrado o acabas de llegar, es comprensible. Nadie está preparado para resistir la violencia de un conflicto armado. Tienes que aprender. Mi primer consejo a alguien que va por primera vez a una guerra es que se junte con personas de las que pueda aprender en positivo. Que se aleje de la gente que dice que no tiene miedo, es peligrosa. Si ves que manipula, aléjate. Si monta historias, aléjate. Evita acercarte a los que usan el periodismo para hacerse un nombre.

Niñas en una furgoneta destrozada en Sarajevo, 1994. / Gervasio Sánchez
—¿Se pasa miedo?
—El miedo es el mejor antídoto contra la estupidez. Te permite analizar lo que está ocurriendo, saber que seguir adelante te puede costar la vida, aunque a veces no tienes otro remedio. Pero una cosa es el miedo y otra es el pánico. Una persona en pánico en un conflicto es peligrosísima porque debes preocuparte de que no te alcancen las balas e intentar que a esa persona tampoco. El miedo te permite ver desde un punto de vista conservador la decisión que vas a tomar. Si no lo ves claro, retrocede. Nunca sabes lo que está pasando o si estás en tierra de nadie. Esto era típico de los Balcanes, no seguías adelante porque no tenías información. Si no sé lo que pasa a dos kilómetros, pregunto a la gente. Si no hay nadie en la calle, si hay vacas abandonadas, hay que tener cuidado.
—¿En España se cubren bien las guerras?
—No hay tradición de cobertura de conflictos y ningún medio ha creado una escuela de periodistas. El Mundo es el que mejor periodismo de conflictos hace. Tiene a Javier Espinosa, Mónica García Prieto, 
Mónica Bernabé y Rosa Meneses. Algunos son del diario, otros freelance, trabajan con mucha cordura en Libia, Irak, Agfanistán y Siria. Diarios como La Vanguardia o El País tienen tradición de corresponsalías, pero no de enviados especiales. En los últimos años, con la idea de que tener a alguien en los conflictos es muy caro, no se han cubierto.
—¿A las televisiones les preocupa más mostrar que tienen alguien allí que el hecho de que informe realmente de lo que pasa?
—Eso lo cuenta muy bien Arturo Pérez-Reverte cuando dice que empezó a darse cuenta de que esto estaba muerto el día que le obligaban a entrar ocho veces en los informativos y eso impedía que buscara información. Se había convertido en un monigote, sólo interesaba que estuviera con una alcachofa de TVE diciendo cosas que no podía documentar y que leía de teletipos censurados. La Guerra del Golfo del  91 fue de escándalo. Las televisiones se gastaron un montón de dinero para no cubrir la guerra, sólo para tener sobre el terreno a personas muy cabreadas porque no podían moverse. Entraban en directo en los  informativos y en programas. Pasaba el día y no habían podido salir del hotel.

Niñas refugiadas albanokosovares, 1999. / Gervasio Sánchez
—¿Esto tiene vuelta atrás?
—Me encantaría, porque para mí el periodismo es tan importante como la sanidad y la educación. Es compromiso. Pero las empresas periodísticas no se diferencian de las de coches o tornillos. No se han dado cuenta de que del periodismo no se puede sacar un beneficio como si fuera una cadena de montaje... (seguir leyendo)

28 comentarios:

  1. Vaya entrevista, Dorothy.
    Gervasio Sánchez es sin ninguna duda uno de los grandes periodistas en activo de este país y desde luego, si alguien lo dudaba, leyendo tu entrevista debería despejársele la mente.
    Me gustan mucho tus preguntas, que van directas a las cuestiones que realmente importan, y las respuestas de este hombre no tienen ni un miligramo de paja, ni de autocomplacencia. Me parece muy buen profesional y desde luego, una persona con una calidad humana impresionante. Seguramente debe ser porque en ese oficio tuyo, ambas cosas deben ir de la mano.

    Me ha gustado muchísimo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., muchísimas gracias, pero cuando tienes alguien así delante no tienes que esforzarte. Da igual lo que preguntes, la respuesta siempre será interesante. Vino a la isla para dar una conferencia dentro del ciclo 'Si vols la pau, prepara-la' y nos dio un buen repaso, muy bien dado, a los periodistas. La semana después de entrevistarle no dejaba de darle vueltas a lo que soñaba con hacer mientras estudiaba...

