domingo, 28 de agosto de 2016

'La noche en que Frankenstein leyó el Quijote', mera lectura escolar


Reconozco que cuando leí el título de este libro de Santiago Posteguillo no pude (ni quise) resistirme. ‘La noche en que Frankenstein leyó el Quijote’ me llamó la atención desde el primer momento. Lo empecé a leer minutos después de tenerlo, animada por los cantos de sirena de innumerables reseñas. Y... media hora y un par de capítulos después ya estaba decepcionada. El volumen recoge una veintena de intrahistorias de la literatura. Anécdotas, curiosidades. Sobre libros y autores. Todas ellas escritas en forma de pequeños relatos que seducen al lector. Al lector que las descubra en ese momento, que no las conociera, que no se hubiera preocupado nunca por leer no ya a historias y a autores, sino sobre historias y sobre autores. No es mi caso. Conocía la anécdota que da título al libro, y la del origen del orden alfabético, y las leyendas sobre Shakespeare y Marlowe y las teorías sobre la autoría del Lazarillo, también los orígenes de Rosalía de Castro y la truculenta historia de Anne perry antes de ser Anne Perry, cuando era Juliet Hulme. Conocía a Auguste Maquet y su responsabilidad en las mejores obras de Alejandro Dumas, había leído el discurso de ingreso en la RAE de Zorrilla y sabía que la publicación del primer volumen de Harry Potter le debía mucho a la casualidad y al buen ojo de una niña. Acabé el libro. Lo acabé porque acabo todos los libros que empiezo. Y lo acabé muy rápido. Porque hay que alabarle a Posteguillo que está bien escrito (y eso no es sencillo) y que se lee con facilidad. Entiendo que es una lectura que pueda encantar, fascinar, alucinar y alumbrar a una caterva de lectores. Entiendo que es un libro necesario, que seguramente habrá despertado en muchos la curiosidad por las historias reales que rodean a las historias que leen. Pero me sentí estafada. Esperaba apasionantes historias ignotas sobre literatura y me encontré con decenas de pequeñas anécdotas que ya conocía. Que había leído, que me habían explicado profesores en el instituto y en la universidad. Nada nuevo. Nada esperado.


“El anverso, la cara que todos ven de la literatura, son las novelas, los poemas o las obras de teatro representadas sobre un escenario. Eso es lo que se ve, lo que iluminan las luces de las librerías, lo que se anuncia en las páginas web de sus equivalentes virtuales en la red, lo que resplandece a las puertas de los grandes teatros, pero ¿qué hay detrás?”



Título: ‘La noche en que Frankenstein leyó el Quijote’
Autor: Santiago Posteguillo
Editorial: Planeta para Círculo de Lectores
Páginas: 240
Precio: 12,95€
Procedencia: comprado


9 comentarios:

  1. Frankenstein es uno de mis personajes favoritos. Sin duda llama la atención y dan ganas de saber que opinó Franki del Quijote

    Besos Y Feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, quién opinó qué y sobre quélo encontrarás en este libro. Seguro que te gusta.

      Besos

      Eliminar
  2. Oh vaya. Creo que eres demasiado culta y apasionada por la lectura para un libro así que parece más enfocado a tentar a nuevos lectores o a esos que solo leen el libro del año.
    De las que has contado conozco algunas, no todas porque a mí en la Uni me hablaban de otras cosas. Te recomiendo La noche del verano que nunca llegó de Ospina, sobre Frankenstein y su origen pero contado como novela.
    Besotes
    ¿Necesitas que te preste alguna cosa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, ¿culta? ¡Qué va! Pero cuando algo me interesa suelo buscar cosas paralelas, que tienen cierta relación y que ayudan a entender mejor aquello que te apasiona. No me pasa sólo con la lectura. Creo que sí, que es un libro que seguramente guste muchísimo a esos lectores ocasionales porque está bien escrito y tendrán la sensación de aprender muchos detalles con él. Yo es que tuve mucha suerte en la universidad. Tuve unos profesores (en su mayoría) estupendos, de los que te enseñan de verdad y que hacían las clases apasionantes. Hice una asignatura sobre literatura y medios de comunicación en la que, básicamente, hablábamos de libros y reflexionábamos sobre personajes, arquetipos, motivos y paisajes mantenidos y evolucionados a lo largo de la historia. Las asignaturas de libre configuración las escogí casi todas de letras: leyendas medievales, Fernando Pessoa, literatura africana de expresión portuguesa... Todas apasionantes y en las que aprendí muchísimo.
      Me anoto esa novela, que me fascina cómo se fraguó la novela de Frankenstein.

      Un besazo

      P.S: Necesitaría que alguien me prestara tiempo, ¡pero me temo que de eso vamos todos muy escasos! Gracias

      Eliminar
  3. Hace pocos días compré este libro en formato digital. A ver qué me encuentro cuando lo lea. No sé si me pasará como a ti con todas esas anécdotas conocidas, pero al menos me alegra saber que están bien contadas. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. En mi caso había algunas anécdotas que no conocía y sí me resultó interesante. Me pareció una lectura muy agradable.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que no me pasaría como a ti, que desconocería más de una anécdota. No me extraña que te haya decepcionado si ya las conocías. Aún así Posteguillo es Posteguillo...
    Le tengo en mente desde hace tiempo pero al final no me animo
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues mira me he leído el segundo de Posteguillo con anécdotas y de ese no conocía ninguna. Fui a una presentación de este hombre y me gustó lo apasionado que se mostraba. Estos libros los entiendo como un acercamiento para gente que conoce menos este tipo de entresijos y que para ti se quedaba muy corto.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo pendiente en la estantería!

    Besotes

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...