miércoles, 20 de noviembre de 2013

Callejones que salen al paso

M. T.
Creo en las señales. En la justicia poética. En los tauro. Y en los leo, ya puestos. En la media naranja, a pesar de los limones. En Truman Capote. En los lápices. En los libros de títulos largos. En las cámaras con ojos de cristal. En el fondo oscuro de los cajones. En el papel de regalo. En las tijeras que recortan camisetas. En las primeras notas de las canciones que te hacen volar. En el olor de las flores frescas. Y en unos girasoles de plástico. En el fuego. En contar el tiempo con olas. En la mano de Fátima que nunca perderé. En el horno encendido. En el sueño de la luna que sonríe. En los callejones que salen al paso.

44 comentarios:

  1. Hay callejones que en lugar de encerrarte te enseñan la puerta abierta ;)

    Un texto precioso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, y callejones sin salida que te enseñan a saltar muros. ;)

      Gracias
      Un besazo

      Eliminar
  2. Yo también y lo hago con todas mis fuerzas. Muchas veces creo que mi alrededor me chilla dándome ánimos y enviándome señales que yo no he aprendido a leer. Pero cuando me encuentro con una que prácticamente me da una bofetada para que la entienda me relajo y pienso que en realidad el mundo se confabula para ayudarnos en muchas ocasiones aunque estemos ciegos.
    Muchas calles con ese nombre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, yo he creído siempre en las señales. Supongo que es una manera de hacer la vida y las decisiones más fáciles. Además, creo que hay cosas por las que la vida no te va a permitir pasar o te va a obligar a pasar, así que ya se encarga el universo de hacerte llegar a ese punto.

      Seguro que tienes alguna con ese nombre cerquita
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me ENCANTA !!! De verdad verdadera :) , la esperanza y las ilusiones son al final las que mueven la vida !!

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ariamsita, y no te olvides de los sueños, sin ellos, no podríamos levantarnos cada mañana.
      ¡Me encanta tu entusiasmo!

      Un besazo

      Eliminar
  4. ¡Qué bonito! Yo también creo, en muchísimas cosas y en muchas personas. ¡Eso sí!, en los girasoles de plástico no, jajjaa (es que no me gustan nada de nada de nada las flores o plantas de plástico).
    Beso Dorothy, me gustó un montón este breve texto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, es que si no creemos en algo la vida se hace muy cuesta arriba. Si te fijas pone "unos" girasoles de plástico y no "los" girasoles de plástico. Adoro las flores frescas, siempre tengo un par de ramos en casa, pero esos girasoles...

      Muchas gracias, Eva
      Un beso enorme

      Eliminar
  5. Me has hecho volar y no dejar de creer en todas esas cosas que pasan por nuestra vida de puntillas pero que son tan importantes, nunca perderemos la esperanza Dorothy :)

    Mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, siempre me he fijado en esas cosas que pasan de puntillas, siempre he pensado que nos querían decir alguna cosa, supongo que como no creyente necesitaba creer en algo. La esperanza nunca se pierde, pero a veces cuesta recordar dónde la has puesto

      Besotes

      Eliminar
  6. Creer es la fe de los no creyentes. Me gusta. Me encanta.
    Cree en todo lo que te remueva, lo que te haga sonreír.

    Me encanta estar por aquí de nuevo, rubia peligrosa.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cita, lo que te remueve no siempre te hace sonreír, pero lo que importa es que te llega. ¿Rubia peligrosa? Voy a ver si encuentro el peligro...

      Un beso

      Eliminar
  7. Maravillosa entrada. Estoy de acuerdo en que la vida te pone señales, símbolos que hay que interpretar para poder seguir adelante o para no olvidar el camino de regreso.
    Sigues en forma, viva la "mujer de verde".

    Un beso que sale al paso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, no suelo olvidar los caminos de regreso, por suerte o por desgracia, no los olvido nunca. Tampoco me pierdo nunca, creo que llegué a tiempo al reparto de sentidos de la orientación. No sé si en forma, pero sigo. El verde y el negro ya sabes que son colores que combino bien.

      Un beso antes de entrar en el callejón

      Eliminar
  8. Me encanta la foto... Te imagino con ella a cuestas a ver lo que te encuentras. Bonita entrada la de hoy. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, al final de ese callejón, en el que hay cuestas y alguna escalera y está cubierto de ramas, hay una casa cerrada a cal y canto. Así que mejor quedarse con el letrero, ¿no?