      Un beso

      Eliminar
  2. Me parece una entrevista extraordinaria. He leído el artículo con miedo a encontrarme con relatos de atrocidades demasiado explícitos, gracias por no ponerlos. Aunque es muy duro lo que contáis me parece necesario, hay muchas cosas que nunca se me hubiera ocurrido pensar que son como las habéis contado, tenía ideas equivocadas sobre todo respecto a los Medios de Comunicación. Lo del premio de la UE es para llorar, es como cuando la gente no entiende qué significa que un país vaya a un conflicto en Misión humanitaria, en fin, si lo están haciendo para apoyar a una de las partes, qué más da?son menos culpables por eso? Es un tema muy complicado.
    Siempre he oído decir que el conflicto de los Balcanes ha sido de los más brutales.

    Excelente artículo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, lo de los medios de comunicación en los conflictos, sobre todo las televisiones, es una vergüenza. Desde principios de los 90, que fue cuando cambió todo. La información sobre las guerras sólo las leo en la prensa, jamás me fío de la televisión. Que la guerra de los Balcanes nos toque especialmente es normal porque está aquí al lado y es gente a la que sientes muy igual, además, era una guerra en la que tu vecino, con el que llevabas años relacionándote, podía matarte.

      Muchas gracias.
      Un besote

      Eliminar
  3. La entrevista es fantástica, pienso que debe ser dificil afrontar estos momentos de ojos de la guerra sabiendo que en cualquier mopmentos puedes volver a tu apacible hogar y dejar tras de ti tanta desolación. Hay que tener mucha fuerza para poder hacer este trabajo.

    He disfrutado leyendo la entrevista y como dices sus respuestas son muy interesante pero... las preguntas muy inteligentes eh!

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, gracias. Eso que dices tú que es difícil él lo soluciona volviendo a los sitios de conflicto e intentando saber qué ha sido de las vidas de las personas que conoció durante las guerras.

      Un besazo

      Eliminar
  4. Dotohy, es una entrevista tremenda, qué maravilla leer todo esto, me ha conmovido enormemente y no puedo sino estar de acuerdo con él 100%.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, es imposible no estar de acuerdo con él. Lo vas escuchando y te quedas como hipnotizada, pendiente de lo próximo que dirá.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Vaya!! qué hombre!! La netrevista no tiene desperdicio...En cuanto a las fotos, incribles, y curioso el por qué del blanco y negro. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, tú lo has dicho muy bien: ¡Qué hombre! Lo del blanco y negro siempre te esperas que te digas que es por el dramatismo, pero su explicación, además de curiosa, es muy cierta.

      Besines

      Eliminar
  6. Vaya entrada, me quedé muda y desangrada... Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Cari, no me digas eso, que me dejas preocupada...

      Un beso

      Eliminar
  7. Brillante. Una pluma, una cámara y una lengua clarividente son las armas de este prohombre. He disfrutado cada línea de la entrevista y sus verdades como puños cayendo a modo de proyectiles. ME encanta la gente posicionada que se atreve a decir lo que todo el mundo sabe y nadie dice.

    Muchas gracias por acercarnos su guerra y robarnos la paz. Enhorabuena por la entrevista, Marta.

    Mando mi ráfaga de besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, yo también prefiero la gente que se posiciona, que tiene las ideas claras, que dice las cosas como las siente aunque sepa que puedan doler. Hablar con Gervasio fue un placer, lástima no tener tiempo para hacerlo con calma, sin la grabadora ni la libreta ni los bolis de por medio.
      Espero que el robo de esa paz sea soportable. No me perdonaría que no lo fuera.

      Te devuelvo los besos, revelados y positivados

      Eliminar
  8. Pues no me ha gustado ese pesimismo que se adivina en el entrevistador, eso de

    Digas lo que digas, hagas lo que hagas, no cambia nada.

    es descorazonador, pero supongo que como en todos los periodistas vocacionales (que debieran ser todos) siempre aflorará el gusanillo de la vedad, de la honestidad para seguir luchando.

    Y es tan difícil ser un buen periodista como que te dejen serlo. Y es que como comenta los medios se han convertido en una máquina de obtener beneficios.

    En fin muchas más cosas se me ocurren...

