miércoles, 27 de junio de 2012

'Memorias de África', una baronesa en Kenia

África me persigue. Quizás soy yo la que la persigue, pero me hago la ilusión de que es ella. África subsahariana es uno de mis viajes pendientes. Era mi apuesta para las pasadas navidades, pero China se cruzó en nuestro camino. Así que, mientras llega el momento, me conformo con los libros. 'Memorias de África' no es una historia de amor. No la historia de amor con la que Meryl Streep y Robert Redford nos hicieron soñar a finales de los 80 (¿quién no ha querido que le laven así el pelo?). 'Memorias de África' es la grandísima historia de amor de su autora, Isak Dinesen (pseudónimo con el que la baronesa Karen Blixen firmó el libro), con el lugar en el que le tocó vivir en una etapa de su viva. Todas y cada una de las palabras del libro (compuesto por 'Lejos de África', un relato del día a día de la vida en Kenia, y 'Sombras en la hierba', textos en los que recuerda algunas de las personas que compartieron su experiencia) son una declaración de amor a un país que la sedujo, del que se enamoró profundamente (quién sabe si para compensar la falta de amor de su matrimonio), que le permitió ser la mujer fuerte y decidida que era y que, con todo el dolor posible, tuvo que abandonar antes de cumplir los 50 años. Es un libro para leer con calma, con tiempo, despacito, parando de vez en cuando para cerrar los ojos e imaginar sin prisas paisajes y personajes, un libro para degustar con tranquilidad, digiriendo bien. Hay escenas que me causan rechazo. No soporto los momentos en que Karen o alguno de los amigos occidentales que visitan su finca cafetera cazan animales, leones, en concreto. Algunos de ellos a petición de los masái, según cuenta, desesperados porque se comen sus vacas y bueyes. Es duro leer la muerte de esos maravillosos felinos, pero hay que tener en cuenta que el libro se publicó en 1937 y que Karen Blixen vivió allí a principios del siglo XX.  Sorprende, en cambio, el cariño y la comprensión con los que la escritora danesa habla de sus trabajadores, sus aparceros y sus vecinos en el cafetal, todos ellos kikuyus, masáis e indios mahometamos migrados a África. Cariño y comprensión incluso en las situaciones más crudas y rocambolescas. Las descripciones de los paisajes (la sabana, las montañas, los caminos, las noches, las puestas de sol con animales...) conmueven el ánimo. Y las de los personajes hacen que te encariñes con todos ellos: Kamante, el niño con una enfermedad en las piernas que, una vez curado, decide quedarse a servir en la casa de la escritora; Farah, su fiel servidor que superó la gripe española; el jefe masái que muere sobre una lujosa tela escocesa; el camarero que huyó cruzando el continente sin miedo a los leones; Knudsen, el amigo que quería crear un estanque en la granja... La emoción, sin embargo, se concentra en las últimas páginas. En el dolor con el que la baronesa, tras una drástica bajada del precio del café, tiene que vender su granja, sus tierras, y volver a la fría y aburrida Dinamarca, lejos de un país y un continente que llenaron su vida de luz y de aventuras.

"Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong. El ecuador atravesaba aquellas tierras altas a un centenar de millas al norte, y la granja se asentaba a una altura de unos seis mil pies. Durante el día te sentías a una gran altitud, cerca del sol, las primeras horas de la mañana y las tardes eran límpidas y sosegadas, y las noches frías. 
La situación geográfica y la altitud se combinaban para formar un paisaje único en el mundo. no era ni excesivo ni opulento; era el África destilada a seis mil pies de altura, como la intensa y refinada esencia de un continente. Los colores eran secos y quemados, como los colores en cerámica. Los árboles tenían un follaje luminoso y delicado, de estructura diferente a la de los árboles de Europa..."

