domingo, 8 de enero de 2017

'Legado en los huesos', miedo y lluvia en Baztán


Lo confieso. Tuve que cerrar 'Legado en los huesos' a pocas páginas del final. Dejar de leer, aunque me apetecía sorber de un tirón esos últimos capítulos llenos de lluvia, porque era incapaz de seguir. No podía. No, al menos, de noche. Enfundada en mi cola de sirena. Con el corazón en vilo. Envuelta en ese silencio en el que todo, incluso lo que no existe, se oye. No. No podía. Tuve que darle un portazo al libro de Dolores Redondo, el segundo de su Trilogía del Baztán, y esperar a la mañana siguiente. A la luz. Al día. Al sol entrando por la persiana y el ruido de las olas colándose por la ventana. A la paz. A la calma. Tuve que esperar a la seguridad, en definitiva, para poder acompañar a la inspectora Amaia Salazar en sus últimos pasos para resolver los crímenes de esta entrega. Esos asesinatos coronados después con suicidios y en los que se mezclan profanaciones religiosas, brazos de bebés muertos y, cómo no, esa mitología del valle navarro que rodea siempre a la protagonista. Tuve que dejar que acabara la noche porque me daba miedo seguir leyendo. Intuía qué iba a pasar, y esa certeza me aterraba. Quizás haya quien tema a las arañas, a las alturas, a la velocidad, a los payasos... Pero creo que lo que aterra a Salazar desde niña, ese miedo a la propia madre, es de los peores miedos que pueden atenazar a un niño. Y a ese niño cuando ya es adulto. Y es ese miedo, que se intuye desde el primer capítulo, desde que la inspectora llega al juicio por el asesinato de Johana Márquez, una de las víctimas de 'El guardián invisible', y su asesino, a pesar de estar esposado, se corta el cuello en el lavabo del juzgado. Desde ese momento, en el que ves (es un decir) a Amaia embarazadísima, sabes que las casi 600 páginas que le quedan por delante no van a ser fáciles. Sabes que la investigación acabará siendo algo personal, que sus corpóreos fantasmas familiares volverán a acecharla y que, en algún momento, temerás por ella. Y sabes que devorarás esta entrega a la misma velocidad que sorbiste la primera. Pero, eso sí, a ser posible de día. Cuando el sol se cuela por los agujeros de la persiana y sabes que te quedan aún muchas horas para espantar la sombra del miedo.

"Localizó la tumba guiándose por la línea que el agua había dibujado en el suelo al caer desde el alero de la casa. Se arrodilló y de entre sus ropas extrajo una palita de jardín y una piqueta con las que desconchó la superficie compacta de la tierra oscura, que se desprendió en terrones húmedos y esponjosos, destilando un aroma rico como a madera y musgo."

Título: 'Legado en los huesos'
Autora: Dolores Redondo
Editorial: Destino
Páginas: 560
Precio: 18,50€
Procedencia: biblioteca

8 comentarios:

  1. Es que la historia de la infancia de Amaia Salazar se las trae... Estoy de acuerdo en que es una novela que te mantiene en vilo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, tremenda esa infancia. La verdad es que disfruté más esta entrega que la primera.

      Abrazos

      Eliminar
  2. Pues reconozco que la reseña te ha quedado bien chula y anima a leerlo. Tal vez debí leerlo en tus circunstancias y me hubieran podido menos las pegas, ya nunca lo sabremos. A ver qué te parece el último.
    Besos, Dororhy Doo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, muchas gracias. Yo cada vez estoy más convencida de que buena parte de la culpa de la impresión que tenemos de las lecturas es del ambiente en el que leemos los libros y de nuestro estado en ese momento. Visto lo visto, el tercero no leo antes de que acabe el invierno.

      Besos, Norah sin miedo

      Eliminar
  3. No es que me leyera, es que "sorbí" la trilogía del Baztán a una velocidad que ya quisiera el Halcón Milenario de Han Solo. No podía despegar mis ojillos de los libros, uno tras otro. Gracias por recordármelos.
    Me he comprado "Todo esto te daré", pero no sé qué dará de sí (toma ya, frase con tildes) sin Amaia Salazar. Ya te contaré.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, a mí es que me gusta dejar un tiempo entre libro y libro. Llámame rara... Yo de los premios Planeta ya no me fío. ¡Demasiadas decepciones!

      Ya contarás.

      Eliminar
  4. Genial reseña.
    Ahora a por el tercero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero con calma. Prefiero esperar un poquito.

      Abrazos.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...