lunes, 23 de abril de 2018

La química eterna del papel




Marta Torres Molina | Diario de Ibiza
No puedo recordar la primera vez que le vi. Fue hace ya demasiado. Imagino que no le presté atención. Que ni me fijé. Estaba siempre ahí, callado, esperando. Quizás empecé a quererle por ósmosis. Tampoco recuerdo la primera vez que nos tocamos. Que traté de mirarle a los ojos. Que busqué su olor. Sólo recuerdo que cuando empezó a hablarme fue como si el universo se desplegara. Que buscaba cualquier instante para acurrucarme con él. Que me hizo desear que las hasta entonces perezosas y aburridas mañanas de domingo no acabaran nunca. Que desobedecía el toque de queda para refugiarme con él, a escondidas, entre sábanas. Que a veces me costaba un mundo ponerme a estudiar porque no podía dejar de pensar en él. Han pasado muchos años, toda mi vida, y la pasión sigue ahí. Salvaje, a veces. Calmada, otras. No concibo mi vida sin él. Desde que le conozco no he sentido más soledad que la buscada. Me ha cuidado. Y me ha salvado. Me ha hecho reír. Soñar. Imaginar. Fantasear. Aprender. Descubrir. Hemos viajado tantísimo juntos... A lugares legendarios, dantescos, paradisíacos... También me ha hecho daño. Llorar a mares. Me ha llenado el alma de agujeros que no consigo cerrar. Y de cicatrices (recuerdo de lo vivido, promesa de lo por vivir) que no me preocupo en disimular. No creo en los «te querré siempre», pero sí en este amor eterno. De papel. De tinta. De palabras. Feliz Día del Libro.

9 comentarios:

  1. ¡Feliz día del libro!! Yo tampoco puedo recordar la primera vez que le vi, pero me ocurrió irremediablemente como a ti, caí en sus redes, me atraparon sus historias, me aferré a él con tanta fuerza que nuestro amor ahí sigue. Fíjate que yo sí creo poder decirle que le querré siempre, estoy segura
    ¡Precioso homenaje al protagonista de hoy!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, muchas gracias. De los que no me fío son de los que me dicen a mí. En el caso de los libros, estoy segura.

      Besos.

      Eliminar
  2. Feliz Día del libro, Dorothy. Qué maravillosa dedicatoria a este gran amor por la lectura que tantos compartimos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sofía.
      ¡Feliz Sant Jordi!

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Puro amor por los libros. Yo también estoy enamorada. Los libros nunca rompen el corazón, aunque una lectura no te haya gustado mucho. Bonita entrada. Besos

    ResponderEliminar
  4. Declaración de amor verdadero, tomen nota señores de Disney que han aparcado el tema amor porque sabían que no iban bien. Un precioso texto, muy sincero y también contundente. Además es amor infinito y para todo el que esté dispuesto a sentirlo.
    Besos Dorothy Carleton

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad de declaración! Y un amor que compartimos much@s. Los libros nunca nos fallan, siempre están ahí, en los buenos y malos momentos, para entretenernos, para reconfortarnos, para acompañarnos.
    Besotes!!! Y feliz día del libro!

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la felicitación, soy de los tuyos y no olvido que el 23 de Abril de 1616, se fueron a explorar otros mundos Cervantes y Shakespeare. Tal vez se encontraran en ese más allá. O tal vez no. O tal vez no exista el más allá. Pero se fueron, de eso no cabe duda. Y en su memoria existe este día. ¡Feliz día del libro!
    Besazos

    ResponderEliminar
  7. Qué precioso texto a uno de los días más bonitos del año!! Para muchos leer es como el amor, genera la mism dependencia y satisfacción!! Un besote guapa y feliz día del libro con un poco de retraso!! Muaaa

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...