jueves, 27 de junio de 2019

'La hija de la española'


'La hija de la española', Karina Sainz Borgo (Lumen) | @martatorresmol

¡El horror! ¡El horror! no se encuentra, sólo, en los meandros más oscuros del río Congo. Puede estar a tu lado. Ser tu realidad. Esperarte a la vuelta de la esquina, en tu propio hogar, en un país que se va desmoronando y en el que los unos y los otros toman las calles y convierten a cualquiera en el enemigo. Da igual de qué lado estés. Da igual si ni siquiera tienes un bando. O si has decidido que tu bando sois únicamente tú y los tuyos, los pocos que aún te quedan. Estás ahí. Y no hay vía de escape. ¡El horror! ¡El horror! puede ser una señora con chancletas que te quita lo poco que aún te queda. Tus escasos tesoros. Aquello que, poco a poco, ha hecho de ti quien eres. ¡El horror! ¡El horror! es, sin duda, tener que dejarte a ti misma atrás, casi olvidarte, para sobrevivir. Una mariposa obligada a meterse en un capullo varias tallas más grande. Una metamorfosis tan dolorosa como necesaria.

Eso es lo que le pasa a Adelaida Falcón, la protagonista de 'La hija de la española', de la periodista Karina Sainz Borgo. En las páginas ella no lo dice explícitamente, pero la pesadilla que estremece a Adelaida, obligándola a tomar decisiones que a ella misma aterran y repugnan (ese cadáver cayendo por el balcón...), sucede en Venezuela. Su Venezuela. Ese país que, quienes la seguimos y la leemos, sabemos que le duele. Es Venezuela, pero podría ser cualquier país en descomposición, putrefacto, maloliente, con conflictos en las calles, supermercados vacíos y en el que las compresas son un lujo y enterrar a tus muertos una odisea. Desde la primera frase ("Enterramos a mi madre con sus cosas...") Adelaida te tiene con el estómago en un puño y el corazón lleno de polillas. Sufres. Te asustas. Te enfadas. Tomas decisiones que no querrías. Lloras. Vives a oscuras. En silencio. Se te rompe el alma cuando ves tus libros convertidos en munición de no sabes muy bien qué guerra, tu loza estallar en pedazos y las lentejuelas de la blusa de tu madre resbalar hasta el suelo, alejándose de un cuerpo que nunca debió lucirlas, escapando, como tú. Como Adelaida Falcón, un personaje que se te pega a la piel

¡El horror! ¡El horror! es tener que huir. De tu hogar. De los tuyos. De tus recuerdos. De lo que fuiste. De ti.

"Enterramos a mi madre con sus cosas: el vestido azul, los zapatos negros sin cuñas y las gafas multifocales. No podíamos despedirnos de otra manera. No podíamos borrar de su gesto aquellas prendas. Habría sido como devolverla incompleta a la tierra. Lo sepultamos todo, porque después de su muerte ya no nos quedaba nada. Ni siquiera nos teníamos la una a la otra. Aquel día caímos abatidas por el cansancio. Ella en su caja de madera; yo en la silla sin reposabrazos de una capilla ruinosa, la única disponible de las cinco o seis que busqué para hacer el velatorio y que pude contratar solo por tres horas. Más que funerarias, la ciudad tenía hornos. La gente entraba y salía de ellas como los panes que escaseaban en los anaqueles y llovían duros sobre nuestra memoria con el recuerdo del hambre".

Título: 'La hija de la española'
Autora: Karina Sainz Borgo
Editorial: Lumen
Páginas: 200
Precio: 18,90€
Procedencia: regalo Sant Jordi

12 comentarios:

  1. Tan terrible es huir de tu hogar, de tu familia, de tu tierra, de todo... No era un libro que me llamara mucho, pero ahora lo voy a tener muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, vale mucho la pena. Se lee prácticamente de un tirón y a mí me ha resultado muy interesante.

      Besines.

      Eliminar
  2. El horror es que este tipo de historias no existan solo en la ficción. Hay días que soporto un telediario y otros que solo leo titulares en los periódicos pero una novela que encima se va a pegar no lo veo viable en mi caso.
    Horror es la palabra que has escogido para definir este libro y no eres de las que pega palabras sin pensar, y a mí esa palabra me da mucho miedo.
    Besos Dorothy Pulitzer
    PD me gusta mucho eso que tienes entre las manos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, bueno, ya sabes que para mí el peor horror es no saber. Creo que hay que conocer el horror todo lo que se pueda para estar preparada para afrontarlo. Yo también prefiero los libros y películas felices, pero necesito este tipo de lecturas que, además, sé que están muy pegadas a la realidad. Es duro, hay momentos muy crudos, y está escrito de forma bastante quirúrgica, aunque dejándote ver las entrañas. Me ha parecido muy interesante, la verdad.

      Un besote.

      (Eso que tengo, bueno, tenía, entre manos creo que te gustará, tiene gracia)

      Eliminar
  3. Tu reseña suena terrible, con ecos estremecedores, quizá más horror que el que cuenta Joseph Conrad en "Heart of darkness" . Voy a pasar. Me basta con leer la prensa y ver las fotos como las de ese padre y su hija ahogados en el Río Bravo por intentar alcanzar un sueño. Tenemos el corazón de piedra, lo sé, pero no quiero que se fragmente en mil pedazos. Todavía lo necesito
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, pues yo creo que a ti te gustaría. No es terrible en el sentido del Río Bravo, es tremenda en otro sentido, más de mirarse hacia dentro, de lo que supone tener que plantearse huir. No es tan tremendo en ese sentido. Sí, quizás, en otro.

      Besines.

      Eliminar
  4. La tengo en casa y me llamaba la atención pero leí la sinopsis y no me sentí especialmente atraida. ES como si se hubiera evaporado ese interés inicial. Ahora, leyendo tu reseña, me puedo hacer una idea muy clara. Me resulta tentadora por el personaje aunque el encuadre no me termina de convencer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, se lee muy rápido, el personaje es muy interesante y creo que es el momento de leerla, ahora que la situación en Venezuela es más o menos la que reproduce el libro.

      Besotes.

      Eliminar
  5. ¡Hola Marta! Cierto..., hay tantas formas de vivir "un horror".... La verdad es que esta novela me atrae bastante desde que empecé a leer reseñas sobre ella y veo que aunque esté cargada de horror te ha gustado, que la autora te gusta mucho
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, es que a mí el horror me gusta. Es muy interesante ver cómo alguien de ese país analiza, aunque sea en forma de ficción, lo que puede llegar a vivir una persona que se encuentra en esa situación.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Jaja, ay Marta a mí también me gusta (pero solo en la ficción, en los libros, ¿eh?, que el horror lo quiero fuera de mi vida). Por eso esta novela me atrae bastante. ¡Gracias por la reseña!

      Eliminar
  6. La autora estuvo en un evento en mi ciudad. El libro se me pone por delante cada dos por tres ¿señales? Sin embargo, pese a las reseñas que os leo, tengo mis dudas. Veremos. Un beso!

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...