sábado, 6 de junio de 2020

Mujeres que no perdonan


Mujeres que no perdonan, Camilla Läckberg (Planeta) | @martatorresmol

No me voy a andar con rodeos: comprar este libro es tirar el dinero. Diría que también es despilfarrar el tiempo, pero como apenas se tardan un par de horas en leerlo, tampoco es para tanto. 'Mujeres que no perdonan' es una tomadura de pelo. De su autora, Camilla Läckberg, y de la editorial Planeta, a la que después de estafarme 19 euros dudo mucho que compre un libro en muuuucho tiempo. Igual es que la Läckberg se equivocó y en vez de la novela envió los apuntes del libro, pero vaya, ni el argumento ni la forma justifican el papel y la tinta invertidos en él. Si ésto lo envía un autor anónimo a la editorial, acaba en la papelera. Lo tengo clarísimo.

A ver, la idea es muy 'Extraños en un tren', un argumento ya más que exprimido en el que el crimen (o los crímenes) perfectos pasan por hacer que unos desconocidos se intercambien sus objetivos. Sin nada que los relacione con su víctima, es difícil que descubran al asesino. En este caso, las asesinas son tres mujeres (Victoria, Ingrid y Birgitta) y las víctimas, sus maridos, que engañan, humillan y maltratan. La idea ya no es original, pero si encima no las vistes bien... Los capítulos son cortísimos, los personajes muy planos y sin apenas historia previa y la trama un aquí te pillo aquí te mato. Nunca mejor dicho. Eso sí, alguien en la editorial pensó que si le ponían letra grande, márgenes anchos y una tapa dura podían engañar a lectores incautos. Como yo. Entré en una de mis librerías pidiendo, literalmente "un libro de hospital". Y mi librero (uno de ellos), que entendió perfectamente lo que quería (algo que se leyera rápido y que no requiera la atención de todas mis neuronas), me dijo que no tenía mucha cosa (consecuencias del estado de alarma en una isla), de novela negra apenas le quedaba un ejemplar del libro de la Läckberg que tuvo que rescatar del escaparate. Había leído dos de sus novelas de Fjällbacka y pensé: "Vale. Me vale". Y me llevé al hospital una estafa con páginas. No le voy a dedicar más tiempo, pero, ya os vale, Camilla y Planeta.

"Cuando su marido entró en el cuarto de estar, Ingrid Steen disimuló el objeto que tenía en la mano y lo escondió entre los cojines del sofá. Tommy pasó de largo.
Tras dedicarle una sonrisa fugaz y mecánica, prosiguió en dirección a la cocina. Ingrid oyó que abría la nevera y buscaba dentro, cantando entre dientes 'The river', de Bruce Springsteen.
Dejó el objeto donde estaba, se levantó del sofá y se acercó a la ventana. Las farolas de la calle batallaban con la oscuridad nórdica. los árboles y arbustos parecían desnudos y retorcidos. En la casa de enfrente temblaba la luz de un televisor. 
A sus espaldas, Tommy carraspeó y ella se volvió.
—¿Qué tal te ha ido el día?"

Título: Mujeres que no perdonan
Autora: Camilla Läckberg
Traductora: Claudia Conde
Editorial: Planeta
Páginas: 224
Precio: 19€
Procedencia: comprado

12 comentarios:

  1. Dorothy yo no le leído a la autora y pensaba estrenarme con este porque es más breve pero, madre mía, qué despropósito. Salgo corriendo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, pues yo el primer libro que leí de ella (El domador de leones) me encantó, me gustó muchísimo y me quedé enganchada sin poderlo soltar hasta que lo acabé. Al cabo de un tiempo cogí otro y... me pareció el mismo libro. Este ha sido más que una decepción, así que creo que tardaré mucho en volver a leer algo de ella.

