miércoles, 14 de noviembre de 2012

De por qué no he hecho huelga

Marta Torres / Diario de Ibiza
No quiero este gobierno. Tiemblo cada vez que saca las tijeras. Me duelen las historias que me han contado en la cola del paro. Me estremezco de horror con cada familia que se queda sin su casa. He abrazado mientras lloraban a madres de niños discapacitados a las que han arrebatado las ayudas de la Ley de Dependencia. Me entristezco cuando los estudiantes me cuentan que apenas hacen  exámenes y trabajos porque este curso son muchos en clase y el profesor, con el aumento de horas, no puede corregir tanto. Me da miedo que pierdan la vista las personas que llevan más de un año y medio esperando una cita con el oftalmólogo y los dolores de los que hace nueve meses que aguardan que les llamen para entrar en un quirófano. Hay noches que las historias de Alberto, Carmen, Juan Carlos, Francisca, Inés y muchos otros que me han contado sus problemas en los últimos meses no me dejan dormir. Y a pesar de eso hoy he ido a trabajar. Esta mañana he cogido mi libreta, mi arsenal de bolígrafos, mi grabadora y mi cámara de fotos y me he ido primero a la redacción y después a la manifestación. ¿Por qué? Por principios y por rebote. Por principios porque no trabajo de periodista, soy periodista. Veo el mundo con esos ojos, para lo bueno y para lo malo (hay cosas en las que preferiría no haber reparado), incluso de viaje me fijo en detalles que los demás no ven y estoy convencida de que en un análisis de sangre me encontrarían posos de tinta. No concibo no informar de algo importante. Y el 14N había que contarlo. Y ahí viene el rebote. Los periodistas de prensa diaria toda la vida hemos celebrado las huelgas el día antes, así el día de la convocatoria los periódicos son unas pocas páginas sin contenido propio, sin reportajes ni entrevistas ni crónicas, sólo con noticias de agencia, y además se cubre bien la jornada de paro. Porque la gente tiene derecho a estar informada. Los periodistas no trabajamos con barras de pan, tiestos de plantas o cafés con leche, trabajamos con dos derechos fundamentales, el derecho a la información y el derecho a la libertad de expresión. Señores representantes sindicales, no entiendo que nos hayan pedido a los periodistas de los diarios lo mismo que nos piden todos los días los políticos (los mismos a los que critican) y sus responsables de prensa: que no informemos, que nos quedemos en casa, que no salgan los diarios (un secreto: la magia protege a los diarios, siempre salen, da igual si se va la luz, se cae el sistema o hay problemas en la rotativa, acaban saliendo), que con algún digital que lo cuente tienen suficiente. ¡En la situación en la que está el papel! ¡Con la falta de rigor que impera en la mayoría de los digitales! Así que hoy mi libreta, mi bolígrafo dorado, mi grabadora con 21 cortes de voz, mi vieja Nikon y yo hemos salido a la calle para contar cómo ha ido su 14N. Con la cabeza bien alta.

48 comentarios:

  1. Yo lo entiendo como tú. El periodista necesita fisiológicamente estar donde sucede la noticia y en el momento apropiado. Lo contrario es hacer lo de Tersch (TeleMadrid), grabar una narración (previa a los acontecimientos) que la huelga no ha valido para nada, no tenía razón de ser,... etc. y ponerlo en diferido un día después.

    Gracias a vosotr@s, los periodistas comprometid@s, la voz de la calle puede tener Eco y llegar a todas las partes.
    Podemos ver distintas facetas de la realidad:
    - excesos policiales aislados, pero dignos de retrato,
    - piquetes que se pasan tres pueblos,
    - vándalos descerebrados,
    - mayoría pacífica de un pueblo harto,
    - gente que no quiere hacer la huelga,
    - gente que por sus circunstancias (presiones, miedos, escasez de dinero...) no puede hacerla.
    aunque por principios la haría

    Y que no me entere yo que la bajas un centímetro. Imagina un collarín firme de nuestro apoyo que no te permite hacerlo.

    Un beso informado, gracias a ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, creo que ningún periodista serio consideraría Telemadrid un medio de información, en todo caso un medio de desinformación. Tranquilo, que la cabeza no la bajo ni para no darme un coscorrón porque soy bajita y no me hace falta.

