viernes, 1 de marzo de 2013

Nuestra tormenta

Marta Torres

Hay tormenta. Y pienso en la nuestra. Rayos. Truenos. Y la nuestra en silencio. No hay gritos. Ni reproches. Ni siquiera miradas que hieran. Duele lo que esconden los silencios. Hay tormenta. Y fingimos que no pasa nada mientras nos vemos desangrarnos.

51 comentarios:

  1. Esos silencios tan dolorosos... al menos con los truenos se descarga,y luego sale el sol.

    Feliz fin de semana (tormentoso o no, disfrútalo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que duele de los silencios es lo que no se dice, pero escuchas.

      Preveo un fin de semana horroroso, por el trabajo y por lo que me toca del trabajo :(

      Eliminar
  2. Aunque también dicen que si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, mejor no decirlo.. ¿¿Esto es de una canción?? Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, eso que comentas es de una canción, sí, de Manolo García, para más señas.

      Un besote

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. No se que he hecho con el comentario. ¿Habrá tormenta eléctrica?, Lo repito:

    Las tormentas meteorológicas me gustan por la fuerza que liberan, por el desgarro.Las silenciosas y personales son las que me asustan.
    Tu texto transmite ese miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reve, el comentario estaba, no te preocupes, pero la tormenta eléctrica también estaba. Ayer aquí hubo tormenta con lluvia, truenos, rayos y viento. No pude resistirme. Bajé a la playa a verla y a caminar tranquila por la orilla. Acabé empapada, pero nueva. Las personales son las que asustan, sí. Mucho.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Desoladora entrada Dorothy. Confío en que no sea algo personal.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaal, aquí, siempre, es todo personal.

      Besos

      Eliminar
  6. Esos silencias son demoledores, terribles, peor que la mas grande de las tormentas, espero que pronto la energía estalle y se empiece a hablar y se suelte todo lo que hay dentro.

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, yo también prefiero los gritos y los portazos, aunque luego haya silencio no es el mismo silencio.

      Un besazo

      Eliminar
  7. De acuerdo contigo, a menor estridencia mayor devastación.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. para mi no hay mayor tormenta... que el silencio...
    un beso fuerte amiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marieta, es que el silencio es la peor tortura posible.

      Un besote

      Eliminar
  9. Con lo que me gustan a mí las tormentas en otras circunstancias... Toca acamparse Dorothy, y esperar que amaine.
    Besos, bella Ariadna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, las tormentas, en casita con un buen libro y una copa de buen vino son deliciosas. Ahí ando, esperando.

      Un besazo, preciosa

      Eliminar
  10. Nunca llueve eternamente es lo único que e me ocurre decirte. La foto me ha encantado y la letra también pese a la tristeza. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, lo sé, pero el tiempo que pasa hasta que pare es siempre largo.

      Gracias.
      Besines.

      Eliminar
  11. Nada pesa mas que las palabras necesarias nunca dichas.

    Nada hiere mas que el silencio cuando se necesita sonido.

    Aqui también llegaron los rayos y truenos, pero no me atreví (ni se me ocurrio) salir a pasear-empaparme por mi playa.

    ...pero como soy bueno, te hubiera secado gustoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guille, totalmente de acuerdo. ¿Secarme? No me hizo falta, directa a la ducha.

      Eliminar
    2. Mujer, me refería a después de la ducha.

      Añado mas, mi amabilidad me hubiera llevado a enjabonarte (si era necesario).

      Eliminar
  12. Pues qué quieres que te diga... yo prefiero el silencio. Estoy saturado de gritos que hieren y que hacen daño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, el silencio está bien si no hay cosas pendientes que decir o gritar.

      Eliminar
  13. Bueno Dorothy, anímate, porque ya sabes que "después de la tormenta siempre llega la calma".
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, no es la tormenta lo que me preocupa, es la calma lo que me tiene en vilo.

      Un besote

      Eliminar
  14. Las tormentas silenciosas son las peores, porque no se ven venir...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, y si las ves venir tampoco puedes hacer nada porque si lo haces te acusan de fomentar la pelea.

