miércoles, 24 de abril de 2013

Sant Jordi, a veces...

Marta Torres
El libro me lo debería haber regalado él, con su enorme sonrisa y alguna broma en su voz rota, no su viuda...
Las novedades no dejaban ver el bosque...
No hubo rosa...
A veces, sant Jordi no puede con su dragón...

40 comentarios:

  1. Dorothy esas líneas suenan a inicio de una buena novela!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, pues no lo había pensado...
      ¡Pero gracias!

      Un besazo

      Eliminar
  2. De acuerdo con Marisa, sugieren tantas cosas...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pakiko, pues me encanta que sugiera, la verdad.

      Besines

      Eliminar
  3. Hay dragones que consiguen ocupar todo un día.

    ...¿y donde está nuestro "matadragones" en ese momento?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guille, a mí los dragones me caen simpáticos, igual eso lo explica todo...

      Eliminar
  4. qué triste, pero me encantaría que siguiera..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, me sorprende que a varios os haya parecido el inicio de algo. No era la intención, pero me gusta mucho.

      Eliminar
  5. Ffff que triste Dorothy...

    Estos son los momentos en que la vida parece ser una gran loza...
    Espero que tu si puedas con el Dragón y resurjas con tu habitual luz y alegría.

    Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, yo al dragón le hago la cama, le cepillo las escamas y hasta le sirvo estofado de sant Jordi.

      Un besazo

      Eliminar
  6. Vaya, qué triste.
    Espero que el próximo SJ sea mejor. Es un día demasiado especial como para que sea triste.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azalea, yo también espero que sea mejor. Lo empecé con algo muy triste y creo que no remonté.

      Muchos besos a ti también

      Eliminar
  7. Mi Sant Jordi no vino acompañado de regalos a parte del que recibí gracias a la iniciativa de Kayena, pero si disfruté mucho de mis lecturas. Espero que ese fuera el inicio de tu día, pero no la continuación.
    Un saludo y de acuerdo con los compis, sería un inicio genial para una novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, yo de eso no me puedo quejar. Dos amigas me regalaron dos libros, mi madre otro libro más, un amigo me ha enviado otros dos y otro amigo cambió la rosa por una planta de maría. Pero no hubo rosa en el sentido que me habría gustado.
      Tendré que pensarme lo de la novela, en vista de los comentarios.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. I és que els dracs són incenciaris... i costa d'apagar aquests focs.
    Joooo, no vull que estiguis trista, quines roses més pansides. Però segur que tornaran a renéixer!
    Petonsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, els focs interns no hi ha qui els apagui. No estic trista, però tampoc estic contenta. Estic en 'standby' i em fot molta ràbia. Potser hauria d'esbergar aquestes roses tan pansides als fems, a veure si algú me n'envia de fresques.

      Un petonàs

      Eliminar
  9. Bueno vale, pues que sea una novela por votación popular, pero nada de irse de copas con la viuda. A mí la rosa me la regalaron los de la casa del libro, encima se me rompió por el camino y llegó a casa sin tallo. Morirá en breve, es que los dragones este año han venido muy peleones...¡La próxima vez será!
    Besos Scarlett O'Hara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, lo de la novela (o cuento, no voy a ser tan ambiciosa) me lo estoy pensando en vista de los comentarios. Lo de la viuda no es broma, por desgracia, pero no va por dónde crees: http://dorothycontacones.blogspot.com.es/2012/08/la-musica-que-temblaba-en-los-dedos-de.html
      Tú pon la rosa en agua con media aspirina efervescente y verás cómo te dura más.

      Un besazo, Norah Woolf
      Me temo que soy caprichosa y malcriada como Scarlata aunque por desgracia no tengo los ojos de Vivien Leigh

      Eliminar
    2. Oh, vaya, menudo malentendido. Ahora seguro que me gusta más lo que vayas a escribir a partir de esa historia.
      Un besote.

      Eliminar
    3. Norah, no sé yo si escribiré algo...

      Eliminar
  10. Ay Dorothy...

    A ti no te faltan los libros. Como a mí...

    Para domar un dragón se necesita mucha energía y mucha paciencia. Pero ¿te imaginas ver el cielo desde arriba?.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., claro que imagino ver el cielo desde arriba y, además, hay dragones estupendos, como Fújur, que no necesitan domador.

      Un beso

      Eliminar
  11. Dorothy:
    lamento que haya sido un día del libro que comenzó con tristeza y no logró remontar...espero que el que viene sea mejor (siempre queda la esperanza).
    Un abrazo fortísimo,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bibliobulímica, la esperanza siempre está ahí. Empezarlo triste marcó todo lo demás.

      Un abrazo igual de fuerte

      Eliminar
  12. A ver qué pasa con ese dragón... =)
    Bonita entrada, aún con su toque melancólico.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, gracias. A los dragones, mejor que los caballeros los dejen tranquilos.

      Un besazo

      Eliminar
  13. Tristes palabras... Pero me ha gustado. Son de las que te hacen sentir, de las que llegan a calar... COincido con Marisa, es un buen inicio para una novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, me alegro de que te haya gustado, aunque sean poquitas las palabras. Voy a tener que pensarme eso en serio.

      Un besazo

      Eliminar
  14. A mí me pega más como un "micro" algo melancólico, pero perfecto para Sant Jordi.

    Un besín, Dorothy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, lo más seguro es que se quede ahí, como micro.

      Besines

      Eliminar
  15. Por eso no me gustan las "fechas señaladas", son momentos que alimentan la melancolía.

    Aunque SAnt Jordi en Barcelona es muy bonito de vivir, tengas motivos o no para disfrutarlo.

    A reveure!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, las fechas señaladas están bien si las celebras, pero si algo no está bien te recuerdan lo que te falta. Los Sant Jordi en Barcelona eran fabulosos.

      A reveure

      Eliminar
  16. Probablemente, la entrada más original de todas las que visité con motivo del Día del Libro. Me ha encantado. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús, muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado.

      Besotes

      Eliminar
  17. Yo también te animo con esa novela. Esta mini entrada sugiere tantas cosas...

    Respecto al día, es un día. Sin más. (Aunque mi me gusta mucho) lo mejor será cuando recibas un libro o una rosa un día que no te lo esperes. Ese día se comerá con patatas a todos los SJ.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, pues recojo esos ánimos y los dejo guardaditos con los otros. Este ha sido un Sant Jordi especial, he echado de menos a mucha gente, de ahí esas sensaciones.

      Besotes

      Eliminar
  18. Ay! Te lo hubiera regalado yo el libro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ignacio, tranquilo, que libros me han regalado. Me ha faltado la rosa...

      Eliminar
  19. Bueno, estas fechas señaladas a veces son un incordio por los desengaños que se lleva una. Y gracias por felicitarme el añito del blog ;) me hizo ilusión.

    Un beso y por qué no, una rosa aunque sea virtual ;)

    @----//-------

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, gracias por la rosa... Son pequeños desengaños que se curan rápido

      Un besazo

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...