domingo, 30 de diciembre de 2012

¿Aprender a seducir?

En el diario tenemos una biblioteca. Una sala para entrevistas forrada de estanterías donde acaban los libros que envía la editorial Alba (del mismo grupo que el diario), los que nos envían personalmente otras editoriales y que no nos llevamos a casa y todos los estudios e informes cuando hemos acabado de pelearnos con ellos. El otro día, refugiada en la biblioteca para hablar por telefono cotilleaba sin mucho interés algunos de los libros y me topé con éste: 'Taller de seducción. Guía para mejorar ka autoestima, gustar a los demás y abrirte al amor', de Enric Castellví. La pregunta que me planteé es evidente: ¿Se puede aprender a seducir? Creía y sigo creyendo que no, que saber hacerlo es algo que tienes o no, que no puedes aprender y que, además, que es una cualidad que surge dependiendo de a quién tengas delante. Pues bien, el señor Castellví defiende que sí se puede aprender. He leído la mitad del libro (las partes de explicación, los ejercicios para practicar ni los he mirado) y, sinceramente, sigo pensando que no, que no se puede aprender a seducir, por mucho que diga el autor de este libro que sí. En 'Taller de seducción' se nos dice, por ejemplo, que a una cita hay que ir arreglado adecuadamente (a las chicas nos recomienda que sepamos bien dónde vamos para no acabar con deportivas en la discoteca o con stilettos en el bosque), oler bien y que tendremos más posibilidades de éxito si somos guapos, altos y delgados. Creo que eso es algo que todos sabemos. ¡Si hasta somos capaces de anular una cita porque nos ha salido una espinilla o nuestra esteticién está de baja y no hemos podido depilarnos! Sí que nos recuerda que hay otras cosas importantes en la seducción, como los gestos, las miradas, los tonos de la voz, los roces aparentemente casuales... Sinceramente, si en una cita tienes que estar pendiente de todo eso, es imposible que la disfrutes. Además, pondrás ojitos sin pensarlo si la otra persona te gusta, jugarás con un mechón de tu pelo (según Castellví esto les gusta a los hombres) inconscientemente si estás nerviosa y lo de tocar como sin querer, si la otra persona no te da pie, puede hacer que te dé una taquicardia sólo pensando en qué momento debes hacerlo. ¡Qué estrés! Vaya, que no he cambiado de idea, que creo que a seducir no se aprende (de la experiencia, puede, pero no leyendo un libro), que las artes de seducción surgen cuando las necesitas y que, además, no todos somos iguales, de manera que lo que a una persona le parezca irresistible será ridículo para otra. ¿Qué pensáis? ¿Se puede aprender a seducir? ¿Cuál es vuestra principal arma de seducción?

"Los hombres, en su gran mayoría, se dejan deslumbrar
por el adorno femenino, por la superficie.
Todo oro y joyas, muy poco de lo que observan es la propia mujer.
¿Y dónde, quizá preguntes, puede encontrarse el objeto
que desencadena tal pasión?
El ojo es engañado por el sabio disimulo del amor"
Ovidio

Título: 'Taller de seducción'
Autor: Enric Castellví
Ilustraciones: Oliveiro Dumas
Editorial: Alba
Páginas: 214
Precio: 14€


51 comentarios:

  1. Estoy contigo, si tienes que estar pendiente de qué hacer en cada momento se pierde frescura y naturalidad y eso la otra persona lo nota. Para seducir hay que ser uno mismo, aunque todos mostramos nuestra mejor cara delante de la persona que nos gusta. Lo malo ya irá saliendo ;-). En mi caso, no sé como seducía(ahora no lo intento), siempre me han dicho que era por mi sonrisa así que yo no dejo de sonreir por si acaso, jeje.
    Besos y que entres muy bien en el 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, eso mismo es lo que pienso yo. Además, cuanto más me interesa la persona, más torpe soy, no sé si le pasará igual a todo el mundo. A mí siempre me dicen que los ojos, la mirada, pero no sé...

      un besazo
      y feliz 2013

      Eliminar
  2. No se aprende mas que con intento error...exceptuando las personas suertudas que lo arrastran desde la cuna.

    A mi lo del pelo me parece una chorrada (¿no seré un hombre?)-

    A tu pregunta contesto que suelo ser natural, total se me descubre enseguida. Y si gusto que sea por quien soy, no por una mascara.

    Y creo que hacer reir es imbatible.