      Besines

      Eliminar
  2. Madre mía, creo que nunca te había visto tan enfadada. Es la típica reseña que dices, no quiero dedicarle tiempo pero tengo que expresarme y si puedo salvar el dinero de alguien... En fin, que este tipo de autoras de ya lo tengo hecho y con poner el nombre me vale, hacen estas cosas. No pensaba leerlo porque leído el de la sirena, que es de la serie, no me atrae la autora de la que creo que es de las que escribe (so es que siempre lo hace ella), con una plantilla y cambia nombres, delito y poco más. Te diré una cosa por si te sirve de consuelo, al menos es el libro que vas a relacionar con ese tiempo de hospital. A veces con ciertos recuerdos prefiero relacionar libros que no signifiquen mucho.
    Por eso no he leído Iris en el confinamiento.
    Te dejo la guillotina.
    Besotes, hermana Robespierre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, es que estoy muuuuy enfadada. Puedo entender muchas cosas. Que un libro flojee, entero o en algunas cosas. Que un escritor cambie por completo y no me convenza. Que un libro me parezca pesado, que los personajes no me gusten, que el final me parezca pillado por los pelos... Pero lo de este libro, no. Esto es otra cosa. Esto es una estafa en toda regla. De la editorial y de la escritora, que saben que con su nombre venderán millones de ejemplares aunque el libro sea una mierda. Que lo es. Los errores se perdonan, los engaños, no. Llevo una temporadita de libros de hospital. Algunos para bien y otros para mal.

      Un besazo.
      (Me voy a hacer una copia de la tuya, hermana Guillotine).

      Eliminar
  3. No sé si lo he dicho ya alguna ve, pero no soporto a Camilla Läckberg, Intenté leer uno (no me acuerdo del título) hace un par de años, llevado por la ola de la novela nórdica y se me cayó de las manos a las pocas páginas. No lo tiré y, como no tengo chimenea, no puedo hacer lo que hace Pepe Carvalho con los libros de su biblioteca, así que estará en algún sitio.
    Espero que lo de Hospital no sea por causa de tu salud
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, si por algo echo de menos no tener chimenea en casa es, precisamente, por no poder hacer un Carvalho con determinados libros. Porque algunos se merecen la hoguera. Aunque sea en versión doméstica.

      Besines.

      (no es mi salud, aunque no sé si eso me consuela).

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Vaya, a mí este libro no me daba buena espina y acabas de confirmar mis sospechas... Me da un poco de desconfianza cuando las novelas tan cortitas nos prometen tantas cosas, pero bueno, al final por muy plano y malo que sea se venderá porque la autora ya tiene renombre...
    No he leído nada de ella, pero desde luego no empezaré con este libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mel, la verdad es que ya sólo la portada debería hacernos dar un paso atrás, pero, mira, hay momentos en los que las neuronas no carburan mucho. Eso es lo que me enfada, que saben que venderán millones y millones de copias y se aprovechan. Yo el primero suyo que leí fue 'El domador de leones', que me gustó mucho

      Besines.

      Eliminar
  5. No me llamaba mucho pero ya después de ver tu enfado, lo descarto completamente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, huye. No te dejes ni un céntimo en esta novela. No lo vale. Como mucho, si sientes curiosidad, cógela de la biblioteca.

      un besazo.

      Eliminar
  6. Una estafa con páginas, creo que esa frase lo resume todo. No lo he leído pero hace poco hablé con alguien que lo acaba de terminar y sus impresiones eran muy parecidas a las tuyas. Breve y vacío de contenido para lo que cuesta. La aportación de "extraños en un tren" la puse yo mientras me explicaba la trama, que de entrada no me atrajo precisamente por lo explotada que está. Vamos, que me has convencido definitivamente para no leerlo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, creo que cualquiera, sobre todo si ha leído antes algún libro de Läckberg, ve que es una estafa con página. Sí, lo de 'Extraños en un tren' ya me acabó de rematar por, como bien dices, lo explotada que está esa trama.

      Abrazos.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...