sábado, 18 de abril de 2009

Quiero ser una Durrell


No me hace falta ningún test de facebook para saber a qué familia de científicos del siglo XX debería pertenecer. Lo tengo claro. Me hubiera gustado ser una Durrell. A esa conclusión he llegado medio segundo después de leer la última palabra de la divertidísima 'Mi familia y otros animales', del naturalista británico Gerald Durrell. Me encantaría tener doce años menos, viajar en el tiempo y ser una más de la tribu familiar que llegó a Corfú para pasar una temporada. Desde la primera hasta la última, no hay una frase prescindible en estas memorias de adolescencia en las que las desternillantes escenas caseras se combinan con precisas descripciones de todos los bichos que el pequeño Gerry va adoptando como mascotas: una salamanquesa llamada Gerónimo; Alecko, un gavión con muy malas pulgas, una pareja de urracas, una escorpión cargada de huevos, dos culebras, unos peces rojos, una tortuga de tierra, el escurridizo galápago Old Pop, un murciélago semidisecado y los cuatro perros de la familia (el fiel Roger, los traviesos Widdle y Puke y la pesada Dodo). Me he reído con todos ellos. Con el repelente y miedoso Larry, el aventurero Leslie, la repipi Margo, el siempre dispuesto aunque un poco bruto Spiro y la condescendiente mamá Durrell, que se toma con filosofía los desastres provocados por la afición desmesurada del pequeño Gerry por los bichos de toda clase. Una mujer tan inglesa que no puede más que indignarse cuando, al cruzar la frontera suiza con todos sus animales, el oficial les describe en el pasaporte como 'un circo ambulante y su compañía'. Desgraciadamente no puedo ser una Durrell. Pero por suerte me quedan todavía dos volúmenes de la trilogía de Corfú por devorar: 'Bichos y demás parientes' y 'El jardín de los dioses'.

4 comentarios:

  1. cada familia es un pequeño circo

    ResponderEliminar
  2. Creo que necesito algo así ahora. Lo buscaré que tiene pinta de entretenido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, yo soy fan de este libro. Es divertidísimo, entrañable, tierno, un poco surrealista, fascinante para aquellos a los que les gusten la naturaleza y los bichos y los que somos de familia numerosa, además, vemos reflejado el alborotado día a día que vivimos en la infancia. No sé las veces que lo he regalado y recomendado.

      Besines

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...