    Eso si, hay que empezar cuando los altosguaposdelgados han abandonado la sala, sino se rien contigo y se encaman con ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guille, puedes aprender algo con intento-error, es verdad, pero como el objetivo es siempre diferente no sirve de mucho. A mí lo del pelo también me parece una chorrada, como muchas otras cosas que aparecen en el libro. Gustar por cómo eres es lo ideal, pero, reconozcámoslo, a la mayoría no nos gusta del todo cómo somos, así que intentamos parecer mejores.
      Tienes razón, en el caso de las mujeres, si nos hacéis reír tenéis la mitad del camino hecho. ¿Con los hombres pasa lo mismo?

      Eliminar
  3. Y yo que suelo huir de libros de este tipo...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, yo también, pero al verlo allí, con una cita en puertas, decidí darle un ojo... Curiosa que es una.

      Besines

      Eliminar
  4. Creo que saber seducir es algo que surge de manera natural; no sé si un manual puede enseñar a algo que debería surgir de manera espontánea... Además seguir las indicaciones quita toda la frescura al hecho de seducir. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, creo que nadie puede seguir todas las normas en ese momento. Si puedes tenerlas en cuenta y aplicarlas es porque a quien van dirigidas no te interesa lo suficiente. Si te gusta y quieres seducirlo tu cabeza está en otro sitio.

      Un besazo

      Eliminar
  5. Es que la seducción es todo un arte y no siempre acertamos con nuestras "tácticas" veo que hay que tenerlo todo estudiado y no dejar nada al azar...
    Este libro debe ser leído con mas atención de lo que a primera vista pensamos.
    Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, este libro defiende precisamente eso, que hay cosas que hay que tener en cuenta. Tiene bastante de autoayuda, aunque no creo que haya que hacerle mucho caso.

      Un besazo

      Eliminar
  6. Jajaja qué libro tan 'curioso' por no decir otra cosa...
    La seducción se puede practicar, y al tomarnos un par de copas y deshinibirnos, nos puede salir mejor... o peor, quién sabe. El caso es que tiene que ver mucho con la confianza en uno mismo y la seguridad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azalea, curioso, lo dices bien. Yo hay dos cosas que hago mejor con un par de copas, y ninguna de ellas es seducir, para lo que soy un poco pato. Sí, creo que la confianza y la autoestima tienen mucho más que ver con la seducción que cualquier otra cosa.

      Un besín

      Eliminar
  7. Ni de palo se aprende a seducir. Para eso tendrías que saber qué le seduce a la víctima y es imposible porque cuando lo sepas es que ya lo has seducido, vamos que es algo que se sabe a toro pasado. El libro ese puede estar bien para echarse unas risas pero para eso me quedo con la peli "Cómo casarse con un millonario" y no pierdo tanto tiempo. ¿Mi arma de seducción? Ja, aquí iba a estar yo si tuviera una. Siento no poder ayudarte, pero en cuanto lo averigüe te lo digo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, me encanta tu contundencia. Efectivamente, cuando ya lo sabes es porque ya lo tienes, y entonces de poco sirve, a no ser que tengas que volver a seducirlo. La película es divertidísima. Seguro que tienes alguna, aunque no la quieras confesar.

      Besines

      Eliminar
  8. Pues chica, yo tampoco me creo que un libro te enseñe a seducir, sino que es algo que se tiene o no se tiene. Es como la coquetería, hay quienes lo son de serie y otras que ni de coña. También depende del partenaire y otros aspectos ¿verdad?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kayena, yo no creo que nadie pueda enseñar a seducir, y menos un libro. Hay veces que te sientes seductora sin pretenderlo y otras que quieres serlo y no te sale. Y sí, depende de que la otra persona te dé un poco de pie. Si te da alas, vuelas.

      Un besazo

      Eliminar
  9. La seducción es algo que surge de manera espontánea y según el feeling que tengamos con la persona de delante. Creo que sería un desastre total si quisiéramos aplicarle unas reglas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, totalmente de acuerdo, las reglas sólo sirven si no te interesa la persona que tienes delante y sólo lo haces por diversión.

      Besos

      Eliminar
  10. la mejor manera es ser tú mismo, todo lo que no sea eso es ficticio, o así lo veo yo, no es algo que se pueda aprender. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, no sé si es la mejor manera, pero es la única. Si no, pasado el momento, si lo consigues, se desinflará todo.

      Un besazo

      Eliminar
  11. Pues yo estoy con los que piensan que el seductor nace, no se hace, y en alguna ocasión surge una químic aespecial, pero de ahí a parender a seducir... Y es que estos libros parece que explican todo muy bonito en la práctica pero hay cosas intrínsecas a cada persona que hacen que el paso de la teoría a la práctica sea inviable.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, yo también opino igual, hay gente que viene con la seducción de serie y no puede dejar de hacerlo en ningún momento. No lo explican tan bonito, créeme, que te dice bien claro que si eres feo, bajito o gordo lo tendrás más difícil.

