lunes, 19 de noviembre de 2018

Pongan un librero en su vida


@martatorresmol

Marta Torres Molina | Diario de Ibiza
Hay algo romántico en levantar, cada mañana, la persiana de una librería. Es un gesto valiente. Utópico. Heroico. Tierno. Legendario. Casi místico y mítico. Épico, incluso. La cotidianeidad de un librero tiene algo de romántico y mucho de lucha contra gigantes que nunca fueron molinos. De bregar con cíclopes incapaces de ver qué hay más allá del ganado y buscar tesoros de papel en todo tipo de islas. Un librero sabe que un sombrero puede ser, en realidad, una boa devorando un elefante y que hay mujeres que prefieren oír a su perro ladrarle a un grajo que a un hombre jurarles que las adora. Entiende que el monstruo no es la bestia hecha de pedazos de cadáveres sino su creador, que las ballenas blancas, los leviatanes, únicamente existen porque hay capitanes que las persiguen y que ¡El horror! ¡El horror! puede aguardar en cualquier rincón, no sólo al final del río Congo. Un librero conoce el misterio de los cuadros que envejecen detrás de un biombo y guarda, con celo, el secreto de todas las Sherezades del mundo. De la misma forma que todo lector que lo fue de niño tiene alma de Bastian Baltasar Bux, todo librero guarda en su interior un señor Koreander. Es una verdad mundialmente reconocida que cualquier persona, poseedora de una pequeña fortuna, necesita una librería. Pongan un librero en su vida.


4 comentarios:

  1. Ya tengo varios. Y de ambos sexos, no solo "libreros" sino también "libreras". Y saben que Tracey se parece mucho a la bailarina de "Ali baba goes to town" y que a Dulcinea no le mana bermellón y piedra azufre de sus ojos. y, por supuesto que el horror puede estar al final de cada libro. O incluso al principio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, pues yo sólo tengo libreros. De hecho, no recuerdo más que una librera (no confundir con vendedora de libros) en la isla. Y era de una librería infantil. Un buen librero o librera te avisa de eso del principio.

      Besines.

      Eliminar
  2. Qué bonito! Y sí, hay que poner un librero en tu vida. En mi caso, ahora mismo, librera.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, gracias... Es un texto al que le tengo mucho cariño. Mira que es pequeño, ¡y la guerrita que me dio! Yo nunca he tenido librera de cabecera, siempre han sido hombres.

      Un besazo.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...