Título: 'Memorias de África'
Autora: Isak Dinesen
Editorial: Círculo de Lectores
Páginas: 384
Precio: 3€ (segunda mano)

38 comentarios:

  1. Es un libro que no he leído, aunque tengo muy buenas referencias…
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, es un libro maravilloso, pero hay que ser muy consciente de que no tiene nada que ver con la película. No hay ninguna historia de amor ni ningún personaje que puedas imaginar como Robert Redford. Hay gente que me dijo que le había decepcionado, pero me temo que es porque esperaban lo mismo que habían visto en la película.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me suena mucho este título pero por su adaptación cinematográfica de la década de los ochenta. Tendré que echar un ojo al libro. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Offuscatio, el libro no tiene nada que ver con la película. Sidney Pollack rodó una historia de amor y el libro explica muchísimas cosas de la vida de Blixen en África pero el amor romántico ni se huele.

      Un beso

      Eliminar
  3. No he leído el libro ni he visto la película, pero me llama más la atención iniciarme con la obra literaria; por lo que dices, además, no tiene nada que ver con el film. Apuntado está, 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, la película es fabulosa, creo que es una de las historias de amor más bonitas que he visto, pero el libro es completamente diferente. Es un relato sincero e intenso de una europea en África negra a principios del siglo XX. Con sus alegrías y sus miserias. Con momentos muy emocionantes y otros muy duros. Eso sí, requiere tiempo, no es un libro que puedas leer en dos días si quieres asimilarlo bien.

      Un besote

      Eliminar
  4. A mi la pelicula me encanta, pero no sabia que el libro poco tiene que ver. Sin duda me atrae, porque todo lo que este escrito con amor hacia la tierra en la que se desarrolla al final se plasma en el texto y nos llega a los lectores dandonos unas ganas tremendas de viajar y conocer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xula, yo también soy una enamorada de la película. Pensando después de leer el libro empiezo a pensar que Sidney Pollack creó el personaje de Robert Redford para convertirlo en el destinatario de todo el amor, el misterio y la pasión que Blixen sentía por África. Me gusta leer libros ambientados en lugares lejanos, pero sobrealimentan mis ganas de viajar y conocerlos y no están las cosas ahora para eso.

      Besos

      Eliminar
  5. Por Dios, qué ganas me han entrado de ir a la librería y comprarlo. Mi viaje de novios fue a Kenya y una de las excursiones era precisamente ver la casa de Karen, cerca de Nairobi.
    Volví a ver la película después de regresar y me trajo tantos recuerdos... Kenya es el país más mágico que existe. Sin duda, tengo que volver algún día. Y por supuesto, leer el libro, que no tengo perdón.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, creo que la casa de Karen que hay ahora la construyeron toda de nuevo, a través de alguna foto y de las descripciones que hacía la escritora. No sabes qué envidia me da saber que fuiste a Kenia. Yo también hago eso de ver una película del país cuando acabo de volver de vacaciones. Cuando veo 'La boda del Monzón', por ejemplo, me emociono mucho recordando una boda a la que fui a India. Espero que puedas volver a Kenia en algún momento.

      Un beso

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho tu post de hoy, sí señor. No he visto la película, pero entiendo lo que dices de esas escenas que provocan rechazo: a mí también me harían sentir incómoda. Tengo pendiente esto, y cuando digo esto es bien el libro, bien la película, pero uno de los dos ha de caer.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azalea, puedes ver la película o leer el libro. Lo que más te apetezca. Los dos son fabulosos. Yo no podría quedarme con sólo uno de los dos porque, siendo lo mismo, son absolutamente diferentes. Que decida el destino: lo primero que se cruce en tu camino.

      Besines

      Eliminar
  7. He visto la película y desde entonces quiero leer el libro, lo tengo entre mis pendientes desde hace meses, a ver si puedo ponerme pronto con él
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, sobre todo, cuando te pongas con el libro no esperes la historia de amor de la película. Si lo haces, te decepcionará. Pero si te olvidas de la película, piensas sólo en los maravillosos paisajes que se ven ella y dejas que el libro te sorprenda, seguro que te gusta.

