lunes, 23 de noviembre de 2015

'Hombres sin mujeres', cuando las novelas no crecen


Hace un tiempo que dimití de Murakami. Me gusta. Me encanta como novelista. Pero leí un volumen de cuentos, ‘Sauce ciego, mujer dormida’, y dimití. Pero en ese intercambio irregular que mantengo con una amiga me cayó en las manos ‘Hombres sin mujeres’, un compendio de cuentos del escritor japonés. Así que abrí las tapas con el recelo y la recomendación en plena lucha. Y me topé con ‘Drive my car’, el primero de los siete relatos. Una historia de un actor famoso que busca un chófer que conduzca su coche y se encuentra con una mujer muy peculiar con la que establece una relación también peculiar. Y luego con ‘Yesterday’, y ese hombre que le pide a su amigo que entretenga a su novia mientras está liado con los exámenes (y entretener incluye lo que sea, por extraño que parezca). Y ‘Un órgano independiente’, con ese hombre consumido por amor. Y esa mujer de ‘Sherezade’ que llena el vacío de sexo del mismo hombre al que lleva la compra. Y después con ‘Kino’ y ese bar y esa gata (siempre hay gatos rondando cuando se lee a Murakami) que marca el destino. Y con ‘Samsa enamorado’ y esa mosca recién convertida en hombre y mirando con deseo a la cerrajera jorobada que cruza la peligrosa Praga para arreglar una cerradura. Y por fin con ‘Hombres sin mujeres’ y esa llamada nocturna que comunica un suicidio. Y, a pesar de que me he reconciliado con el Murakami cuentista porque algunos relatos, como ‘Samsa’, me han encantado, sigo pensando que a la mayoría de los cuentos de Murakami, muchas veces, les falta algo. Algo tan sencillo como un final redondo, un final que te haga pensar que de verdad has leído un cuento y no una novela que se quedó pequeñita, que no creció lo suficiente para tener un final.


“El timbre del teléfono me despierta pasada la una de la madrugada. Una llamada telefónica en plena noche siempre resulta violenta. Es como si alguien intentase destruir el mundo valiéndose de una brutal pieza metálica. Como miembro del género humano, tengo la obligación de acallarlo. Así que me levanto de la cama, voy a la salita de estar y descuelgo el auricular.”



Título: ‘Hombres sin mujeres’
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Páginas: 272
Precio: 19€
Procedencia: préstamo Marian


12 comentarios:

  1. Hola!! Me pasa un poco como a ti. Me gusta mucho Murakami, aunque no he leído relatos (soy más de novela, los libros de relatos no me llaman demasiado), pero su forma de escribir me parece una maravilla. Le falta eso, un final. Ya ni siquiera "redondo", tan sólo un final. Pero bueno, él es así y por otro lado no sé si cambiando ese aspecto realmente conseguiría gustarme más

    ResponderEliminar
  2. Todavía no me he estrenado con Murakami. Con alguno de estos relatos me has picado la curiosidad. No sé si empezar con este libro cuando por fin me anime a darle una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Es un autor al que todavía no he leído y la verdad es que me apetece. Creo que empezaré por El chino.
    Apunto este también =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Es que Sauce ciego es para morir...de hecho compraba sus libros siempre hasta que di con ese. Del que traes hoy estoy muy de acuerdo contigo. No redondea, le falta el sentido final que todo cuento necesita para existir y no parecer el borrador de una idea abandonada en un cajón.
    Yo también reincido porque el chico sin color volvió a gustarme mucho, muy Murakami.
    A ver qué nos trae con el que salió ahora.
    El de Underground ni lo intenté.
    Sigo pensando que nada como Sputnik, mi amor.
    Besotes Samurai Dorothy

    ResponderEliminar
  5. Doncs jo sóc fan de Murakami i tot i que no m'agraden gaire els relats curts no em va desagradar Sauce ciego mujer dormida. Tot i això aquest no em crida gaire. L'únic que em va decebre d'ell ha estat A la caza del carnero salvaje

    Petons

    ResponderEliminar
  6. No me gustó nada "Sauce ciego, mujer dormida". Tienes razón, les falta algo a los cuentos de Murakami, los terminas y te quedas como en el vacío. Aunque tal como describes los de este libro me atraen por la temática, quizá me lleve a engaño y sean más de lo mismo... De momento le daré otra oportunidad a Murakami, pero con una novela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Mi historia con Murakami es breve e intempestiva y eso que aún no he leído sus cuentos, que el del sauce me lo salto pero ya. De los que nos traes me produce curiosidad el de Samsa y oye, lo mismo lo leo y ya veré si alguno más. No rematar me parece imperdonable para los textos breves, con los cabreos que me cojo yo con los malos finales, encima multiplica por el número de historias, uf!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Bueno, Murakami era hasta hace poco uno de esos eternos pendientes y al final me arrimé a él, con recelo, y disfruté con Tokio Blues y alguno de los relatos. Sí que en alguno me he quedado un poco cojo al final, sí comparto esa impresión. Intuyo que lo que hace tan suyas sus historias es más el cómo, esa prosa y esa atmósfera que parece que la acompaña siempre. Volveré con él y con alguna otra de ellas.

    Besines! ;)

    ResponderEliminar
  9. Murakami todavía está en los autores que disfruto, aunque lo dosifico mucho porque sospecho que en algún momento también puedo "dimitir" de él. Pero quizás por eso lo leo con cierta benevolencia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No me gusta Murakami, no me disgusta, pero no me gusta, he leído dos de sus más célebres novelas y creo que tiene mucho oficio, pero no me conmueve ni sorprende.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Soy un fan decidido de Murakami, aunque es cierto que es muy desigual. hay novelas magníficas (o yo las encuentro magníficas). como "Norwegian wood" -que tradujeron al español como "Tokio blues"-, o la última, la historia del chico sin color. Sobre sus cuentos, lo qiue pasa es que muchos son simplemente sketches de libros que después ha publicado, por eso suenan incompletos. No me acuerdo ahora de memoria, pero en "After the earthquake" publica varios que luego han dado origen a algunos de sus libros, pr ejemplo.
    Pero en fin, pasa como con las personas que amas, que les perdonas algunas chapuzas.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo todavía no he leído nada del autor y no sé si me decantaría por este. La verdad es que me da mucho respeto y por lo que oigo por ahí , lo mismo me pasa como a ti y tengo que dimitir. No sé. Aún no me planteé seriamente leer nada suyo. Besos

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...