      Un beso de papel y tinta

      Eliminar
  2. Yo no hago huelgas nunca (dentro de lo que puedo hacer, porque soy estudiante), por la sencilla razón de que me obligan a hacerla. El día que haya libertad de la de verdad para ir o no ir a las huelgas, entonces me lo plantearé, pero mientras los representantes del asunto se dediquen a poner silicona en las cerraduras, y mientras los empresarios tengan que bajar las trapas de sus negocios por miedo a que les rompan los cristales, yo paso de huelgas. Ya elegiré cuando de verdad me dejen elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Key, espero de verdad que cuando dejes de ser estudiante de verdad puedas elegir si ir o no a la huelga, porque muchos adultos, por desgracia, tampoco pueden decidir. Por miedo, básicamente. Debería ser libre, no deberían poner silicona en las cerraduras ni romper lunas de escaparates. Cuando eso pasa, pierden un poco de la muchísima razón que tienen.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo en que no puedes exigir que respeten tus derechos a base de pisotear los de los demás porque en ese caso pierden toda la razón que pudieran tener. Lo de los diarios digitales es un terror, escriben cualquier cosa y la gente se la cree porque es más fácil eso que pensar y contrastar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las venas no sé si tendrás tinta pero en el alma seguro que sí, por eso tienes ese punto extra de ver un poco más allá.
      Besines

      Eliminar
    2. Norah el respeto debería estar por delante de todo. Carga contra los políticos, pero no contra alguien que está como tú. a los digitales hace tiempo que les hago el vacío. He visto muchas atrocidades, incluso dar por muertas a personas que estaban vivas por no contrastar una información y querer adelantarse a todos los demás. es vergonzoso. Lo de ver algo más es como todo, tienes que querer y, además, entrenarlo.

      Un besazo

      Eliminar
  4. Por supuesto estoy contigo. Los periodistas deben informar... y si sólo informan los que no están de acuerdo con la huelga, sólo tenemos una visión del asunto. Creo que la huelga exime a los periodistas. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saramaga, eso mismo pensé yo. Pero ayer viví situaciones tan absurdas como que la representante en sanidad de un sindicato convocante no quisiera dar cifras de seguimiento. ¿Qué quería? ¿Que pusiéramos únicamente lo que decía la conselleria de Salud? Surrealista.

      Un besote

      Eliminar
    2. ¿En serio?... Madre mía... de verdad que a veces se pierde la perspectiva...

      Eliminar
  5. Conociéndote sólo por lo que nos vas escribiendo en este blog, creo que más periodistas como tú faltan en este país.

    La información es sensible y fácil de manipular, pero debe existir siempre. Lo comentaba entre amigos cuando comenzaron los primeros coletazos del 15-M y partes del colectivo eran reacios a permitir que los periodistas les grabasen o interrogasen. En la sociedad en la que vivimos, quienes queremos que las cosas cambien realmente necesitamos de los medios de comunicación.

    Después, cada uno tenemos nuestras ideas y cada medio nos cuenta las cosas a su manera, pero esa pluralidad no es mala. Ahora que la desinformación está tan de moda, muchos se olvidan de que la peor de todas ellas es el silencio.

    Sólo una de las muchas razones por las que cada vez entiendo menos el papel de los sindicatos. Llevo años intentando dilucidar qué pintan.

    Besines y gracias. Es un placer atisbar gente que mantiene intacta la pasión por lo que hace en esto de informar. Sin estar dentro del mundo del periodismo, intuyo que escasea bastante :)

    Besotes, hoy ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, con el 15M también tuve mis más y mis menos por eso que dices. Muchos decían que no querían medios, que con las redes sociales les bastaba. ¿Tiene un tuit la misma validez que una página de un diario? Creo que no. Hay gente que se alegra cuando un diario que no le gustaba tiene que cerrar. No lo entiendo. El cierre de un diario, independientemente de su calidad y de su línea editorial, es siempre una pérdida de pluralidad. Entiendo que se desconfíe de los medios cuando hay grandes empresas detrás, pero incluso así encuentras siempre textos que se salvan de la quema. Además, siempre he defendido la figura del periodista de provincias, el reportero Tribulete, el que es un miembro más de la comunidad, conoce el terreno que pisa y la gente para la que escribe, con el que se meten en el súper cuando algo no ha gustado y al que se acercan las señoras cuando ha escrito algo bueno de verdad, el que ve pasar políticos legislatura tras legislatura y no se inmuta ni inunda las redes sociales de indignación cuando alguno de ellos le hace un feo porque sabe que la noticia no es él. Créeme, Rober, de esos hay más de los que la gente cree, pero apenas se conocen.