      Un besote

      Eliminar
  8. Recuerdo cuando vi la película, qué impresión me causó. Memorias de África está en mi lista top 10 de todas las películas de todos los tiempos. Me encanta la fotografía, los diálogos, ese personaje de Robert Redford, y sobre todo la visión de África; aunque, como dices, en el film no se habla del enamoramiento con el continente, sí se palpa, se deduce ese amor por África que sintió la autora. "Yo tenía una granja en África, a los pies de las colinas..." Me encanta esa voz en off del principio.
    Tu entrada es excelente, transmite esa pasión por África y analiza los recovecos de la novela sin desvelar demasiados detalles.
    Petonsssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, 'Memorias de África' estaría también entre mis películas favoritas y, como bien dices, esa voz en off del principio es como un canto de sirena, es imposible escucharlo y no quedarse enganchado a la pantalla. En el libro no hay amor entre dos personas, pero no se echa nada de menos. No hay epacio ni palabras huecas que te permitan acordarte de que en la película había una grandísima historia de amor. Muchas gracias.

      Petonassos

      Eliminar
  9. Como sabes, esta novela la tengo entre mis pendientes, y ya tenía muchas ganas de leerla pero leyendo tu reseña se han multiplicado por 100.
    No he visto la película, pero por lo que me han dicho no tiene nada que ver con la novela.
    En fin, cuando la lea haré también una reseña y hablaré con más propiedad.

    Abrazos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MAV, deseo que te guste. De hecho, creo que tienes más posibilidades de que te guste si no has visto la película. Eso sí, cuando lo acabes, busca la película porque vale muchísimo la pena. Ya nos contarás.

      Un beso

      Eliminar
  10. Leí el libro y ví la película. Ambos me gustaron mucho, aunque, años después, me acuerdo perfectamente del film y casi ni recuerdo el libro. Ya sé, ya sé, es una vergüenza. Voy a tener que releer el libro. Por cierto, tú que eres tan amante de Africa, ¿ya has visto "las minas del Rey Salomón" con Stewart Granger y Deborah Kerr"? El otro día la volvieron a pasar por TCM. Agghhh, qué maravilla. La podría ver setecientas veces.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, es que Meryl y Robert hacen que se te olvide todo. Estoy convencida de que ahora, si volviera a ver la película, seguramente se me olvidaría parte del libro. ¿'Las minas del rey Salomón'? ¿Con Stewart Granger y Deborah Kerr? No sé cuántas veces la he visto. Me encanta. Igual que 'La reina de África'. No me cansaría nunca de verlas.

      Besos

      Eliminar
  11. El libro no lo he leído pero la peli la he visto ufffff es que me encanta!!!

    Leer y hacer tuyas esas descripciones y pensamientos de la protagonista tiene que resultar mágico.
    Ese es el privilegio de la lectura que no da el cine.

    Lo tendré en cuenta Dorothy, Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, creo que la película nos gusta a casi todos. El gran disfrute del libro es precisamente eso que comentas. Lees lo que explica, paras un momento, cierras los ojos y piensas en lo que debía ser eso en aquella época. Por eso digo que es un libro que necesita tiempo y calma.

      Un abraszote

      Eliminar
  12. Pues es un libro que no me había llamado la atención porque he visto tantas veces la película que no me apetecía ponerme con una historia que conozco tan bien. Pero si dices que es tan diferente, tendré que darle una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, a mí también me pasaba eso, que pensaba que la historia era la misma. ¡Si hasta en la portada del libro aparece una imagen de la película! Pero no. No te preocupes porque todo es diferente, nuevo. Blixen explica anécdotas, preocupaciones de su día a día y va presentando a todas las personas que tiene a su alrededor, sus criados, sus amigos, sus aparceros... Es muy interesante.

      Un besazo

      Eliminar
  13. Lo tengo en mi poder, pero sin leer todavía, asi que he visto la reseña por encima sólo, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, no te preocupes, no cuento nada. Bueno, casi nada. Espero que, si te pones con él, lo disfrutes.

