domingo, 20 de marzo de 2011

En La Habana de Chico y Rita

Aún estoy moviendo las caderas y eso que hace días que salí del cine. Pero es que todavía escucho el piano de Bebo Valdés mientras por la retina de la memoria bailan imágenes de la maravillosa Cuba prerrevolucionaria de 'Chico y Rita'. Los primeros minutos cuesta acostumbrarse a la animación de Mariscal. No se parece a ninguna vista antes. Es diferente. Curiosa. Es verdaderamente un dibujo en movimiento. Es imposible no enamorarse de Chico, un extraordinario pianista cubano que busca triunfar; de Rita, una cantante de cuerpo tan voluptuoso como su voz, y de La Habana, una ciudad que aún no tiene desconchones en las fachadas, en la que todo el mundo es feliz y viste con elegancia y en la que es imposible esconderse del mejor jazz. La historia de amor entre los protagonistas, sin embargo, suena a bolero, que es a lo que suenan todos los amores imposibles, esos que se cruzan, aparecen y se evaporan únicamente para volver años más tarde con la misma intensidad. Esos que deseas olvidar y en los que piensas cada día, incluso cuando crees que amas a otra persona. Esos que te hacen temblar las piernas y te dan una patada en el estómago pasen años o décadas. Esos con los que te resignas a vivir y que se resisten a abandonarte.

18 comentarios:

  1. Tadavía no he podido ir a verla, pero no me la voy a perder. Boleros, jazz y ese aire de aquella época... demasíados atractivos.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo estuve gran parte de la película emocionado. Lo pasé genial.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con el final de tu entrada. Tu reflexión a raíz de la película sobre los amores imposibles. Me encanta como te expresas. Es fácil sentir contigo.

    Espero poder pronto ver la película, gracias por la crítica DoRita.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta


    La poesía..
    Demos-le la palabra a los versos en esta fecha..

    Un gusto leerte..


    Un abrazo
    Saludos Fraternos..

    ResponderEliminar
  5. Ely, no te la pierdas. Eso sí, hay que verla en pantalla grande para poder apreciar los miles de detalles de los escenarios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Chuscartes. Es que tienes que tener el corazón y la cadera de madera para no emocionarte. Yo también lo pasé genial aunque lamenté que no vendieran mojitos en el cine.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. David, gracias.
    ¡DoRita! Qué bueno. Así le tradujeron el nombre a Judy Garland en algunas versiones latinoamericanas de 'El mago de Oz'. ¡Me encanta!
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Todavía no la han puesto en mi ciudad, pero no me la perderé. Preciosa entrada... como siempre!
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. La verad es que no soy de películas de dibujitos ( a no ser las antiguas y clásicas de WaltDisney... espero que se escriba así), pero claro, leo tu reseña y... vamos que... en fin, iré a verla antes de que la retiren de las carteleras!!!!!!!!
    qué bien "vendes todo" (vender todo en el buens sentido y con mucho cariño de la expresión eh?????), es imposible no hacerte caso!!!!!!!!!!!!

    un besazo

    ResponderEliminar
  10. a mi me daba cierto recelo ir a verla, pero después de leer esta entrada me he acabado de convencer!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias Carmen. ¿Que aún no la han puesto? ¿Hay algún lugar en España al que tarden más en llegar las películas que a Ibiza? No me lo puedo creer...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Maria, tranquila, no había malpensado en eso de vender. Gracias, pero es que intento hablar solo de lo que vale la pena. En lo malo, mejor no invertir muchas palabras. La peli hay que verla, pero es que a mí me encantan las películas de animación. Eso sí, si no te gusta el jazz, no respondo de lo que puedas pensar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Raúl, bienvenido. ¿Recelo? ¿Por los dibujos? ¿por la música? ¿por Mariscal? Cuando tengo dudas sobre una película siempre pienso que lo peor que puede pasar es que no me guste y tengas la sensación de haber perdido el dinero. Si te gustan la música y el cine no te defraudará.

    ResponderEliminar
  14. Que bien habla todo el mundo de ella!
    luego, te haré caso y la veré.

    Besicos!

    ResponderEliminar
  15. pues tienes razón, lo peor que puede pasarte es que no te guste, y siempre es mejor andar escaso de expectativas y llevarte la sorpresa que esperar mucho y salir defraudao.

    ResponderEliminar
  16. Susana, espero que te guste, pero todo depende de los gustos de cada uno. Si todo el mundo te ha hablado tan bien, igual acaba defraudándote.
    Si la ves, ya me contarás qué te parece.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. ¡¡ añoranza por mi tierra !!
    siempre lo diré, aunque yo nací en el año 1993, un año bastante díficil para cuba dado que la caída de la URSS estaba bien reciente, en mi opinión los mejores años de Cuba fueron los 50, todo y que a Castro le gusta decir que en aquel entonces eramos una colonia de los yankees XD..
    me ha encantado tue entrada..!!
    besos:))

    PS: Dorothy me gustaría seguir tu blog pero no veo el botón de seguir (?)

    ResponderEliminar
  18. Cuando se está lejos de casa, por bien que se esté, siempre se echa de menos el terruño. Aunque nacieras en los 90 seguro que tienes cerca a gente que te pueda contar historias maravillosas de cuando en Cuba se escuchaba música yankee.

    Un besazo.

    PS: Pues tendré que solucionar el problema con el botón.

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...