      Los sindicatos deben existir, pero deben tamnbiñen replantearse algunas cosas que hacen y dicen.

      Un beso.
      Y gracias, de verdad

      Eliminar
  6. Gracias por hacer que la gente como mi marido y yo, que a pesar de nuestros años de experiencia y nuestras licenciaturas llevan años sin encontrar un puesto digno de trabajo, sea oída. Si no hubo más participación fue porque la gente tiene miedo a represalias en sus empresas y les descuentan el dinero de ese día de trabajo. Yo, ni compré ni llevé a mi hijo al cole. Algo es algo....
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, ni se te ocurra dar las gracias. Es indignante que gente formada y con ganas de trabajar como tú y tu marido no encuentre un empleo en condiciones. Quizás la huelga no tuvo el seguimiento esperado, pero las manifestaciones fueron mucho más numerosas que otras veces. Debemos quedarnos con eso. Yo sólo compré un botellín de agua porque llevaba horas en la calle y me moría de sed, pero no lo compré en un supermecado si no en un colmado de los de toda la vida, de los que atiende la abuela en delantal y que lo están pasando mal.

      Un beso
      Y muchísima suerte

      Eliminar
  7. Bien argumentado Dorothy. Sobre todo me ha gustado eso de "soy periodista, no trabajo de periodista". Esa frase lo dice todo.
    Yo también soy periodista aunque no ejerzo, y creo que me hubiese costado,en un día como el de ayer, permanecer al otro lado. Pero también entiendo a quienes siendo periodistas o cualquier otra profesión vocacional han hecho huelga.

    Tema difícil, sin duda.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, un día como el de ayer es como un día de elecciones, si trabajas como periodista nmo tienes el día libre y te quedas en casa, es que no eres periodista. y estás deseando cambiar de trabajo.

      Un besazo

      Eliminar
  8. Creo que la información es un derecho que debemos tener todos, y me alegro de que tanto tú como otros compañeros tuyos decidiérais mantenernos informados. Por otra parte hay muchas formas de hacer huelga y muchas personas que aún apoyando la huelga ha debido tomar otras iniciativas porque con el gobierno actual un nuevo trabajador que decida ejercer su derecho puede terminar el la calle. Ahora mismo los trabajadores nos hemos puesto al nivel de la posguerra en que había señoritos y esclavos y los primeros hacían lo que querían con los segundos.
    La huelga la llevaremos todos cada día como una bandera, sea como sea la forma en que la expresemos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, sinceramente creo que lo que más sirve hoy en día es salir a la calle, hacer ruido y tocar los c... Aunque tengo mis dudas de que nos escuchen.

      Un besazo

      Eliminar
  9. Veo necesario que personas como tú, periodistas de vocación - eso se nota- salgan a pie de calle y nos informen de todo lo que acontece, por que a ver quien lo haría sino porque el gobierno da los datos que les conviene y los sindicatos mas de lo mismo así que el periodista imparcial es un PODER super importante que yo personalmente valoro Muuuuucho.
    Te doy las gracias por tu disposición y tus ganas de informar.
    Un beso Dorothy :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, creo que ayer los políticos estaban deseando que los periodistas hicieran lo que habían pedido los sindicatos, lo que no dice mucho de ninguno de ellos y es muy triste.

      Un besote

      Eliminar
  10. Hay determinadas profesiones que tienen que estar al pié del cañón, informando a la opinión pública de que está pasando y esas reacciones contra la prensa no dejan de ser una sencilla estupidez o como arrojarse piedras contra su propio tejado. La huelga puede ser lo que es gracias a su difusión. El silencio es el peor enemigo de lo reivindicativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, no podría haberlo dicho ni resumido mejor "el silencio es el peor enemigo de lo reivindicativo".

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Dorothy, todo un acierto esta visión, porque no hay que olvidar que la información y el derecho a ella es algo más que necesario y más en estos tiempos. Pero siempre hay gente de cortas miras, en todas partes y para todos los bandos, pero no por ello hay dejaremos de usar el menos común de los sentidos. Un besote y pa´lante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, que los políticos quieran silenciarnos, algo que toreamos todos los días, es normal, pero que lo hagan los sindicatos... Espero que al sentido común le quede una larga vida.

      Besines

      Eliminar
  12. Y es que la información debiera estar en esos servicios mínimos que determinan las huelgas.

    Tenemos derecho a estar informados del mismo modo que tenemos derecho a estar bien informados. Aunque muchas veces es más culpa del lector que el editor de la mala prensa; y es que tendemos a que nos regale los oídos en la prensa diaria. Preferimos escuchar lo que nos gustaría oír, aún sabiendo que son falacias.