      Un beso

      Eliminar
  14. Como me gustó este libro, me hizo soñar aún más con Africa, no sé si conseguiré volver otra vez, apenas toqué el norte y era una cria. Pero a partir de ahí he leído todo lo que ha aparecido de esta mujer, me parece admirable sobre todo por la capacidad de describir y transmitir su pasión por lo que amaba.
    Me alegra que te haya gustado.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elysa, seguro que vuelves. Cuando un país o un continente se te meten tan dentro que no puedes olvidarlos, se vuelve. Blixen es, como bien dices, una mujer admirable por todo lo que hizo en su época. Llevar prácticamente sola una granja en África a principios de siglo no debía ser tarea fácil.

      Besines

      Eliminar
  15. soy rara, soy rara. Lo sé, me lo repito una y otra vez pero aún no me hago a la idea. Es que creo que soy de las pocas que aún no han visto esta peli, pero mejor, creo que así difrutaré mucho más el libro.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lissy, rara rara no, pero un poquito rara, sí. Jajajaja... ¡Es broma! No podemos haberlo visto ni leído todo. Es imposible. Pero tanto si lees el libro como si no, te la recomiendo, porque es preciosa. Escucho la banda sonora o las primeras palabras que dice Meryl Streep y se me va la cabeza a esos paisajes que espero ver algún día.

      Un besote

      Eliminar
  16. Es una auténtica preciosidad, y es como lo dices, tan alejado de la versión cinematográfica, y sin embargo igual de bonito o más. No es tanto el amor a un hombre como el amor a Africa. A mí también me sorprendió muchìsimo la forma en que tenían de cazar, a veces sencillamente por ver caer a los animales, eso es algo que ahora no se entiende, y que para seguir viéndola a ella con los mismos ojos, me dije lo mismo que tú, que era cosa de aquella época.
    Muy buen libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Icíar, es verdad que, aunque sea difícil de creer, es uno de esos extraños casos en los que no podría escoger entre la película o el libro. Son igualmente maravillosos y, cada uno a su manera, cuentan una historia sobre un amor inolvidable. Blixen me da mucha pena. Imagino cómo tuvo que ser el regreso a Dinamarca. Pasar de la libertad, del sol, del calor, de las aventuras, del exotismo... a un país aburrido con unas normas sociales estrictas. No sé cómo aguantó.

      Unbeso

      Eliminar
  17. Tiene muy buena pinta, además es interesante encontrar libros a este precio, y la verdad es que a veces me gusta pensar quien era su anterior dueño o dueña. No sé curiosidad.
    Por aquí me quedo, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, bienvenida, quédate todo lo que quieras. Yo soy fan de los puestitos de libros de segunda mano de los mercadillos.¡Encuentras auténticas gangas! Y sí, es inevitable pensar en quién lo tuvo antes. Quién lo compró con cariño y lo leyó con ganas. Me gustan mucho cuando tienen alguna inscripción o algún papel entre sus páginas. A éste, por desgracia, le quitaron una de las páginas en blanco del principio. No dejo de pensar qué ponía.

      Un beso

      Eliminar
  18. Tengo la película algo difusa, la he tenido que ver pero hace ya bastante tiempo. Aunque, si son tan distintas, casi que mejor. Así la versión cinematográfica no me distorsiona la novela ;)

    Me la apunto. ¡Aunque no sé de donde voy a sacar tiempo para leer tantísimas cosas que apunto!

    Besines ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, aunque la hubieras visto hace poco no creo que por ello se te distorsionara la novela. Recordarías los paisajes, pero todo es tan diferente que no creo que se contaminen. Mi lista de apuntados también es enorme...

      Un besote

      Eliminar
  19. De esta me matas o por lo menos me regañas... No he visto la película ni he leído el libro. Y ahora lo peor.... me da una pereza tremenda la historia.
    No ses muy dura, Dorothy, jajaja.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, ni mato ni regaño. El instinto asesino me lo guardo para los políticos y mi parte regañona, para los becarios que, dentro de unos días, tendré a mi cargo. Entiendo que te dé pereza, pero si pillas por casualidad un día haciendo zapping en casa la película, dale una oportunidad. Aunque sólo sea para ver a Robert Redford, que está increíblemente guapo.

      Un besazo

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...