lunes, 26 de octubre de 2015

'Un grito de amor desde el centro del mundo', un grito de amor desde Japón

Quien me tendió este libro ya me advirtió que quizás no era la historia más adecuada para el momento en el que estaba. Y es cierto. No era la historia más adecuada para el momento en el que estaba. Una triste y tierna historia de amor para un corazón golpeado. Y precisamente por eso era la historia que necesitaba. Una historia que me hizo llorar lo que aún tenía pendiente. Que abrió las compuertas para que se fuera, lágrima a lágrima, el dolor enquistado que creí que no existía. Así que, contra todo pronóstico, la de Sakutaró y Aki, dos adolescentes japoneses, no era la historia más adecuada para mí en ese momento, pero era la historia que necesitaba en ese momento. Una historia delicada y tierna, como el amor de juventud que los protagonistas, que se conocen en clase, van experimentando entre paseos y aventuras. Un amor de conocimiento pausado, de descubrimiento, de cariño y pasión tímida. Un amor bonito y entrañable que será eterno, porque a Sakutaró y Aki, esos adolescentes que se besan en las escaleras del templo, que huyen de los hoteles por horas, que se bañan de noche en una isla abandonada, el destino les tiene reservado un giro que convertirá su amor en eterno e inolvidable.

"Aquella mañana me desperté llorando. Como siempre. Ni siquiera sabía si estaba triste. Junto con las lágrimas, mis emociones se habían ido deslizando hacia alguna parte. Absorto, permanecí un rato en el futón hasta que se acercó mi madre y me dijo: 'Es hora de levantarse'. No nevaba, pero el camino estaba helado, blanco."

Título: 'Un grito de amor desde el centro del mundo'
Autor: Kyoichi Katayama
Editorial: Punto de lectura
Páginas: 192
Precio: 6€
Procedencia: Préstamo Marian

16 comentarios:

  1. Pues mira, al final el libro te ha ayudado a soltarlo todo, a vaciar el dolor que todavía te quedaba. Si es que los libros siempre ayudan, de una forma o de otra.
    Me dan ganas de leerlo, por lo que nos cuentas y por la autoría japonesa, que siempre me atrae mucho
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, un poquito ha ayudado, sí, la verdad. A ver si te gusta. El libro es una delicia, se lee rápido, la historia es muy visual y está escrito con mucha delicadeza. A mí me gustó, y eso que los autores japoneses no me van mucho porque la gestión oriental de los sentimientos se aleja tanto de la mía que a veces me cuesta entender los comportamientos de los personajes.

      Un besote de lunes

      Eliminar
  2. Lo leí durante un viaje en 2008 y le tengo especial cariño por eso. La historia es preciosa, recuerdo lo de la pastelería, fue precioso. También leí El año de Saeko, del mismo autor, otra historia triste y menos tierna pero tiene algo especial también.
    Me alegro de que hayas sanado esa herida, ya sabes, si pica, cura.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, estoy de lo de que si pica cura hasta la coronilla. ¿cuándo leches deja de picar? ;) Veo que varios lo habéis leído y yo ni idea de que existía... Buscaré ese otro libro, me ha gustado mucho como escribe el autor.

      Un montón de besos

      Eliminar
  3. Lo leí hace un par de años (o tres, no sé, es que va todo muy deprisa). Me gustó su delicadeza oriental, su extraordinaria sensibilidad...pero acabé muy deprimido.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, mira que yo no soy muy oriental para las lecturas, pero éste me ha gustado mucho. Y sí, tristona acabas, la verdad.

      Besines

      Eliminar
  4. He leído opiniones muy diversas sobre este libro, y al final lo dejé pasar, quizás fuera un error. No lo descartaré. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, entiendo que haya gente a la que no le guste, que pueda pensar que es una historia demasiado sencilla, o un poco pastel a veces. Pero a mí me ha gustado, por lo visual y lo real.

      Un besazo

      Eliminar
  5. Pues no era un libro que me llamara mucho pero ahora me has picado y mucho la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Dorothy, no puede ser, que tengo una va de mujer de hielo y si digo que me lo llevo voy a quedar fatal, jajajaja. Por lo general me cuestan las historias de amor, que si cortaría, que si empacho, que si tal o cual, pero lo pones atan así... y por aquello de que nunca me ha fallado seguir una sugerencia tuya, ea, pues eso, me dejaré tentar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que esta lectura te haya servido para una "limpieza de aura" pero qué va, en mi caso creo que no comulgaría con esta historia... Llámame bruja sin corazón si quieres, pero no creo que sea para mí. 1beso!

    ResponderEliminar
  8. Los libros no son solo buenos o malos por sí mismos, también depende mucho del momento en que se lean.
    Me alegro de que éste te halla ayudado!

    ResponderEliminar
  9. El primer capítulo me desconcertó un poco, desvela mucho del final. Pero el conjunto me gustó, sobre todo, por la variedad de temas que me hicieron reflexionar. Y especialmente me encantaron las conversaciones de Sakutaro con su abuelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. A mí me dejó un poco fría, pero me temo que no me llevo muy bien con la literatura japonesa...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Uf, pues de momento no voy a leerlo... quizá algún día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Este es uno de mis eternos pendientes, aunque debo decir que me da un poco de pereza...

    Besotes

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...