miércoles, 27 de noviembre de 2013

'La piedra de moler', madre soltera en los años 60

Si hubiera sabido de qué iba 'La piedra de moler', de Margaret Drabble, no la hubiera leído. Pero me fío de la colección Rara Avis de Alba y, además, hace unos meses que decidí dejar que las cosas me sorprendieran. Ir al cine sin saber nada de la película, leer los libros sin ni tan siquiera echarle un ojo a la contraportada, comprar discos a sordas, estrenar restaurantes de los que nadie me ha hablado... Si las cosas malas llegan por sorpresa, ¿por qué no dejar que las buenas también lo hagan? Por compensar, digo. En fin, que así acabé leyendo esta novela protagonizada por Rosamund, una joven "con una conversación inteligente, cierto prestigio heredado, un piso estupendo para dar guateques y un magnífico par de piernas" que acaba embarazada del primer hombre con el que se acuesta. Y no es que esté yo mucho por la maternidad ahora. O sí, y por eso prefiero alejarme de todo lo que me recuerda a ella. Tampoco lo sé. El caso es que he leído esta novela desde fuera, sin implicarme, interesándome por esa chica que vive sola en un piso enorme que le han dejado sus padres (que se han ido a trabajar a África), pero sin meterme de lleno en su historia. Me conmovió esa Rosamund que acaba gastando en una fiesta improvisada la botella de ginebra que compra para provocarse un aborto, la que escucha la radio para oír al padre de su hija y sentirlo más cerca, la que se enfrenta sola a todo lo que se le viene encima. Me ha conmovido en esos momentos, pero también la hubiera estrangulado en muchos otros porque no he entendido algunas cosas. A mí, que soy muy para afuera, que no sé esconderme, que no tengo miedo a expresar mis sentimientos, que soy transparente como un cristal, no entiendo que oculte la noticia a la gente que tiene más cerca y que, tarde o temprano, se darán cuenta. No entiendo que no se suelte con nadie. Que sea tan para adentro. Que necesite demostrarse tanto que ella sola puede con todo. Que convierta la valentía en una tortura y una condena. Que no necesite a nadie. Que ni siquiera quiera a alguien. O, si lo quiere, ni siquiera sea capaz de decirlo.

"Una mezcla peculiar de confianza en mí misma y de cobardía ha caracterizado mi trayectoria vital: casi se podría decir que éstos son los elementos de los que está hecha mi vida. Tomemos, por ejemplo, la primera vez que intenté pasar la noche con un hombre en un hotel. Tenía a la sazón diecinueve años, la edad apropiada para ese tipo de aventuras, y, huelga decirlo, no estaba casada. Sigo sin estarlo, un hecho que tiene cierta importancia, pero ya volveremos sobre ese punto. Si no recuerdo mal, el chico se llamaba Hamish. Sí, eso era, lo recuerdo perfectamente. Tengo que tratar en serio de no menospreciar a nadie. Después de todo, lo que admiro en mí no es la cobardía, sino la confianza."

Título: 'La piedra de moler'
Autora: Margaret Drabble
Editorial: Alba
Colección: Rara Avis
Páginas: 264
Precio: 19€
Otras reseñas de Rara Avis:
-'La formación de una marquesa', Frances Hodgson Burnett
-'Geishas rivales', Nagai Kafu

40 comentarios:

  1. A mi me gustó mucho el libro. La historia en sí del embarazo me pareció solo la excusa perfecta para analizar lo que son los comportamientos humanos siempre afectados por nuestro entorno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, no ha sido por el tema del embarazo, el problema es que no he llegado a empatizar del todo con la protagonista, no la he entendido.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues a pesar de que no te llegase muy adentro, creo que me puede gustar. Aunque me pasa como a tí, no sé si estoy ahora mismo con ganas de leer sobre la maternidad...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saramaga, espero que te guste. A mí es que leer sobre la maternidad me da mucha pereza. Me he dado cuenta ahora.

      Besotes

      Eliminar
  3. No lo leí, la verdad que la temática no me entusiasma.
    Yo también soy de ver o de leer muchas veces sin tener idea de qué va, me gusta muchísmo cuando no le ponés expectativa a algo y luego te sorprende un montón...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, supongo que no esperar nada de algo es lo más justo, no lo pones en el reto de tener que alcanzar ningún imposible. Pero me cuesta mucho hacerlo. soy taaaaan curiosa...

      Besines

      Eliminar
  4. Pues a mí de entrada ya me interesa aunque a tí te haya faltado algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albanta, si te interesa seguro que te gusta mucho más que a mí.

      Eliminar
  5. Parece una historia dura -al menos para la protagonista- y un drama en general. Creo que me puede llegar a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, es dura, pero la verdad es que la protagonista lo lleva con una naturalidad que, al menos a mí, me ha dejado perpleja. Espero que te guste.

      Eliminar
  6. Pues creo que la crítica al engaño es una buena moraleja y un buen punto a favor del libro. Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pakiko, sí, si el libro no está mal, pero no entender a la protagonista me ha dejado completamente fuera de la historia.

      Besotes

      Eliminar
  7. Dorothy, ¡¡quiero este libro!! Me parece muy interesante lo que cuentas de él. Lo de beber una botella de ginebra para provocarse un aborto lo leí en otro libro, o era algo parecido. En cualquier caso, aunque tú hayas sentido de estrangular a Rosamund yo quiero conocerla. Lo apunto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, por lo visto lo del alcohol como abortivo era lo que intentaban muchas antiguamente, igual que lo de saltar desde alto. Deseo de verdad que tú y Rosamund os llevéis muy pero que muy bien.