    Felicidades por la entrevista.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, no debe ser fácil ver la vida de otro modo cuando has visto lo que ha visto él. Viviendo dentro debes ser muy consciente de lo que se podría hacer para solucionar esas situaciones y más consciente aún de lo que no se hace. Creo que debemos ser capaces, aprender a serlo, de diferenciar las buenas piezas que hay en los medios de la basura con la que buscan hacer dinero.
      Muchas gracias

      Besos

      Eliminar
  9. Impresionante entrevista, Dorothy. Por lo bien llevada que está por tu parte y por las cosas que cuenta este hombre. No puedo estar de acuerdo con algunas cosas que dice, pero lo comprendo porque están dichas desde la amargura y el pesimismo del que ha visto y ha vivido situaciones extremas. Yo tambien tengo amigos, de esos que Gervasio acusa de "prostitutos" y "sinvergüenzas", que han estado en Bosnia como observadores jugándose la vida durante la guerra y han visto cosas terribles que nunca olvidarán.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, gracias. Ya me imaginaba que tu caso sería un tanto especial, viviendo en Bruselas. Supongo que el riesgo en lugares de conflicto es el mismo para todos, pero la diferencia está en que unos tienen la capacidad de influir en la toma de decisiones con sus informes mientras que otros sólo pueden contar lo que pasa. Un mal trago para todos, en cualquier caso.

      Un beso

      Eliminar
  10. Une entrevista muy, muy interesante. Me llevo un montón de conceptos de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo, me alegro de que la hayas aprovechado.

      Besines

      Eliminar
  11. Me la he leído toda, Dorothy, muy muy despacio y ahora estoy a lágrima viva de pura indignación y desesperanza. Lo de ese señor serbio, ese héroe tendiendo la mano a la mujer, los niños, las palabra que valen por mil imágenes, el cinismo de los gobiernos, y ese "no valió para nada"... Una entrevista magnífica por ambas partes, entrevistadora y entrevistado.
    Besazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, te entiendo perfectamente. Cuando le escuchas con esas historias y ves esas fotos es imposible no emocionarte. Me alegro de que te haya gustado, pero el mérito es todo de Gervasio, con todo lo que tiene para contar da igual las preguntas que le hagas.

      Un besote

      Eliminar
  12. Excelente entrevista. Me gusta la honestidad que se ha dejado transmitir a través de sus palabras y que has sabido captar tan bien. Me gusta cuando el periodista dice que hay que dejar de hacer fotos en determinados momentos. Estoy de acuerdo.

    A propósito de este tema, te recomiendo (si no la has visto ya) la serie "The Newsroom", ahí se muestra claramente la presión de las cifras de audiencia y criterios no éticos para la información. Seguro que te interesa.

    Enhorabuena por la entrevista!

    Petonssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, moltes gràcies. Lo de dejar de hacer fotos en algunos momentos es tremendo. Hay quien lo hace, pero hay otros muchos que no, que siguen disparando sus cámaras. Todo el mundo me recomienda 'The Newsroom', pero aún no he podido verla. A ver si la consigo por algún lado, que le tengo muchas ganas.

      Un petonàs

      Eliminar
  13. Recuerdo perfectamente ese discurso de 2008 sobre la venta de armas que montó revuelo en su día pero, como dice el propio Gervasio, se diluyó después.

    Siempre me gusta conocer las opiniones y las vivencias de gente como este hombre. Han vivido de cerca algo que a nosotros nos llega, aunque horrible, de muy lejos. Se nota en sus convicciones y se nota que sabe narrar lo vivido como nadie.

    Aunque sabes que me encantan todas las entrevistas que nos regalas por aquí, creo que ésta se lleva la palma por ahora.

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, ese discurso fue muy fuerte en su momento y sí, es una muestra de que da igual lo que se diga, a los políticos les resbala todo porque saben que en un tiempo se habrá pasado todo.
      No me extraña que te guste, escuchando a este hombre te aseguro que te quedas embobada, le harías mil preguntas para que te siguiera contando. Hay gente que tiene historias interesantes que contar, pero no sabe sacarles provecho. Pero él, además de tenerlas, las sabe explicar.
      Muchísimas gracias. A mí también es de las que más me gustan.

      Besines

      Eliminar
  14. ¡Enhorabuena por la entrevista! Ya sé, ya, pero poco más puedo añadir. Buenas preguntas y mejores respuestas de alguien que no se muerde la lengua. He "disfrutado" cada palabra, más así debería poder leerse en la prensa diaria.
    Esta pregunta: ¿A las televisiones les preocupa más mostrar que tienen alguien allí que el hecho de que informe realmente de lo que pasa? Es de 10, muchas veces lo pienso.

    De verdad, Dorothy, gracias por traerla aquí.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ely, muchísimas gracias. Me alegro de que la hayas disfrutado, pero, insisto, el mérito es todo suyo. Estoy convencida de que le preguntas una tontería y te contesta algo fabuloso.

      Un besazo
      y de verdad, Ely, de nada.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...