viernes, 2 de octubre de 2015

'Deseo de ser punk', para leer y escuchar

Me hubiera gustado tener ahora 16 años. O 14. Me hubiera gustado llegar a 'Deseo de ser punk', de Belén Gopegui, con esa edad. Para que la historia de Martina me reconfortara. O me encendiera. No lo tengo claro. Y para descubrir de su mano no sólo el paso de la adolescencia a una supuesta adultez sino también parte de esa banda sonora que la acompaña. Escuchar por primera vez con ella a Reincidentes, ACDC, Guns n'Roses, Neil Young, Bonnie Tyler o ese 'Aunque tú no lo sepas' de Enrique Urquijo que me destroza cada vez que lo escucho. Porque 'Deseo de ser punk' no se puede leer en silencio. Las palabras de Gopegui no deben resonar en tu cabeza, deben rebotar en los acordes de toda esa música que acompaña a Martina en ese momento en el que muere el padre de su mejor amiga, el único adulto al que admiraba, y siente que no pertenece a ningún sitio, que nadie la entiende, que está sola y que los débiles hilvanes de su vida pueden descoserse en cualquier instante. Hay algo de Holden Caulfield en Martina, pero ella me ha gustado mucho más. Quizás porque la entiendo mejor que al protagonista de 'El guardián entre el centeno'. Me gusta Martina. Y me gusta su misión para purgarse de todo ese dolor e incomprensión que se la comen por dentro. Y me encanta la manera de escribir de Gopegui. Frases cortas. Frases muy cortas. Nada importante necesita muchas palabras para decirse.Y porque hay unas frases que me han llegado al alma (casi tanto como mi favorita de Luis García Montero) y se quedarán ahí para siempre: "Hay una parte donde nunca nos abrazan. Aunque nos quieran muchísimo. Esa parte está ahí, esa pena. Y nadie llega a tocarla nunca." Y es cierto. Hay una parte de nosotros a la que no llega ningún abrazo.

"Odiaba su música. Normalmente son los padres los que odian la música de los hijos. Pero es que: uno, yo no tenía música; dos, a ellos les daría igual que la hubiera tenido porque yo no iba vendiéndoles a ellos lo que me gustaba. A lo mejor no debía contártelo. ¿Qué importa? Tener dieciséis años y no tener música."

Título: 'Deseo de ser punk'
Autora: Belén Gopegui
Editorial: Anagrama
Páginas: 192
Precio: 7,90€
Procedencia: Biblioteca

26 comentarios:

  1. Y nos toca vivir con ella. La adolescencia es una estafa y lo mejor es que pase rápido, si fuera en compañía de libros así pues mucho mejor pero solemos toparnos con libros y pelis que nos pintan realidades que no vamos a vivir y eso nos frustra. Pero como todo, se pasa y por suerte se acaba. No me importaría escuchar a Gopegui aunque lo del punk no sea lo mío.
    Besotes Dorothy Dean

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, la adolescencia es una etapa tan extraña... ojalá la viviéramos sabiendo lo que sabemos ahora. Es rara para todo, física y emocionalmrnte. Pero casi todos sobrevivimos a ella, ¿no? Yo soy muy de punk.

      Un besazo

      Eliminar
  2. Una etapa maravillosa a la vez que complicada. Por tu reseña parece que en libros como éste se puede entender un poco mejor.
    Retrocedo a tu nota sobre Luis García Montero, y pasa a formar parte de mi lista!!!
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nolavola, García Montero es una delicia. Precisamente ahora estoy con una novela suya que me está encantando. Espero que lo disfrutes.

      Feliz semana!

      Eliminar
  3. He leído de Gorpegui La conquista del Aire, del que no recuerdo gran cosa y no sé si El otro lado de la almohada, en cualquier caso me gusta la comparación con EL guardián del centeno, es posible que le dé otra oportunidad, y eso del placer por las frases cortas se entiende perfectamente... (yo soy todo lo contraria)

    Un petó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, yo es lo primero que leo de ella y me ha gustado muchísimo, así que creo que repetiré. Con lo 'musiquero' que eres seguro que disfrutas de este libro.

      petonets!