    La prensa de este país no goza de una salud de hierro pero también es culpa de los consumidores de la misma. Y es que preferimos una mentira que nos satisfaga a una verdad que nos duela.

    Sólo hay que darse una vuelta por facebook para ver las animaladas que se cuelgan.

    En fin siento haberme desviado del debate.

    Y lo peor es que la huelga, masiva o no, no habrá servido para nada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, evidentemente la responsabilidad va en los dos bandos, si la gente no es capaz de diferenciar una buena información (rigurosa, con datos, con detalles, que da voz a todos los implicados y bien escrita) de los esperpentos con los que nos encontramos todos los días en Internet estamos perdidos. Pagar un euro y medio por un café nos parece normal y pagar un euro por un diario nos parece muchísimo. Yo por Facebook hace dos años que no paseo y soy mucho más feliz y me enfado menos.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Vaya, venía dispuesta a cargar las tintas, pero tengo que reconocer que me has convencido. Entiendo tus motivos y los respeto: el derecho a la información no debería cortarse en un día tan importante, de paralización del país. De todas formas -tú debes saberlo mejor que nadie- la manipulación o, mejor dicho, la falta de información sobre temas que nos atañen en todo el mundo sería también uno de los motivos para hacer denunciar. El control de los medios por parte de los gobiernos es lo que los hace tan poderosos y a nosotros/as -el pueblo llano- tan vulnerables.
    Por otro lado, no sé si te lo han apuntado por aquí, pero cada vez más, yo me sirvo de las redes sociales para informarme (me fío de mis amigos, de su criterio): vídeos grabados con el móvil, comentarios y opiniones fundadas en blogs, facebook, twitter... algo está cambiando y a pasos de gigante.
    Molts petonsssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, lo de que los gobiernos controlan los medios lo acepto en las televisiones públicas, pero no es verdad en la mayoría de diarios. Te aseguro que cada día, varias veces, los periodistas recibimos llamadas de políticos o de sus cargos de confianza para presionarnos para que publiquemos o no publiquemos algo o para que lo enfoquemos de la manera que más les conviene. Y cada día, varias veces, colgamos el teléfono seguros de que no vamos a ceder. En el diario en el que trabajo escribo lo que quiero y como quiero. Nunca me he sentido coaccionada por mis jefes, si no todo lo contrario. De las redes sociales no me fío. He visto cómo mataban a gente que aún estaba viva y cómo se difundían vídeos trucados como si fueran verdades absolutas. Miles de personas rebotando mentiras que acaban siendo verdad de tanto que se repiten. En las redes sociales hay mucha gente que tiene criterio, pero la mayoría no y se cometen auténticos abusos. Para informarme, cada día leo cuatro diarios (además del mío y el de la competencia),veo informativos de varias cadenas, escucho la radio, doy un repaso a Twitter y leo varios blogs sobre actualidad. Creo que la única manera válida para informarte sin miedo a que te manipulen es hacerlo consultando medios diferentes y opuestos así, entre todos, acabas separando la esencia, lo común, de la paja.

      Petonassos

      Eliminar
  14. Estoy de acuerdo contigo en todo. Realmente no sé cómo va a acabar la prensa en papel, quizás cambien los soportes pero a día de hoy lo que tengo claro es que en general la información de los medios digitales no es una alternativa seria.

    Hace mucho tiempo que le perdí el respeto a los sindicatos. Pienso que en este momento están completamente deslegitimados debido a sus comportamientos anteriores. Además, da la sensación de que se trata de cuotas que tienen que rellenar y que realmente reaccionan tarde y mal.
    Hay grandes profesionales en el periodismo hoy en día pero por desgracia, no gozan de la representatividad social que deberían tener. Como suele ocurrir con casi todo, tenemos lo que nos merecemos.

    Un beso combativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., yo sí sé cómo va a acabar la prensa en papel, desapareciendo, pero no creo que eso implique que los digitales vayan a ponerse a la altura, para eso haría falta que hubiera periodistas de verdad, que salgan a la calle, en vez de periodistas que no se mueven de la silla y se limitan a refritar teletipos y notas de prensa sin cuestionarse nada.
      Los sindicatos son necesarios, pero no como son ahora, les hace falta un cambio radical para acercarlos a la realidad.

