viernes, 20 de febrero de 2015

¡Dudad, dudad, malditos!

M. T.
La duda. Ese mecanismo de defensa, sí, como el miedo, contra la mentira. Esa costumbre en vías de extinción. Eso que sólo hacéis con los periodistas y vuestras parejas y que, ¡oh, misterio! no hacéis casi nunca en las redes sociales. Hace una semana miles de personas creyeron que en Ibiza nevaba. Todo el mundo compartió y reprodujo (algunos incluso se la adjudicaron) una fotografía que comenzó a dar vueltas por twitter, facebook e instagram (la historia completa la contó aquí, con mucha gracia, mi compi Fernando de Lama). Pocos dudaron de que esa foto fuera real. Pocos pusieron en duda que no se hubiera hecho ese día. Pues la foto, de Andrés Iglesias, era de febrero de 2012, cuando sí nevó bastante en la isla. Pero da igual. ¿Qué importa la verdad y la realidad en las redes sociales? Pocos días antes, además, los informativos de Tele5 emitieron unas imágenes de un ferry inclinándose peligrosamente de un lado a otro por el oleaje llegando al puerto de Formentera. Una muestra fantástica del mal tiempo que azotaba España esa semana. Pues tampoco. Ese vídeo también tenía unos años. Y ahí estaba, dando vueltas por Internet y con todo el mundo llamándote y whatsappeándote que no se te ocurriera meterte en un barco o un avión porque "ya he visto cómo lo tenéis hoy ahí". ¿Y la duda? Pues rasgándose las vestiduras de que nadie se acuerde de ella cuando debe. Porque, oye, esos mismos que no dudan de lo que se comparte en las redes sociales, curiosamente, luego siempre ponen en duda lo que escribimos los periodistas. A ver, no conozco a ningún compañero que se siente a escribir con inquina y mala intención. Al contrario. La gran mayoría nos sentamos a escribir para contar historias, escribimos lo que sabemos cierto, lo que contrastamos, todas las versiones que encontramos, lo que hemos visto con nuestros ojos o escuchado con nuestras orejas, los detalles en los que hemos reparado y que, aunque pequeños, sirven para calibrar la medida real de las cosas. Si a pesar de eso queréis dudar de nosotros, de todos o de algunos, adelante, hacedlo. Preguntaos lo que queráis. Buscadnos las cosquillas. Pero, por favor, dudad en la misma medida (o más) de todos los demás. Dudad.

12 comentarios:

  1. Hola!!! Pues sí, yo pienso que la duda en cierta medida es siempre recomendable para no creernos todo lo que nos cuentan y poder forjarse una opinión veraz propia.
    Yo creo que periodistas hay de todos los tipos, como en todas las profesiones. Los hay que sólo quieren transmitir información cierta y contrastable, pero también los hay a los que se les ve el plumero y que informan tirando para su terreno, desvirtuando las noticias. Y luego está la terrible publicidad, casi siempre tan engañosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me pierdo un poco, no se cómo funciona el mundo periodístico. Pero, Dorothy, ¿quieres decir que el compañero de los informativos de Tele 5 que emitió o dio de pase la noticia del ferry la contrasto o no? ¿lo incluyes en ese grupo de periodistas del que hablas o queda fuera?

    La gran tristeza que yo tengo es que dudo de todo: de la prensa, de los informativos, de las redes sociales, de quien llama a mi puerta...y solo después de contrastar por mi misma, evidentemente de una manera muy limitada con los medios que cuento, que es cierto y que no, empiezo a dar credibilidad a la persona (periodista, bloguera, carnicera -también este gremio engaña-).

    Vivo instalada en la duda, y me da pena, mucha pena, pero es el punto de partida necesario para mantener una mínima higiene crítica en el mundo actual. Lástima.

    Un beso. Sin dudas.

    ResponderEliminar
  3. La duda es una constante en mi vida. Lo que no sé es si dudo de lo que tengo que dudar. Por ejemplo, a lo mejor dudo demasiado de mí misma. O a veces peco de no dudar de los demás en cantidades adecuadas, sobrepasando los límites tanto por arriba como por abajo. La duda es una cosa muy liosa... Uno ya no sabe de qué fiarse.
    Un beso.

    PS: no había visto ni el vídeo ni la fotografía.

    ResponderEliminar
  4. Por aquí pasó lo mismo con el temporal, empezaron a circular vídeos del año pasado como si fueran de este año y todo el mundo atrincherándose en sus casas y compartiendo el vídeo. Lo de los periodistas es verdad, que la gente suele dudar pero porque no quieren leer. En mi gremio pasa algo similar y no entienden que el profesional es el primer interesado en que todo salga bien.
    Las redes sociales a veces son una peste, parecen palabra de dios y la gente ni se plantea que puedan o no ser ciertas las cosas que se publican.
    Por cierto, estoy leyendo un libro de novela negra que os deja muy mal parados, Viajo sola, alguna cuenta pendiente tiene el autor con este gremio, igual su ex era periodista, jeje.
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Yo es que soy de dudar de todo... Y antes de confirmar algo miro y requetemiro... Y sigo dudando... Me gusta esa frase de Cicerón que decía algo así: Hablo, pero no puedo afirmar nada, buscaré siempre, dudaré con frecuencia y desconfiaré de mí mismo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo cierto es que con tanta información muchas veces nos dejamos llevar por lo más fácil, sin pararnos a plantearnos dudas o a hacernos preguntas. Cuánto mejor nos iría si dudásemos de algunas cosas y seguro que más de una vez acertaríamos!!! Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Yo no creo que no se dude de todo. Sí, se duda y de ahí dalen todas las teorías conspiratorias que tanto le gustan al personal, como un famoso actor español (todos sabemos quien) que sostenía que el vídeo del asesinato del policía en París por los dos terroristas de Charlie Hebdo era falso. Lo que pasa es que a veces te la cuelan (alguna vez tiene que pasar). Hace unos días dijeron que la foto de doscientos cristianos quemados vivos en una iglesia por Boko Haram, era más falsa que un euro con la cara de Isabel II. Pero yo creo que el impacto sicológico es lo que te hace chuparte la cosa sin rechistar.
    ¿O sea que no nevó en Ibiza? Pues mi frutera me ha dicho que en Estambul sí (es que es turca). ¿Será verdad?
    Besazos

    ResponderEliminar
  8. Supongo que es así como se inician los bulos y las leyendas urbanas, un malentendido, un error que no se aclara, una duda que no se investiga...
    La verdad es que me quedo pensativa, porque no sé si yo llegué a ver la noticia, tengo un recuerdo pero no recuerdo ya con tanta nieve si fue de ahora de años atrás....

    De todas formas gracias por aclararlo. Y confirmar la verdad.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Genial guapa.... No me había enterado de la historia de la supuesta nevada en Ibiza pero hay gente para todo. Me parece genial el alegato que haces en favor de una profesión tan vilipendiada en ocasiones. Besos.

    ResponderEliminar
  10. No me enteré de la historia la verdad. Respecto a la duda...yo soy de dudar siempre aunque peco de exceso.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Hola buenas noches, quería haber pasado a saludarte antes pero se me olvidó (no me gustan las excusas) mañana en mi blog te doy la bienvenida por haberte hecho seguidora. Abrazos

    ResponderEliminar
  12. De todo hay en la viña del señor dicen!! mientras unos sencillamente dan mano de hemeroteca otros se lo trabajan a pulso y dar credibilidad a sus palabras, pero a groso modo digamos que pagan justos por pecadores.
    Besos

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...