      Muchas gracias
      Besines

      Eliminar
  9. Este credo tan particular y lleno de encuentros fortuitos me ha alucinado. Cómo me gustan estos momentos tuyos.
    Por cierto (y siguiendo con libros) me recuerdas que tengo pendiente leer El callejón de los milagros, que visto tu cartel, tampoco desentona.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, me alegro de que te gusten, los escribo y luego muchas veces pienso "pero... ¿dónde vas escribiendo esas cosas?". Pues no, no desentona nada ese título. Yo oigo la palabra callejón y pienso en el Callehón Diagon ;)

      Un besazo

      Eliminar
  10. Tu entrada y la foto son... ¡¡esperanzadoras!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, tu entrada me ha recordado la canción country Believe, es de mis favoritas. Deberías creer en los scorpio y ¡en las hadas! Qué bien cuando nos traes luz.
    Besos, resplandeciente Dorothy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, ¿los escorpio? Pues eres la primera escorpio que tengo cerca... No soy yo muy de hadas, en todo caso creeré en las brujas y en las xanas. Siempre hay luz, pero es la oscuridad lo que necesitas echar fuera.

      Un besazo, hada Norah

      Eliminar
  12. Qué bonita entrada, me ha llenado de ilusión y te lo agradezco; qué lindo tener este credo particular para avanzar con ánimo por la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aglaia, pues si te ha llenado de luz e ilusión la que tiene que agradecer soy yo. Cuanto más cuesta avanzar más te esfuerzas en encontrar lo que te sirva de excusa para seguir adelante.

      Besotes

      Eliminar
  13. ¿y en los escorpio no? jajajaj
    Me ha encantado esta entrada.
    Yo creo en mi sofá con mantita que me espera al llegar a casa... :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saramaga, pues después de Norah eres la segunda escorpio que conozco. Es curioso, pero tauros y leos es lo que más abunda en mi vida. y algunos acuarios. Pero tauros y leos lo que más. Yo al sofá le estoy cogiendo algo de manía. No sé por qué...

      Un beso!

      Eliminar
  14. Hermoso credo! Yo también creo en las señales, al menos en algunas :) Creo que hay cosas y personas que se cruzan en nuestra vida , justo en el momento adecuado. Y no creo que sea simple casualidad.

    Besintes, Dorothy! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, yo tampoco creo que sea simple casualidad, o al menos no quiero creerlo, que para el caso es lo mismo, al fin y al cabo todo tiene el valor que tú mismo le das.

      Besines

      Eliminar
  15. ¡Qué bonita entrada! Llena de ilusión, de esperanza, de ganas de vivir...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, esta entrada es como la risoterapia: reír de mentira para acabar riendo de verdad.
      Gracias

      Un besazo

      Eliminar
  16. Me encantan los callejones que salen al paso y la luna cuando sonríe :-) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, el callejón, en la ciudad antigua; la luna cuando sonríe la puedes escuchar un poco más arriba, debajo del perfil.

      Besotes

      Eliminar
  17. Y si es el callejón Esperanza mejor que mejor. Ah, Dorothy , y cuidado con los lápices, no son nada de fiar...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, en esta profesión he aprendido a llevar siempre un lápiz de esos con sacapuntas incorporado. ¡Los bolis se acaban cuando menos te lo esperas! Para lo mío, con que lo escrito dure un par de horas, me basta.

      Mil besos

      Eliminar
  18. Yo viví hace años al lado de la calle del Desengaño en Madrid. Ahora me explico todo lo que me pasó.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... Visto así, mi calle no me dará problemas sentimentales, como mucho, alguna vía de agua.

      Besines

      Eliminar
  19. Postales que comparto y señales en las que creo. No hay mejor sitio que un callejón evocador para.... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, ...para parar y pensar en las cosas con la cabeza, no con el corazón, que en mi tiene un problema de personalidad y se cree cerebro.

      Un beso

      Eliminar
  20. Dicen que creer es poder, en eso consiste la esperanza. Y el día en que esta falte, el caminar por la vida no dejará de ser un aburrido transcurrir por una calle... sin sentido.

    (Veo que te traes entre manos una lectura que te dejará la piel fría, ponte los guantes si baja el mercurio del terror. A ver que te parece, a mí me gusto mucho. Petonets.-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Krust, a veces es difícil creer, a veces necesitas que algo te recuerde la esperanza.
      (Ya lo acabé, lo he disfrutado muchísimo, aunque terror terror he pasao poco)

      Petonets

      Eliminar
  21. ¿Crees en los Tauro? Di que sí. Yo también. Aunque cada día me lo ponen más difícil ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goyo, si tú y yo no creemos en los tauro... ¿Dejamos de creer en nosotros mismos? ;) A mí hay otros signos que me lo ponen difícil.

      Un beso

      Eliminar
  22. Dí que sí: si no hay esperanza, ¿qué nos queda?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, si no hay esperanza lo que nos queda es peor que si no quedara nada.

      Un abrazo

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...