      Eliminar
  4. Se me ha antojado muchísimo, lo anotó para ver si cae pronto. Saludos. (Rato de no pasar, pero siempre vuelvo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tere, espero que te guste y, si no, al menos es cortito. (Yo también hacía mucho que no pasaba por aquí)

      Eliminar
  5. Iba bien, iba bien, hasta que has mencionado a Holden Caulfield... Y es que no llegó a caerme bien, no me preguntes por qué, pero no, no pude con él... Pero creo que Martina podría caerme mejor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, Martina seguro que te gusta más. Es más cercana a nosotras y la entendemos mucho más. Holden era un poco niño malcriado...

      Besines!

      Eliminar
  6. Me ha hecho sonreír esta entrada, porque yo a esa edad era punk. Nadie se lo cree, le cuesta imaginar que yo fuera con pantalones elásticos y los pelos cortos y de punta, que me gustara ese tipo de grupos y mis amigos fueran raros. He evolucionado a la normalidad, la sociedad me engulló como a tantos otros, pero sé que dentro de mi está la rebelde y antisocial de siempre...
    Este libro me gustaría, lo sé :)

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, pues yo sí te imagino punk. A mí me encanta, pero aquí no había... Pero me encanta la música y el estilo. ¡Seguro que el libro te gusta!

      Besos

      Eliminar
  7. Me gusta lo que cuentas del libro y me quedo con una de las frases del final: "Hay una parte de nosotros a la que no llega ningún abrazo".
    Es genial
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, es una frase preciosa... Y hay más en el libro.

      un abrazo

      Eliminar
  8. Jo, a mí también me ha gustado mucho la frase del final. Me ha hecho abrir un documento solo para apuntar frases, y esa la primera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminante, yo tengo un documento con frases de libros desde hace años y tiene ya más de 50 páginas. Espero que llenes ese documento de frases maravillosas.

      besos

      Eliminar
  9. Precisamente en estos días estoy buscando novelas para proponerles a mis alumnos así que le echaré un vistazo aunque con tus primeras frases estoy casi convencida de que les puede gustar. Ya te contaré.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, yo creo que les podría gustar, aunque no tengo muy claro qué les gusta a los adolescentes de hoy... Es una novela de sentimientos, de rebeldía, de música, con una gamberrada tierna... ¡Cuéntame!

      Un abrazo

      Eliminar
  10. No sé. No me acaba de llegar, como esa parte nuestra a la que no llega ningún abrazo, y su música me queda lejos. Bueno, no toda: Neil Young, Bonny Tyler y Enrique Urquijo, me gustan, pero no ACDC o Guns and Roses. Para qué te voy a decir dónde queda mi adolescencia, olvidada, enterrada, esfumada en un jirón de niebla gris mientras, eso sí, suenan los beatles y Bob Dylan.
    Tengo, además, mucha tela pendiente que cortar. Me acabo de meter con "El quinteto de Aviñón" de Durrell, un voluminoso tocho que me va a llevar varias eras geológicas terminar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, pues yo soy muy de ACDC, Guns y Aerosmith, cuya época de máximo éxito me pilló cuando salía apenas de la niñez. Sigo escuchándolos, de hecho. Ánimo con Durrell, seguro que al final no te cuesta tantas eras, que es un genio escribiendo.

      Besines

      Eliminar
  11. A mí también me ha pasado eso de desear tener otra edad para disfrutar más apasionadamente de ciertos relatos, como veo que pasa con este libro... De la autora tengo otras novelas pendientes que me llaman más: si me gusta su estilo, no olvidaré tu recomendación de hoy. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, ojalá tuviéramos una app para situarnos mentalmente en la edad adecuada para cada libro. ¡Los disfrutaríamos mucho más! Ya me contarás qué tal con Gopegui.

      Un besote

      Eliminar
  12. Pues me parece interesante, creo que me gustaría =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, si te gusta la música, te gustará seguro.

      Un beso

      Eliminar
  13. ¡Qué alegría leerte! El libro no lo conocía pero la música sí estuvo muy presente en mi adolescencia. Eso sí, yo era mucho más ñoña jejeje. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa, a ver lo que me dura, que llevo una temporada como el Guadiana. Yo cambié pronto las ñoñerías por el rock y el punk. Y ahí sigo, que no soporto la música de los superventas de pop español.

      Besines

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...