lunes, 12 de marzo de 2018

Raquel Riba Rossy, 'Lola Vendetta': "A las mujeres nos han educado en el miedo"





Marta Torres Molina | Ibiza
Lola Vendetta, esa mujer feminista que luce camiseta de rayas, labios rojos y una catana, nació del enfado de Raquel Riba Rossy, su autora. Ella tiene muy claro cuándo nació. Fue una tarde en Barcelona, en la estación de metro de Plaça Universitat, dirección plaza de España. Ella volvía de su trabajo, de azafata, y un adorable abuelito, muy simpático, se puso a hablar con ella. Pero la conversación se fue volviendo turbia, sucia, desagradable. En una de sus primeras viñetas, Lola Vendetta arroja a un viejo verde a las vías del metro. La tituló 'Viejecitos entrañables'. Así nació este personaje que, sin pretender ser feminista, se ha convertido en todo un emblema de la lucha por la igualdad y, sobre todo, del enfado de muchas mujeres con la sociedad machista contra la que, afirma, hay que sacar más la catana.

Lola Vendetta. Ese apellido es una declaración de intenciones.
Sí, le puse Lola, porque es el nombre que le hubiera puesto a mi hija y Vendetta porque empezó así, como una venganza, una reivindicación de lo que me molestaba. No había una intención de que fuera feminista, pero se vengaba de cosas que nos suceden a la mayoría de mujeres en la calle y que nos parecen injustas y eso tiene mucho que ver con lo que reivindica el feminismo.

O sea, que usted y Lola llegaron al feminismo por la vía del enfado.
Sí. Dicen que el feminismo se contagia. Y es así. Siendo mujer, una empieza a detectar cosas que no le cuadran y que tienen que ver con la presión por parte del heteropatriarcado. Ahora le pongo palabras. Eran quejas personales y al ponerlas en redes sociales me di cuenta de que hay un montón de mujeres que están la misma situación y a las que molestan las mismas cosas.

¿Nos atrevemos ahora más a explicar estas cosas que nos pasan y que antes nos daban vergüenza o nos hacían sentir culpables?
La aparición de las redes sociales ha visibilizado un montón de voces que no eran muy fuertes en volumen, que estaban opacadas por la manera de entender el mundo. Las redes permiten hacer equipo con gente a la que no necesariamente conoces pero con la que tienes afinidad de ideas. Ahí se empieza a reforzar la voz, el discurso, la gente empieza a sentir que tiene el derecho de hablar. No es lo mismo ser la primera que hacerlo después de que alguien haya hablado por primera vez.

En su primera viñeta, Lola Vendetta saca la catana contra un señor que la había violentado.
Una de las primeras, hice tres o cuatro, pero la más significativa fue la de este señor. Estaba en la parada de plaza Universitat, dirección plaza de España, se me sentó al lado un señor y empezó a hablarme. Muy bien, en plan viejecito encantador. Pero en un momento dado la conversación se volvió turbia y fue la gota que colmó el vaso. Yo volvía de trabajar como azafata y comentarios así me los encontraba cada dos por tres. Lola Vendetta empieza empujando a las vías del metro a ese señor, que explota. Se llama 'Viejitos entrañables' porque le salen las entrañas.

¿Hasta ese señor cuántas veces había tenido que aguantar comentarios o comportamientos así?
No las puedo contar. En toda persona que se ha contagiado del feminismo hay un momento de inflexión, algo que te hace echar la vista atrás... (seguir leyendo)

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con ella en todo lo que dice. Y eso es difícil porque hay veces que la gente que pelea tanto cruza algunas líneas. Me gusta mucho la actitud y sí, si no entras en el esquema no te aceptan y es duro porque no podemos vivir solos. Así que toca encontrar a gente que sí te quiere como eres y a lo que eres y son pocos pero merecen la pena.
    Me quedo con esta frase: Mi rabia vale tanto como la de un hombre. Y no necesariamente voy a hacer daño con ella.
    Besos Marta Torres Mol aka Kiddo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, estoy contigo, cuando te metes de lleno en la batalla feminista a veces los discursos se van de madre y cruzan ciertas líneas. No es el caso de Raquel, que lo dice todo bastante bien dicho. Esa frase es mi favorita de la entrevista, de hecho, es la que escogí como titular para el diario. Nuestra rabia, como todo lo demás, vale lo mismo que la de un hombre.

      Besos (y sí, yo soy muy de sacar la catana)

      Eliminar
  2. Ay yo andado detrás de esta Lola hace tiempo. De hecho el otro día fui a la biblioteca y ¡oh! no hay nada de ella grrrrrrrrrrrr. Como me encanta el género me apetecía mucho echarle uno ojo a los libros. Gracias por traer a su autora al blog. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, hace poquito, creo, que le han hecho libro a la Lola. A mí me gusta bastante, aunque reconozco que las ilustraciones sobre la menstruación, cuando es una, vale, pero cuando son varias seguidas, me cansan un poco.

      Un besote.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...