      Un beso

      Eliminar
  8. Pero, pero ¿esto que es? ¿una desrecomendación? ¿un no-me-ha-llegado-pero -a-ti-podría? quiero leerlo y como además, está ya entre mis posesiones lo haré.
    Eso sí, hay que dejarse sorprender, me gusta la filosofía del descubrimiento que nos dejas :)
    Besitos Dorthy pa´fuera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, esto es un no he entendido a la protagonista y he leído el libro como quien lee la parte de atrás de un champú nuevo en el pasillo del súper. ¡Viva la filosofía del descubrimiento!

      Besotes

      Eliminar
  9. Tengo este libro por obra y gracia de un kindle-flash que me lo ofrecía tirado de precio ¡¡como para rechazarlo!!. Y oye, no lo creerás, pero hay gente así, que vive para dentro porque no sabe/puede/quiere hacerlo hacia fuera. Sí, conozco a bastantes personas así. Vaya, existen y son de carne y hueso!! :P ¿Me dan ganas de estrangularles? La mayoría de las veces no, la verdad. Tal vez porque haya terminado por entenderlos. De todas formas ya te contaré si querré estrangular a Rosamund o qué :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, sé que hay gente que vive así, pero a mí me cuesta entenderla. Me cuesta entender que alguien no se suelte en ningún momento con nadie. Siempre hay que tener una vía de escape, y es lo que he echado de menos en este libro. Espero de verdad que me cuentes si hay estrangulamiento o no, aunque, por lo que comentas, ya imagino que no.

      Un besote

      Eliminar
  10. Dices que si hubieras sabido de que iba, no la hubieras leído. Pero, después de haberla leído ¿te ha gustado? ¿te arrepientes?
    No la conocía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, no me arrepiento nunca de casi nada, sólo de haberle hecho daño a alguien con esta bocota mía que siempre se empeña en decir lo que siente. ¿Me ha gustado? No mucho, la verdad. Podría no haberlo leído, me ha parecido prescindible.

      Besines

      Eliminar
  11. Creo que esta mujer no me caería bien y acabaría por cogerle manía a ella y al libro. Y mira que los de rara avis no suelen decepcionar, igual en otro momento.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, pues eso me ha pasado, que lo cogí a ciegas porque Rara Avis me encanta, pero supongo que no te puede gustar todo todo todo de una colección.

      Besotes

      Eliminar
  12. Bueno, tendré que comprobarlo por mí misma, que también tengo ya el libro. Ya te contaré, a ver cómo me cae. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, ¿qué ha pasado con ese libro que lo tiene todo el mundo? Si todas lo hemos comprado los de Alba ya se pueden jubilar. Espero que te guste más que a mí.

      Un besazo

      Eliminar
  13. Pues Dorothy, por lo que cuentas parece ser uno de esos libro que te impregnan con su historia y quieras o no se quedan dentro porque parece que a mi me ha pasado tan solo com lo poco o mucho que explicas de él, la protagonista parece estar viviendo una de esas buenas etapas de independencia y sutil felicidad cuando de repente se encuentra con lo improvisto del embarazo...
    Me quedo por saber mucho mas de este libro!

    A mi también me gusta sorprenderme de todo lo nuevo de la vida, aunque cada vez me cuenta mas eh!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, si te ha llegado lo poquito que yo he escrito, seguro que te encanta el libro. Rosamund es muy independendiente porque no tiene a nadie de su familia a su lado. Sin ayuda y sin agobio.

      ¡Que te lleguen muchas sorpresas!

      Besines

      Eliminar
  14. Pues yo creo que soy de las que tú llamas "para adentro". Me gusta afrontar las cosas sola y solo cuando las tengo encauzadas hablo de ellas. Me identificaría en este sentido con la protagonista...
    Besos,
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, 'parafueras' y 'paradentros' somos difíciles de entender y cuando en una pareja hay uno de cada manera... A nosotras nos saca de quicio no saber qué piensa o qué le pasa a la otra persona y a vosotras os agobia que os lo contemos siempre todo. Difícil combinación, ¿verdad? Seguro que empatizas con Rosamund.

      Un besazo

      Eliminar
  15. El libro me llama mucho, a pesar de los peros que le pones: supongo que yo soy de esas "para adentro" y comprendería mejor a la protagonista. De todas maneras, tendré que acercarme a la historia en su conjunto a ver qué tal. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, tú y Carmen os entenderíais bien, veo. Yo es que soy de un 'parafuera' que, en ocasiones, tumba. Espero que te guste.

      Un besote

      Eliminar
  16. Pues a pesar de no convencerte, a mí me ha llamado la atención, así que si probablemente caiga.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, ya sabes que aquí las reseñas son muy muy muy personales, así que es bastante probable que aunque a mí no me haya convencido mucho, a ti sí.

      Besos

      Eliminar
  17. Me pasa iguakl con esta colección, me he fiado siempre de que iba a coger algo que me gustaría y no me he tropezado. Este no lo he leído... y no me llama especialmente. Pero lo cierto es que todos tropezamos en alguna lectura porque no nos llega
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo, es que la colección Rara Avis es una apuesta casi segura. El libro es bueno, pero no me ha llegado porque no he entendido a la protagonista.

      Un beso

      Eliminar
  18. Una entrada redactada con mucha melancolía o tristeza, o quizá con un poco de ambas, ¿me equivoco? Más suerte la próxima vez :) una sorpresa agradable

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azalea, hay veces que nos forzamos a escribir y el momento tiene más que ver con lo que escribimos de lo que pensamos. Cada día hay sorpresas agradables si te fijas bien.

      Un besazo

      Eliminar
  19. Lo he visto reseñado en tres o cuatro blogs y me lo apunté del tirón =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Pues yo me he leído este libro y me gustó mucho, la verdad, me pareció una novela muy inteligente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar Lou, no digo que no lo sea, digo que no he entendido a la protagonista, lo que me ha alejado bastante del libro.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...