jueves, 17 de enero de 2019

Tiempo de mujeres: Isabel Barreto, primera almirante de la armada


Isabel Barreto

«Llena de libertad, coraje y curiosidad por el mundo». Así define la escritora francesa Alexandra Lapierre a Isabel Barreto, considerada la primera mujer almirante de la Armada Española, en su novela 'Serás reina del mundo'. Barreto es una de las exploradoras a las que dedica el mes de enero el calendario 'Tiempo de mujeres, mujeres en el tiempo', de la Organización de mujeres de la Confederación intersindical del sindicato STES. «Lideró la expedición encargada de buscar el quinto continente después de los descubrimientos de Cristóbal Colón», explica el dossier del calendario. «Su gesta fue atreverse a soñar lo mismo que los hombres de una época en la que las mujeres pertenecían a sus padres cuando eran vírgenes, a sus maridos cuando estaban casadas y a sus hermanos cuando eran viudas», continúa Lapierre, que destaca que, precisamente por eso, fueron los hombres de su vida quienes hicieron «posible» su aventura: «Primero su padre, quien la escogió entre sus hijos para llevar su apellido y seguir su obra, después su marido –Álvaro de Mendaña–, quien osó hacer lo que ningún otro navegante habría hecho: llevarla con él». De Mendaña, además, al morir, le dio todos los poderes «para protegerla de sus propios hombres». Más tarde, fue su segundo marido –Fernando de Castro– quién la emancipó «legalmente de su tutela otorgándole, además, la gestión de su fortuna». Lapierre califica de «conducta revolucionaria» la de estos tres hombres y recuerda que Barreto no fue la única heroína entre las pioneras del Nuevo Mundo, a pesar de que sus nombres «han pasado desapercibidos».

De hecho, reconoce que tampoco Isabel Barreto ha recibido la atención que merecía y tiene muy claro el motivo: «Era una mujer y su palabra no tenía peso social ni económico ni legal». La escritora explica que su peor enemigo era su capitán que, destaca, «hizo muchos esfuerzos para desacreditarla escribiendo un texto terrible contra ella porque quería ser el único héroe y conseguir, así, un nuevo mandamiento del rey. Al fin, influyó el silencio exigido a todos los navegantes, bajo pena de muerte, sobre sus descubrimientos para que las naciones enemigas no se sirvieran de sus hallazgos, conservados en cartas que se perdieron durante siglos».

Participó en varias expediciones por el océano Pacífico con su marido, descubridor de las islas Salomón y Marquesas. «Nunca dejó de ser una mujer que reivindicó su belleza y feminidad», asegura Lapierre, que considera que Barreto fue una mujer entregada tanto al mar (la Mar) como en sus relaciones: «Cuando amó lo hizo con pasión. Sus matrimonios fueron auténticas historias de amor». La escritora, que dedicó tres años a investigar la figura y la vida de Isabel Barreto para escribir su novela, explica que visitó el convento de clausura de Santa Clara de Lima, donde la primera almirante de la Armada Española quiso ser enterrada: «Fue la experiencia más emotiva y especial que he vivido». «Desde que descubrí a Isabel, mi vida no es como antes», sentencia Lapierre.

10 comentarios:

  1. PUes no conocía a este personaje. Adelantado a su época, sin duda. Me has dejado con ganas de saber más de ella.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, hay varias novelas que hablan sobre ella, creo. No sólo la de Lapierre, que creo que está descatalogada. Y desde varios puntos de vista.

      Besines

      Eliminar
  2. Es bastante triste que tenga que ser una escritora francesa quien nos descubra una mujer tan interesante como Isabel Barreto, pero más vale así que nada. No me cabe duda que las mujeres españolas han sido siempre de armas tomar (Isabel de Castilla, la monja alférez, etc) pero la Barreto ha sido sin duda la más impresionante. Comandar una flota llena de marinos que la debían mirar como un objeto sexual. (según la pintura que pones, era, además, bien atractiva). Ya he leído en la Wiki que mandó ahorcar a unos cuantos, o sea que no se andaba con minucias.
    En fin, muy interesante. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, la verdad es que sí que es una pena que tenga que ser alguien de fuera quien nos descubra un personaje así. Tenía arrestos, sin duda, pero también los tenían los hombres que la rodeaban, quienes, lejos de frenarla, la animaron.

      Besotes.

      Eliminar
  3. Cómo me gusta seguir las baldosas amarillas y llegar a un lugar donde aprender algo. No nos engañemos, con la Histórica no me llevo y me cuesta la vida y más ahora que el ánimo no me da para mucho. Pero el personaje es fantástico y mira, aunque falta mucho, algo han andado ya. Me alegro de que tuviera a esos tres hombres que la apoyaron. Admirable.
    Besos Dorothy Conrad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, es lo bueno que tiene mi oficio, que no te haces una idea de lo que aprendemos cada día. No he leído el libro. Lo he buscado, por curiosidad, pero creo que está descatalogado. Esta historia es la de una de las protagonistas de un calendario que publica cada año un sindicato de educación. Semana a semana os iré contando las historias de las aventureras que lo protagonizan.

      Un besazo.

      Eliminar
  4. No la conocía, así que mil gracias por esta entrada. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocío, es una de las protagonistas de un calendario que hace cada año un sindicato de educación. Sienpre es interesante, pero es de este año, sobre aventureras, es una pasada. Os iré contando sus historias semana a semana.

      Besines

      Eliminar
  5. Me has dejado ojiplática!! Interesante libro e interesante mujer. Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Dorothy!,
    Muchas gracias por darnos a conocer más en detalle esta figura. Cuántas mujeres silenciadas ha habido a lo largo de la Historia.
    Un besito de tinta :*

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...