      Un abrazote

      Eliminar
  15. Tiene tantas lecturas tu pequeño texto que sólo puedo felicitarte por tu capacidad de síntesis. Esperemos que escampe. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, pues escoge la lectura que más te guste. Yo también espero que escampe.

      Un besazo

      Eliminar
  16. A mí siempre me han gustado las tormentas, pero claro, las otras: las de rayos y truenos, y desde la distancia.

    Cuando nos pillan cerca y no hay estruendos o relámpagos que nos alerten, siempre me surge esa impotencia de no saber si correr o no a atecharme en algún sitio, o seguir caminando un rato más.

    Las nubes negras también las termina arrastrando el viento, aunque las silenciosas se resistan un poco más. Mucho ánimo, y espero que pronto llegue algún claro.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, las tormentas calentito en casa, o caminando bajo la lluvia son geniales. Yo, en esos casos, si no tengo que ir al trabajo sigo caminando a paso normal, mojándome, no me importa. Si aún estoy trabajando, a cobijarme.
      Sí, las nubes silenciosas cuesta más que se vayan.

      Un besazo

      Eliminar
  17. A menudo... el silencio escribe sus propias palabras... a su propio paso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ramón, el silencio, paradójicamente, habla mucho.

      Eliminar
  18. Duele mucho el silencio cuando se están esperando palabras que nunca llegan a decirse... Me encanta tu forma de escribir. Como dices tanto con tan poco...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, muchas gracias. El silencio es una tortura cuando esperas una explicación.

      Un besazo

      Eliminar
  19. Las tormentas silenciosas son desgarradoras, todo lo que hay dentro que nunca se llega a decir...
    Me ha recordad a un verso de Feliu Formosa: "La constant amenaça de les coses no dites..."
    Me gusta mucho cómo escribes, ya lo sabes.
    Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, "la constant amenaça de les coses no dites..." M'encanta! És tan cert... Maleeixes el silenci perquè necessites una explicació o saber el que a l'altre li passa pel cap. Però també agraeixes el silenci perquè potser el que escoltaries és el contrari del que voldries que et diguessin.
      Moltíssimes gràcies.

      Un petonàs!

      Eliminar
  20. En toda relación la peor tormenta es preferible, al más insignificante de los silencios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. T. Rex, totalmente de acuerdo, pero los hay que prefieren los silencios a las tormentas. Encontrar el punto medio no es fácil.

      Eliminar
  21. Totalmente de acuerdo con T Rex, te iba a decir algo parecido.
    Las tormentas me encantan (y no me refiero a las de las relaciones). En Buenos Aires había unas tormentas espectaculares, siempre las recuerdo (en Madrid nada que ver).
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, las tormentas en las ciudades no me han gustado nunca, a no ser que estés en casa calentita, pero en la playa o en el campo me gustan muchísimo. Bajas un momento, te empapas, la ves, la sientes y vuelves a casa en un minuto a la ducha calentita. Tendré que pasar por Argentina para ver una de esas tormentas, de verdad, no en silencio.

      Un besazo

      Eliminar
  22. Sin duda es la mejor metáfora para esas situaciones, tormentas muy sentidas-
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, las tormentas son una gran metáfora para muchas cosas.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Esas tormentas son las peores. Con las otras sabes a lo que atenerte, pero estas tormentas de límites tan difusos y a la vez tan concretas, son las que realmente te remueven, las que perduran en el recuerdo, las que hacen daño...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., siento lo mismoq ue tú, pero hay quien las prefiere, prefiere el silencio que las palabras porque las palabras le hacen más daño. A mí es el silencio lo que me hiere.

      Un beso

      Eliminar
  24. ains, no me gustan esas tormentas...la foto es espectacular....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, creo que esas tormentas no le gustan a nadie.
      Muchas gracias.

      Un besote

      Eliminar
  25. Espero que sean tormentas ficticias... Me ha gustado mucho, sencillo y que llega.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, muchas gracias. ¿Ficticias? No, pero, al menos, son pasajeras...

      Un besazo

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...