jueves, 6 de octubre de 2016

'Anna', el tierno y crudo apocalipsis de Ammaniti


@Martatorresmol

Ahora sí. Ya está. Ya no me quedan más libros de mi adoradísimo Niccolò Ammaniti por leer. No me queda ninguna más de esas historias suyas que me crujen por dentro como si mis entrañas fueran de guirlache. Porque eso es lo que vuelve a hacer en ‘Anna’, un apocalipsis crudo y tierno al mismo tiempo en el que los protagonistas, los únicos protagonistas, son los niños. Ésos a los que conoce bien, cuyas personalidades traza con el mimo y la certeza de un pintor hiperrealista. ‘Anna’ tiene algo de ‘El señor de las moscas’, de Spielberg, de ‘Mecanoscrito del segundo origen’, de ‘La carretera’, de Tim Burton… Todo cocinado con ese estilo único, tan suyo, que te atrapa, te envuelve, te seduce y te lleva de la mano como si fueras un personaje más. Ammaniti, una vez más, es ese niño travieso que te coge el corazón con las dos manos y juega con él, página a página, antes de irse con una sonrisa dejándotelo tirado por el suelo, hecho cisco, para que tú lo compongas como quieras. O como puedas. ‘Anna’ toma el nombre de su protagonista, una adolescente que cuida de su hermano pequeño, Astor, en un mundo apocalíptico en el que los adultos han desaparecido, víctimas de un virus, La Roja, que afecta a todos aquellos que dejan atrás la adolescencia. Nadie vive más allá de los trece o los catorce años. Con suerte. Un mundo en el que encontrar un bote de Nutella escondido en cualquiera de los supermercados esquilmados es un sueño. Donde el esqueleto decorado de la madre muerta es el mayor tesoro. Un entorno en el que conservar a quienes quieres es una obsesión y una utopía y en el que las teorías y supersticiones sobre aquello que puede conseguir que el virus no sea una sentencia de muerte lleva a los moribundos a una tribu tiránica y oscura. La huida de La Roja es un camino largo para Anna y Astor, en el que los acompaña Mimoso, un perro que un día fue una auténtica máquina de matar, y en el que encuentran a Pietro, el chico que se rinde a Anna y que cree que la esperanza, la posibilidad de llegar a dultos, está en unas zapatillas mágicas que un día un amigo vio en un catálogo. Pietro… Sólo con leer ese nombre, conociendo a Ammaniti, ya me puse a temblar.


“Tendría tres o cuatro años. Estaba sentado muy quieto en una butaquita de piel de imitación, con la cabeza gacha. Llevaba una camiseta verde de manga corta, unos pantalones vaqueros con los bajos doblados, unas zapatillas de deporte. En una mano tenía un trenecito de madera que le colgaba entre las piernas como si fuera un rosario.”

Título: ‘Anna’
Autor: Niccolò Ammaniti
Editorial: Anagrama
Páginas: 304
Precio: 19,90€
Procedencia: Comprado


14 comentarios:

  1. Y yo sin leer nada de Ammaniti... Habré de ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, si tienes que empezar con él yo te recomendaría ésta o 'Te llevaré conmigo'. Creo que son las más agradecidas como novelas.

      Un besazo

      Eliminar
  2. La tengo esperándome en el ebook. Solo he leído dos de Ammaniti y ya me está apeteciendo otro. Además me encantan los mundos apocalípticos (en la ficción claro, que mi vida la quiero tranquilita, jeje)
    Anna es una apuesta segura para mí, me va a gustar sí o sí
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, los mundos apocalípticos tienen algo que atrae, como el abismo. Si te pasa como a mí, que adoras a Ammaniti, no te decepcionará.

      Un beso

      Eliminar
  3. Sabía que te iba a salur una reseña así de sentida. No esperaba lo de Burton pero es cierto. No sé del señor de las moscas pero lo de Spielberg también lo veo.
    Tenías razón que solo con la idea de las zapatillas basta.
    No es por hacer sangre pero a mí todavía me quedan un par. Para ti habrá más seguro aunque él dice que es lento. No desesperes. Además aunque no lo diga en ninguna parte yo creo que Anna volverá.
    Besos Doroniti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, lo de las reseñas sentidas no sólo depende de los libros, también tiene mucho que ver con cómo y cuándo las escribo. 'El señor de las moscas' es uno de mis libros favoritos. Lo he leído y releído ya no sé las veces. Si no lo has hecho, te lo recomiendo. Ya lo sé que dice que es lento, pero estoy dispuesta a ir a su casa y azuzarle con una zapatilla para que se ponga las pilas.
      ¿Sabes? Yo también tengo la sensación de que Anna tiene cosas pendientes...

      Besotes, Bennettini

      Eliminar
  4. Ay Dorothy leyendote descubro cuanto me que queda por leer y descubrir :)

    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, teniendo en cuenta todo lo que se publica en el mundo, cada día nos queda más por leer y descubrir en vez de menos.

      Besines

      Eliminar
  5. No me gustó nada "Tú y yo", así que, pese a tu reseña, no me atrevo esta vez. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, para mí 'Tú y yo' fue algo muy especial, un auténtico schock emocional. Pero soy muy consciente de que es algo especial y personal que tiene más que ver con mi infancia que con la novela en sí. A pesar de eso, a mí Ammaniti me encanta, me fascina, me enamora y me seduce con cada una de sus historias. Seguro que a ti te pasa algo parecido con algún otro autor.

      Besos

      Eliminar
  6. Pues no es por darte envidia, pero yo tengo TODO por leer de Ammaniti. Y con lo que me gusta a mí crujir...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, pues para no querer darme envidia... Espero que te guste. Como novelas, las que me han parecido más redondas son 'Anna' y 'Te llevaré conmigo'. ¡Disfruta!

      Abrazos

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...