      Un beso en las barricadas

      Eliminar
  15. Yo no llevé a mis hijos al colegio. Pero parte de mi trabajo, consiste en el transporte escolar, que, se supone que es un servicio mínimo, así que fui por los chicos, este año, llevo niños con Síndrome de Down, y han ido todos, porque necesitan tratamiento, fisioterapia, etc. y sobre todo porque no llevan muy bien eso de salirse de la rutina diaria. Por eso, cuando nos hemos encontrado ruedas ardiendo en medio de la carretera, los chicos, se han puesto nerviosos hasta el punto de tener que unirme a mi acompañante en la labor de tranquilizarles.
    Pero no me han parado, me considero un profesional, no he hecho ni un servicio en todo el día. Pero no entiendo porque se tiene que limitar mi libertad, cuando considero que la protesta va precisamente contra la manera en que están condicionando nuestra libertad y la calidad de vida de quien va más justo. Y por último, me pregunto si en vez de detenerme a mí, las ruedas hubiesen detenido a la ambulancia que llevase una urgencia grave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubén, hay cosas que deben estar por encima de todo y una de ellas es la seguridad, especialmente de los niños, que ayer no tenían nada que ver con la jornada de huelga. No eres el único que ha tenido esa sensación, pero hay que tener en cuenta que la mayoría de los piquetes y manifestantes se comportaron como tocaba, aunque algunos cafres no lo hicieran. Conozco la importancia de las rutinas para niños como los que ayer llevabas y espero que, aunque se asustaran un poco, se recuperaran rñapido del susto.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Comparto tu opinión y tu derecho, y obligación, de contar lo que ocurre alrededor de una máquina de escribir (metáfora). Lo que ocurre en nuestra sociedad hay que difundirlo. Lo que gritamos los ciudadanos en un día de HUELGA GENERAL no se puede quedar guardado en nuestras gargantas. Enhorabuena, Dorothy y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Koncha, gracias, a mí todo esto me ha parecido algo incomprensible, no lo he entendido y, además, me ha hecho ver a los sindicatos con otros ojos.

      Un beso

      Eliminar
  17. Hola Dorothy. Estoy de acuerdo en lo que expresas. Yo hice huelga porque esto cansada de tanta injusticia, pero te entiendo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, si hubiera trabajado en otra cosa, te aseguro que hubiera hecho huelga. Y si la huelga la hubiéramos hecho como toda la vida, el día antes, también.

      Besines

      Eliminar
  18. Muchas son las profesiones que no nos permiten hacer huelga por el motivo que sea. Bien por informar, bien por atender... y eso no significa que no pensemos que tiene razón quien se manifiesta.
    Besos, gran entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo, efectivamente. Además, creo que hoy en día son más útiles las movilizaciones que las huelgas.

      Un besazo

      Eliminar
  19. " No trabajo de periodista, soy periodista". Ya esa frase dice mucho de ti, más periodistas como tú debería de haber en este país.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, gracias. Por suerte hay muchos, te lo aseguro, pero la mayoría pasan desapercibidos.

      Mil besos

      Eliminar
  20. Pues muy bien, me parece una opción tan válida como la otra. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, yo hubiera hecho huelga, si la hubiéramos hecho como toda la vida, el día antes, no el mismo día.

      Un beso

      Eliminar
  21. Estoy totalmente de acuerdo contigo. No sé si te gustan las series televisivas, pero están pasando una, aquí en Bruselas, que va mucho del oficio del buen periodista: "The Newsroom". El guionista es Aaron Sorkin, el del "ala oeste de la casa blanca" (otra serie imprescindible, impagable). No te la pierdas, varás que va mucho con lo que acabas de contar.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, me han hablado de ella, tengo pendiente ponerme con ella porque todo el mundo me dice que me va a gustar muchísimo.

      Un beso

      Eliminar
  22. Pues me hubiera gustado leer tu crónica, ¿se puede leer?

    ResponderEliminar
  23. Icíar, claro que se puede leer, no os la he puesto porque es muy local, pero si quieres leerla aquí tienes el link. No teníamos mucho espacio porque, aunque algunos trabajamos, el diario salió bastante más pequeñito.

    http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2012/11/15/cerca-6000-personas-recortes/588779.html

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Yo también voy a leer ese enlace, sabes que me gusta como lo cuentas. Y sí, eres periodista y si tú y otros no estáis en la calle y nos lo contáis entonces ¿qué?

    gracias.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ely, esa es la misma pregunta que me hice yo cuando escuché, ojiplática, a los responsables de los sindicatos.

      Un besazo

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...