      Besos

      Eliminar
  12. Me dejas ojiplática, jejeje, quien necesite que le digan que debe oler bien tiene un problemilla no solo con la seducción ¿no?
    Supongo que a seducir no se aprende, pero sí que influye como de segura o de bien te sientas contigo misma y eso puede que requiera no práctica pero sí tiempo, según. En cualquier caso parto de la idea de que no necesito deslumbrar, ni seducir (entendido como arte de engatusar), prefiero ir de lo que soy, si bien, bien y sino también.
    Besillos
    Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, eso mismo pensé yo mientras leía lo del olor porque, precisamente, soy supermaniática con eso. Yo también creo que es una cuestión de seguridad. A veces con ser natural es suficiente, pero en otras ocasiones hay que jugar un poco porque es más divertido, y la diversión, a veces, es necesaria.

      Besines

      Eliminar
  13. Esto es un poco como la autoayuda. Aunque hay mucha gente que lee libros así e incluso aseguran que les funcionan, no son para mí. Creo que, como a escribir se aprende entre letras, a vivir se aprende simplemente viviendo y equivocándose. Y lo de seducir, si es que tiene secretos, no creo que esté plasmado en ningún libro.

    Y, como parte de la vida, debería ser algo bastante natural, sin aparentar ni engañarse más allá de potenciar nuestras virtudes, que es algo casi automático. Como dicen más arriba, nuestra mejor arma es ser sólo nosotros mismos. Nuestra cara amable, pero nuestra.

    Besines!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, hay mucho de autoayuda en este libro. Y siempre he dicho que los libros de autoayuda deberían quemarlos o, al menos, no venderlos en las librerías, sino en el supermercado. Los secretos los vas aprendiendo en función de lo que ves que te funciona y lo que no. A veces, nuestra cara amable no parece ser suficiente y tienes la sensación de tener que echar mano de lo que sea.

      Besos

      Eliminar
  14. Yo también creo que no se aprende a seducir. Libros como ese sólo ayudan a los tímidos redomados y (lo siento chicos) desesperados. De cualquier forma, la curiosidad mató al gato y supongo que hay gente que los compra sólo por eso, por curiosidad. Si en una primera cita te pones a cuidar todos esos detalles recomendados, supongo que te puedes "emparanoiar" tanto que no disfrutas y tampoco es garantía de nada. En fin, que hay que mostrarse como se es y ya está.

    Por cierto, me ha hecho gracia darme cuenta que justo estoy leyendo un libro de esa editorial: "Salva al gato" de Blake Snyder.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., curiosidad es lo que me despertó a mí pensando que tenía una cita. Con alguien que conoces puedes mostrarte cómo eres, pero con alguien que no conoces mucho, que te gusta y con quien no tienes confianza siempre sientes la necesidad de gustar sí o sí. Te pones tu perfume favorito, te peinas y maquillas con mimo, escoges muy bien la ropa, miras y sonríes con intención, coqueteas... Es inevitable, sale de forma natural, no porque lo diga un libro.

      Un beso
      ya me contarás qué tal 'Salva al gato'

      Eliminar
  15. Se pueden seguir algunas pautas, pero aprender a "seducir", lo dudo.

    Todos tenemos un gran seductor dentro, lo único que hay que hacer es encontrarlo ;)))

    Aprovecho para decirte que me ha encantado conocerte (virtualmente) en este 2012 y que espero desvirtualizarte en el 2013. Y desearte, por supuesto, lo mejor de lo mejor para el nuevo año!!!

    Mil besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, yo creo que es imposible aprender a seducir. No creo que sea cuestión de encontrar al seductor que llevamos dentro, sino de conseguir que no se esconda muerto de miedo cuando te hace falta.

      Yo también espero desvirtualizarte en 2013. Espero que entres bien de verdad en el nuevo año.

      Mil besazos

      Eliminar
  16. Qué curioso, ¿no? Estoy contigo: no creo que se pueda aprender a seducir; supongo que es algo innato. La mayor arma de seducción es la mirada, ¿no crees?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, muy curioso, sí. Yo también creo que es algo innato y, sí que la mirada es básica. A veces alguien te mira, incluso desde la otra punta de una sala, y sabes que estás perdida.

      Un abrazote

      Eliminar
  17. Hombre si eres muy torpe una ayudita a lo mejor puede dar pero nada más...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, sí supongo que si eres muy torpe o te tomas la conquista como un deporte de algo te sirve, pero a la mayoría me temo que no nos ayudarían en nada los consejos del señor Castellví.

