viernes, 12 de marzo de 2010

Mala leche en el Ejército de la Nueva Tierra

Cada vez que me acuerdo de 'Los hombres que miraban fijamente a las cabras' me asoma el colmillo derecho por la media sonrisa. Lo siento. Me gustan la mala leche con guasa, el cinismo moderado y la ironía controlada. Y la película de Grant Heslov tiene una buena dosis de las tres, además de algunos momentos en los que es imposible aguantar la carcajada. La historia, basada en un libro de Jon Ronson, ronda el absurdo. Y tengo debilidad por el absurdo. Un periodista de comarcas que decide superar su divorcio marchándose a Irak. Un militar sin ejército en una misión secreta. Una unidad especializada en lucha paranormal con tintes hippies (el Ejército de la Nueva Tierra). Lo dicho, todo muy absurdo. Pero genial. Es cierto que tiene algunos fallos de guión (parece que se han pasado con la tijera en los flashbacks), pero los actores, tanto los principales (George Clooney, Ewan McGregor y el recién oscarizado Jeff Bridges) como los secundarios me hicieron creerme este disparate.

1 comentario:

  1. No mires a los ojos de las cabras
    me dan miedo, siempre mienten
    no salgas a la calle cuando hay cabras
    ¿y si no vuelves? ¿y si te pierdes?, oh oh.

    Para colmillo torcido, el que se te pone con 'Un tipo serio'.

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...