lunes, 18 de mayo de 2015

Coca de pimientos ibicenca

@martatorresmol
Soy más de salado que de dulce. De siempre. Y la coca de pimientos típica de mi isla es una de mis debilidades. Me gustaba desde pequeña, cuando la comía en las entregas de trofeos del club de tenis que regentaban mis abuelos. Eran compradas, pero compradas de los años 80, cuando a las panaderías no habían llegado las baguettes ni el pan congelado, cuando los panaderos preparaban todo con el mismo mimo con el que se cuida un hijo y sus panes y pasteles sabían igual que hechos en casa. Ahora eso es imposible. Las cocas de pimiento puestas a la venta no saben a nada. No tienen nada que ver con aquella delicia que llenaba la boca de sabor y el cerebro de endorfinas. Antonia, la señora que limpiaba en casa cuando era apenas una adolescente, me enseñó a prepararla. Han pasado muchos años desde entonces, pero sigo preparándola. Muy a menudo. Mucho. No exactamente igual que Antonia, porque he ido perfeccionándola, pero es una de las delicias que me reconcilian con el mundo. El olor de los pimientos asados llena la casa y soy un poquito más feliz.

Ingredientes:
-450 gramos de harina
-aceite
-medio vaso de vino blanco
-sal y pimienta
-seis pimientos rojos
-dos ajos
-aceitunas negras

Elaboración:
-Mejor si los pimientos los preparáis un par de días antes, así tienen más sabor. Calentad el horno al máximo. Lavad los pimientos y colocadlos en la bandeja del horno son un poco de sal y un chorrito de aceite. Bajad la temperatura hasta 180 grados. El tiempo dependerá del tamaño y grosor de los pimientos, pero cuando estén un poco negritos, dadles la vuelta. Cuando del otro lado tengan el mismo color, sacadlos del horno y, si le tenéis cariño a las yemas de vuestros dedos, esperad a que se enfríen para pelarlos.
-Pelad los pimientos y quitadles todas las semillas. Intentad no dejar ni una, que amargan un poco. Troceadlos a tiras, con los dedos, no importa que no sean iguales, y ponedlas en un envase de plástico.
-En un mortero, machacad los ajos con un pellizco de sal y añadidle aceite, como un vaso, más o menos. Echadlo sobre los pimientos (tienen que quedar más o menos cubiertos), dadles un par de vueltas, tapad y reservad en la nevera.
-Para la masa, mezclad la harina con un pellizco de sal y aceite (como un vaso de chupito). Añadidle el vino poco a poco y amasad bien. Lo mejor es mezclarlo en un bol grande y cuando la masa tenga cierta consistencia pasar a la encimera. Amasad bien, hasta que la preparación no se pegue a los dedos y tenga una consistencia elástica. Añadid un poco de agua si está seca o un pelín más de aceite si no está suficientemente elástica. Golpeadla contra la encimera, rompedla y volvedla a juntar, pellizcadla... ¡Todo sirve!
-Estirad la masa con un rodillo. Cuanto más fina quede, mejor. Engrasad con un pelín de aceite la bandeja del horno y colocad encima la masa. Calentad el horno.
-Cubrid la masa con los pimientos, intentando que no queden mucho huecos. Espolvoread un poco de pimienta y colocad las aceitunas como más os guste. Pensad que os pueden servir de guía para después hacer las porciones. Con una cuchara, echad por encima un poco del aceite con jugo de pimientos que queda en el recipiente. (¡No se os ocurra tirarlo! Es ideal para las tostadas y para aderezar ensaladas).
-Meted en el horno a 180 grados y en unos 20 minutos aproximadamente estará lista, aunque lo mejor que podéis hacer es no perderla de vista. cuando los bordes estén tostaditos, es el momento de sacarla.
-Esperad a que se enfríe y... ¡A disfrutar!

14 comentarios:

  1. A estas horas que te voy a decir, me la comería yo solita olvidando mi dieta de operación vikini jajajajaja

    Feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, pues nada, coge un cachito. En esa operación andamos todas.

      Feliz fin de semana

      Eliminar
  2. Que hora más mala he escogido yo para venir a leerte, qué ganas. Me encantan los pimientos asados y los hago mucho, así que tengo que practicar el paso de la masa, pellizcar, estirar y lo que haga falta. el resultado tiene que ser apoteósico, seguro. Gracias por la receta (y el olorcillo imaginario).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, pues nada, cuando hagas pimientos asados haz unos poquitos más y los aprovechas para hacer la coca. Ya de paso, escoge un día en que te apetezca matar a alguien y te desahogas con la masa. Jijiji...

      Besotes

      Eliminar
  3. Pues mira, para que te voy a engañar. Yo he estado a punto de pasar de largo porque eso tiene una pinta estupendísima y yo estoy con gastroentiritis, así que me he quedado en los ingredientes, jajaja.

    Eso sí, ahora que voy fogoneando poco a poco me guardo la entrada y la preparación para cuando al señorito de mi estómago le de la gana de trabajar :P

    Besines a la chef! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, espero que ya estés mejor del estómago... ¡Y anímate a cocinar esto, que es muy facilito!

      Besines

      Eliminar
  4. Pues...nunca la he probado...me llevo la receta, ea. Gracias por compartir. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Vine ayer a leerte y... la cené ayer por la noche. La verdad que está de muerte. Deberían de poder ponerse fotos en los comentarios!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras Leo, ¡eso sí que es un dicho y hecho! Me alegro de que te gustara. Y sí, cómo me hubiera encantado (añun más) este comentario con una fotillo.

      Besazos

      Eliminar
  6. Dorothy mira que pasarme por aquí a las 14.35... ¡¡qué hambre!! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, pues sí, eso me está pasando a mí ahora, que son las 13.11...

      Besines

      Eliminar
  7. Magnífico. Como soy un cocinilla aficionado, voy a tener que probar. Vamos, cuando consiga quitarme de encima este trancazo que me he pillado el domingo y que me tiene encerrado en casa, tosiendo y tosiendo.

    Besos (con mascarilla, por supuesto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, ya sabía yo que te atreverías a probar. Y, a ver, que siempre puedes aprovechar los últimos coletazos del trancazo para meterte entre fogones...

      Besos

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...