      Un beso

      Eliminar
  18. Opino como tú. Cada persona tendrá sus preferencias. Mi norma es muy simple y trillada: ser yo misma. ¿Qué sentido tiene ser otra persona? Así que soy como soy. Y si le gusto a alguien le gustaré yo, y no mi "yo seductor".
    Como bien dices, en una cita no se puede estar tan atenta, parece un juego de estrategia! Mientras piensas el siguiente movimiento se acaba la cita. jaja
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminante, supongo que la idea es ser la mejor versión de ti misma que puedas ofrecer. Me canso sólo de pensar en todo lo que tendría que hacer en una cita para seducir a alguien según este libro. Para eso, me iría a jugar al padel o correr por la playa.

      Un besín

      Eliminar
  19. Que pases un feliz fin de año, y que en el nuevo que llega
    se cumplan todos tus deseos.
    ¡Feliz 2013!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo, que se cumplan también los tuyos.
      Feliz 2013.

      Eliminar
  20. Deseo que tengas una buena entrada de año, con el pie derecho y por supuesto con tacones. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, deseo que 2013 haya entrado bien en tu vida y que sólo te traiga cosas buenas.

      Un besote

      Eliminar
  21. Bueno, yo tenía un par de libros sobre el protocolo en los diferentes países, sobre qué hacer y no hacer con una dama en UK o en las quimbambas, como organizar una mesa en una embajada, etc... pero sobre seducir no tenía nada. Pero, creo que eso es cultural también. Cuando llegué a vivir en Veracruz, me echaban para atrás las mexicanas tratándome de usted... pensaba que era una manera de poner distancias... más no, luego comprendí que no. Es solo un ejemplo, tengo otros.

    Pero vale, a lo que vengo es a desearte un muy feliz 2913. Que se cumplan todos tus deseos y que nos vaya mejor a todos.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Toma nota!!! se me ha saltado el 9 en vez del 0. Quería decir un feliz 2013. En fin, si llegas al 2913, tambien te deseo que sea feliz. Besos

      Eliminar
    2. Sorokin, ya decía yo que te adelantabas mucho... ¡Qué gracioso! Tú pensando que te veían como a un señor importante y venerable y maldiciendo ese usted y resulta que al final no era para tanto. ¡Espero que te dieras cuenta pronto!

      Yo también espero que nos vaya mejor a todos. Y que consigas lo que quieres.

      Un besazo

      Eliminar
  22. Yo creo que con esa capacidad se nace... Hay personas que son seductoras incluso en las situaciones más absurdas y con las poses más ridículas. Es como el que nace rubio o moreno. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, yo creo lo mismo, que hay personas que nacen con esa suerte.

      Un besín

      Eliminar
  23. Coincido contigo. No creo que eso se aprenda. A veces me pregunto por qué tal persona liga tanto si aparentemente no destaque en ninguna cualidad, y sé que es la actitud, que es algo que se me escapa que sabe hacer bien y que los demás perciben. A mí es que se me dá fatal seducir, nunca he sabido ni sabré hacerlo y no creo que ningún libro me ayudara...
    Petonsssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, eso nos lo hemos preguntado todos cuando hemos visto a algunas personas. Seducir en general no es tan difícil, lo difícil es seducir justo a quien quieres. Entonces te pones nerviosa y no hay manera de no parecer patosa.

      Un petonàs
      Segur que no se't dóna tan malament com dius, això de la seducció

      Eliminar
  24. Creo que el libro que más se necesita en el mundo es el de título contrario... "Aprender a no seducir" ya que me parece mucho más complicado.

    Un beso sin armas.

    PD ¡Qué bonita la felicitación de año de Bea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, ¿más complicado no seducir que seducir a quien de verdad quieres que caiga en tu red? ¿Quién fuiste en otra vida? ¿Casanova? Vas a tener que darme unas clases intensivas de seducción porque a mí seducir, cuando la presa de verdad me interesa, me parece muy difícil.

      Un beso con todas las armas posibles. Y las imposibles, por si acaso.

      PD: de las mejores que he recibido este año, si te digo la verdad.

      Eliminar
  25. Si hay que estar tan atenta a tantas cosas como dice el libro, me parece que se acabó el tema.
    No creo que eso se pueda aprender, es algo que surge y que dependerá de la persona que tengas enfrente.No, no creo que se pueda aprender. Y mi arma de seducción, los ojos, aunque a veces me sale el tiro por la culata, porque se ponen nerviosos con esa costumbre que tengo de mirar a los ojos de la gente. Pero voy a seguir haciéndolo igual.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ely, esa es mi conclusión, que no puedes estar a todo porque te pierdes lo importante. Como bien dices, surge cuando la otra persona te inspira y te sientes lo suficientemente cómoda como para eso. En mi caso también es la mirada, según dicen, aunque no lo entiendo porque tengo unos ojos marrones muy normales. Si a alguien le molesta que le mires a los ojos, algo tendrá que esconder.

      Besos

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...