domingo, 18 de marzo de 2018

'La forma del agua', la forma de la metáfora



A veces, el extraño es lo que necesitas. Lo que quieres. Por lo que peleas. A veces, el extraño está mucho más cerca de ti que aquellos a los que, hasta ahora, habías considerado los tuyos. El extraño, lo extraño, sólo lo es porque quien le mira no se ha parado ya no a pensar, ni siquiera a mirarle de verdad. Y eso es, creo, lo que explica Guillermo del Toro en 'La forma del agua', una película que es una metáfora. Llena, a su vez, de más metáforas. Además, es bellísima. Sé que hay muchos a los que no les ha gustado, que no han entendido cómo la historia de esa muda que se enamora de un monstruo marino ha podido tener tantas nominaciones y tantos premios. Les entiendo. Entiendo que no les parezca una gran película porque, seguramente, no lo es. Pero al mismo tiempo... Al mismo tiempo no puedo quitarme de la cabeza esa metáfora... ese runrún... Ese monstruo que perfectamente podrían ser los emigrantes. Esos hombres del gobierno de los años 60 que bien podrían ser los hombres del gobierno de 2018 en Estados Unidos. Esas cadenas para que la bestia no escape, esos golpes para controlarla... Sólo hay que trasladar. Transportar. Como si fueran ángulos de los ejercicios de matemáticas. Y ahí, en esa metáfora envuelta en un precioso papel de seda (la fotografía, el amor, la dulzura, los colores, la lucha, las ganas de conocer, la música...) está la obra maestra.

Podría haber ido al cine y, sí, podría haber visto sólo a una joven cabezota que se enamora de un bicho lleno de escamas con el que no siquiera puede hablar, a una mísera limpiadora que se juega el pellejo para salvar a un ser que ni siquiera sabe cómo reaccionará, a unos hombres que cegados por la obsesión de estar por encima de los soviéticos están dispuestos a abrir en canal a un ser que no es humano, a dos locos (cómo me gusta Octavia Spencer) dispuestos a hacer lo imposible por ayudar a su amiga, a científicos que no se plantean la posibilidad de que su trabajo tenga unos límites. Sí, podría haber ido al cine y haber visto sólo eso. Pero no fue así. Fui al cine y vi una metáfora de lo que veo todos los días en las noticias. Mirad bien la imagen de arriba. Esa humana pegada a una especie de pecera gigante. Esa bestia marina pegada a una especie de pecera gigante. Ese cristal que los separa. Ellos quieren romperlo. Otros ansían que cada vez sea más ancho, más espeso, más infranqueable. Exactamente como aquí, como ahora. En un momento en el que a muchos se les olvida que el de la extrañeza, como todos los caminos, es de doble dirección. Para el extraño, el extraño somos nosotros.

Título: 'La forma del agua'
Director: Guillermo del Toro
Guión: Guillermo del Toro 
y Vanessa Taylor
Actores: Sally Hawkins, Michael Shannon, 
Octavia Spencer, Doug Jones, 
Richard Jenkins, Michael Stuhlbarg...
Estreno: Venecia, 2017


7 comentarios:

  1. Aquí una de las que salió decepcionada de la sala. Y la historia tenía muchos puntos para gustarme. Y la historia en sí me gustó, pero no la forma de contarla. Me sobraron demasiadas escenas. Me pareció que en algún momento quiso abarcar mucho, y apretó poco. No terminó de llegarme la historia. Es cuestión de gustos, claro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No lo había visto así ni de lejos. A mí lo que más me gustó fue precisamente la historia de amor, me parece en serio lo más coherente que he visto en mucho tiempo en esto del cuore. Por lo diferentes que son los dos y cómo esa diferencia los une y los hace comprenderse sin palabras. Es tan conmovedor y maravilloso. El resto de la trama sí que se me quedó un poco floja y la peli en conjunto no me acabó de convencer.
    Me ha gustado tu metáfora.
    Y una cosa te voy a decir. Ayer empecé a leer la novela en el Carrefour por curiosidad y está escrita con mucha sensibilidad y honestidad. Está en la lista.
    Besos Dorothy Iñárritu

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Fíjate que yo también pensé que era una peli muy metafórica, de esas que pretenden decir mucho por debajo, de las que hay que saber leer entre líneas. Pensé que era una fábula, con enseñanza y moraleja
    Quizás no es para tanto premio, pero me encantó, disfruté con ella
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No la he visto todavía, pero tengo la intención de no perdérmela. Mucho más después de leer tu crónica, que me ha parecido excelente. Además, tengo una especial querencia por los directores mexicanos. Tanto que dejé de leer "Cahiers du cinema" porque pusieron a parir "Babel" de Alejandro González Iñárritu. Por cierto, me enteré que China tenía una estación espacial como la estación internacional, cuando vi "Gravity" de Alfonso Cuarón. Pues bien, parece que la estación china va a caerse, y dicen que cerca de Ibiza (es broma).

    Un besote

    ResponderEliminar
  6. La ví y aunque hay cosas que estuvieron bien... creo que me faltó algo.
    Por cierto, yo también tengo un blog. Si quieres que nos sigamos dímelo, sígueme y te seguiré al instante Muchos besos:D<3
    https://leerenlaluna.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...