lunes, 8 de mayo de 2017

'La tienda de los recuerdos perdidos', huir, a veces, sirve


Huir, a veces, sirve. Salir corriendo. Olvidarse de todo y de todos. Refugiarse. Sin que nadie te consuele. Sin que nadie te haga sentir débil. Sin nadie que te recuerde lo que dejas atrás, lo que perdiste, a quien se olvidó de ti, lo que dejaste de ser, lo que querías... Huir a veces sirve. Algunos dirán que es cobarde. Pero no. No lo es si tienes claro que a quien debes enfrentarte, tu único enemigo en ese momento, eres tú. Huir a veces es simplemente decirle a los demás que te dejen, que esa pelea es cuerpo a cuerpo y no necesitas (ni quieres) padrinos. Y eso es precisamente lo que hace Lily, la protagonista de 'La tienda de los recuerdos perdidos', una novelita de Anjali Banerjee que se lee antes de que se te enfríe el chai fuerte con leche que te has preparado. Lily huye. Del dolor. De la muerte de su marido en un accidente de coche. Del vacío de su casa. De las miradas de pena de los demás. De los recuerdos. Huye, incluso, de sus propias lágrimas. Huye sin rumbo y llega a la pequeña localidad de Fairport, en la isla de Shelter (qué tendrán las islas que son al mismo tiempo refugio, paraíso y cárcel), donde descubre una pequeña casa amarilla en cuya planta baja hay sitio para una pequeña tienda. Y una gata. Una gata ya viejita. Y, no sabe muy bien por qué, se queda. Y monta su negocio de ropa y complementos vintage (por ahí me pilló este libro a mí...). Sabe que el negocio no va a tener mucho éxito, pero le sirve para seguir huyendo, para reconstruir su vida.

'La tienda de los recuerdos perdidos' no es una gran novela. Y es algo que sabes desde el principio. Pero es una de esas novelas agradables, que se leen rápido, sin complicaciones, y con las que sabes que, a pesar de que todo empiece fatal todo acabará bien. Y a veces eso, la certeza de que todo acabará bien, es lo único que buscas. Un libro refugio (como esa isla) al que huir por unas horas. Una historia que no te hace pensar, que simplemente pasa, y que, eso sí, te devuelve a esos días de dolor soledad cotidiana, no deseada, a la que te enfrentas cuando alguien desaparece. Pasado el shock y las lágrimas constantes queda el día a día. Lo más difícil. Y huir, a veces, sirve.

"Esta mañana voy por el camino de costumbre a desayunar al bar de Fairport disfrutando de los dulces aromas de las hojas de otoño, del agua salobre del mar y del exquisito salmón salvaje. El día empieza a bullir en nuestra brumosa isla. Las pintorescas tiendas abren las puertas y sus propietarios colocan letreros pintados a mano en las aceras. Herrerillos y pinzones revolotean en los árboles de los alrededores. Como de costumbre, atajo por el descuidado jardín de una casa amarilla que está deshabitada y tiene un cartel en la fachada, pero esta vez me paro a mirarla con detenimiento".

Título: 'La tienda de los recuerdos perdidos'
Autora: Anjali Banerjee
Traductora: Flora Casas
Editorial: Lumen
Páginas: 254
Precio: 17€
Procedencia: biblioteca mamá

8 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, los padrinos bienintencionados a veces no hacen falta, con saber que están es suficiente. De esta autora leí el de la librería y causa el mismo efecto que la tienda a la que desde luego entraré en algún momento.
    En este tipo de novelas es todo tan fácil en realidad...
    Aunque el talento no se hereda, algo se tiene que pegar, seguro.
    Besos Dorothy Divakaruni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, a mí es que me pone de muy mal café que intenten consolarme, porque no sirve para nada, todo hay que pasarlo y cuanto antes, mejor. Me vale con saber que hay gente que está ahí para darme un abrazo si lo necesito. Pero ya está. Me apunto en el la librería que comentas, que siempre viene bien tener algún libro de este tipo en la recámara precisamente por lo fácil que es todo. Digo yo que heredarse igual no, pero tener a alguien con talento que te diga qué está bien y qué no seguro que sí.

      Besos
      (Ya me gustaría a mí saber escribir algo como 'La joven de las especias')

      Eliminar
  2. Pues no será un gran libro, pero has sabido dejarme con ganas de leerlo. Creo que lo disfrutaría.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, supongo que hay libros del montón cuya experiencia lectora depende mucho más del momento en el que estás que de su calidad. Es un libro humilde, sin pretensiones ni sustos. Y eso, a veces, es lo único que quieres.

      Besines

      Eliminar
  3. Según leía, pensaba que huir no está mal, a veces es necesario, aunque sólo sea para estar un poco conmigo misma. Y de repente leo "libro refugio", y sí, tal vez no sea la novela del año, pero si puede proporcionarme un ratito de lectura agradable creo que ya vale la pena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al calor..., no soy muy partidaria de huir, soy extremadamente responsable y es algo que me cuesta, por mucho que lo necesite, supongo que es otro de los motivos por los que me ha caído en gracia esta novelilla. Ya me contarás.

      Abrazos

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog^^
    Que portada mas bonita, me encanta D
    No descarto leerlo.
    Besitooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandry, bienvenida. Si lo lees, ya me dirás qué te parece.

      Saludos.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...