miércoles, 30 de marzo de 2016

'Los renglones torcidos de Dios' , ¿está loca Alicia Gould?


¿Quién no se ha planteado alguna vez si estaba loco? ¿Quién no ha dudado, en los momentos más oscuros, de su salud mental? ¿De verdad es tan fácil dilucidar si alguien está realmente en sus cabales? Pues a ésas se enfrenta el personal de un manicomio de Zamora cuando reciben como paciente a Alicia de Almenara, Gould de soltera, que, víctima de una enfermedad mental ha intentado acabar con la vida de su marido. Pero Alicia es una mujer elegante, guapa, educada, calmada, con una oratoria que ya querría para sí el colectivo político actual, un discurso coherente y comprensiva. En el sanatorio lo ignoran, pero nosotros (beneficios del lector) sabemos que Alicia, detective privado, ha ingresado en el manicomio de motu proprio para investigar un asesinato. Su cliente, amigo del director de la institución mental, ha facilitado su ingreso tras descubrir que unos anónimos relacionados con el fallecimiento de su padre procedían de esa instalación. La mala suerte, sin embargo, ha querido que el director se encuentre de vacaciones justo en el momento en que Alicia llega al centro. Un lugar en el que, a través de sus ojos, vemos y conocemos la realidad, el día a día, de los internos y del personal. Imágenes crudas, difíciles. Un ambiente claustrofóbico, agónico. Páginas en las que descubrimos por qué algunas habitaciones no tienen techo, que el temor al agua puede paralizar tu vida, que hay vidas que no son vidas… No puedes dejar las páginas ni un minuto y, mientras lees, tu cabeza va a mil, dándole vueltas a la situación de Alicia, a lo que debe ser ingresar en un sanatorio, a todo aquello a lo que deben enfrentarse los trabajadores, las dudas que pueden llegar a corroer a los profesionales… Las mismas dudas que nos carcomen respecto a Alicia mientras leemos. ¿Está enferma? ¿Atrapada en una situación provocada por ella misma? Leed...


“El doctor Ruipérez no pudo menos de sonreír. Aquella mujer de aspecto intelectual y superior manejaba con singular acierto el arte de la simulación, pero ello no era óbice para que fuera declarando frase a frase el terrible mal que la aquejaba. Cada palabra suya era una confirmación de los síndromes paranoicos diagnosticados por el doctor Donadío. Cuando, en otras psicopatías, el delirio del enfermo se manifiesta durante una crisis aguda, no hay nada tan fácil para un especialista como detectarlo. Se le descubre con la facilidad con que se distingue a un hombre vestido de rojo caminando por la nieve.”



Título: ‘Los renglones torcidos de Dios’
Autor: Torcuato Luca de Tena
Editorial: Planeta (colección Booket)
Páginas: 448
Precio: 12,95
Procedencia: regalo


14 comentarios:

  1. La leí hace mucho. Y sí, ese final deja con la duda. Es un libro que me gustaría releer. Quizás lo haga pronto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Nunca entendí por qué se recomienda esta lectura en los colegios, creo que es para gente adulta. Lo de la enfermedad mental es lo peor sobre todo cuando se es consciente de ella , incluso que cualquiera de las físicas. Y el caso es que la línea entre normalidad y patología a veces es tan fina...
    Por suerte los tratamientos y el enfoque de estos enfermos ha cambiado tanto y evolucionado
    para bien que hoy en día ya ni existen esos sitios que tuvieron que ser espeluznantes. Me marcó mucho esta lectura pero como digo creo que no es que era joven, era pequeña.
    Tal vez podría enfrentarme a ella de nuevo.
    Besos Dorothy Ratched

    ResponderEliminar
  3. Fue una buena lectura, aunque no recuerdo bien cómo acababa.


    mini SPOILER
    Creo que era un final abierto que, aunque no me terminó de convencer, tampoco me disgustó.

    Pero sin duda te mantiene enganchado y fascinado por sus variopintos personajes.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Hace bastante tiempo que tengo este libro pendiente porque me obsesioné con leerlo, pero una amiga me dijo que le aburrió muchísimo y al final no me animé. La verdad es que has vuelto a hacer que quiera leerlo, así que no descarto animarme pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lo leí hace mucho tiempo y me gustó muchísimo. Tal vez estaría bien hacer una relectura un día de estos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo la leí pero no hace tanto, me enantó, son de esos libros que no se olvidan.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  7. Para mí de los buenos.
    Me quedo de seguidora, si?
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Caram, que tard l'has llegit, no?. en el seu moment era lectura quasi obligatoria. Una gran novela (també t'aconsello Edad prohibida)

    ResponderEliminar
  9. Guau... me encantó este libro. Me dejó una sensación extraña pero disfruté mucho su lectura. ¿has visto la peli? Creo que es mexicana pero merece mucho la pena. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Quiero leerlo: es un libro de esos que siempre te suenan, de los que todo el mundo habla muy bien pero que acabas postergando sin saber muy bien por qué... A ver si le hago hueco. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado recordar el argumento con tu reseña, porque lo leí hace mucho tiempo, varios años ya y lo que sí recuerdo bien es que me gustó mucho, muchísimo, me pareció un buen libro
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Leí este libro hace muchísimo y creo que lo releí un par de veces más y lo que más me gusta es que cuando lo leo siempre parece la primera vez y todavía espero que las cosas sean distintas, y termino haciéndome las mismas preguntas y sin resolver la duda principal sobre la protagonista del libro ¿está enferma? ¿no lo está?...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Me encantó, lo leí en un Club de Lectura y se le sacó muchísimo partido =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Voy a ser franco (nunca mejor dicho). Solo deletrear el nombre de Don Torcuato Luca de Tena, que fue en su día director de ABC, me levanta sarpullidos, ecos del pasado, resabios de la dictadura. Nunca hubiera imaginado que un libro suyo pudiera ser bueno, pero en fin, ya veo que ha gustado mucho a tí y a tus lectores. Si algún día lo encuentro entre los cajones donde están los libros de mi padre, a lo mejor lo leo (eso sí, lo forraré con papel de periódico, para que no me vean mis amigotes en ese trance)

    Besazo

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...