viernes, 24 de enero de 2014

Un oficio en vías de extinción

M. T.
Recuerda Goyo que hoy es el día de nuestro patrón. El de los periodistas. Y se pregunta en Twitter si hay algo que celebrar. Lo único que se me ocurre es que a pesar de los intentos y los intereses de muchos de que los periodistas desaparezcan, aún no lo hemos hecho. Aún seguimos aquí. Cada vez menos, cobrando menos, viendo la hoja de la guillotina cada vez más cerca de nuestros pescuezos y teniendo que pelear más por defender nuestra profesión. Sería muy simple decir que los demás, que la sociedad, tiene toda la culpa de que ésta, la de contar lo que pasa, sea una profesión en vías de extinción. Al menos la del periodista de prensa. Nos hemos cavado nuestra propia tumba al no entender y no saber reaccionar ante las nuevas tecnologías. Tampoco hemos sabido conseguir que la gente entienda que somos necesarios, que sin periodistas toda la información será interesada porque vendrá de los gabinetes de prensa de los políticos o de los departamentos de comunicación de empresas. Y ambos esconderán, obviarán e ignorarán lo que los periodistas, si trabajan bien, sacarían a la luz. Una sociedad sin periodistas es una sociedad que abre las puertas al oscurantismo y a la ignorancia. Y me juego el cuello a que cada vez que desaparece un medio hay descorches y brindis en los despachos de los políticos que están más cerca. Y sí, es verdad que a veces hacemos las cosas mal, que nos equivocamos y que hay muchos periodistas que no se merecen ese nombre. Los que se limitan a copiar y pegar notas de prensa, los que juegan a ser amigos de los políticos en vez de ponerlos en duda, los que no preguntan nunca (ni se cuestionan nada), los que no se plantean colarse donde se supone que no pueden estar, los que se conforman con lo que les dicen, los que prefieren cerrar los ojos para ahorrarse trabajo, los que no buscan más allá de lo que ven o les cuentan... Pero hoy no hablo de esos. En todos sitios hay periodistas que hacen bien su trabajo. Que preguntan una y otra vez, que se pelean con los responsables de prensa, que tragan sapos, que se atreven a decir las cosas moleste a quien le moleste, que se indignan cuando otros desprecian su profesión, que van siempre con los ojos y los oídos bien abiertos, que se toman su oficio en serio, que no descansan hasta que consiguen lo que han ido a buscar, que creen y aman de verdad en lo que hacen. Y hay otros muchos que se juegan la vida cada día para que sepamos qué pasa en algunos rincones del mundo.

40 comentarios:

  1. También quiero pensar que hay periodistas que merecen ese nombre. No me cabe duda de que los hay, presionados, no libres... Tengo la sensación de que el corporativismo en periodismo funciona entre quienes no son dignos de pertenecer a la misma profesión que, por ejemplo, Manu Leguineche. Si los buenos se van, los que quedan tendrán que devolver la dignidad al periodismo, hacerse oir. Porque los hay buenos, y honestos y valientes.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, lo que de verdad me quita la esperanza es ver, año tras año, cómo llegan a la redacción las nuevas generaciones. Hay honrosísimas excepciones, pero la mayoría de las veces tengo la duda de si estudian periodismo o Twitterología y Facebookismo.

      Besotes

      Eliminar
  2. Ojalá que todas las señales que dicen que el periodismo de verdad está muerto sean erróneas y resurja la profesión, que ahora más que nunca hace falta gente que se atreva a escarbar entre la porquería y facilitar a la ciudadanía información de verdad, sin que esté contaminada por intereses oscuros. Felicito su día a todos aquellos que se esfuerzan, a pesar de todo, por hacer un buen trabajo. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, por suerte, aún los hay y, por suerte, a veces les dan tiempo para hacer su trabajo como toca, reflexionando y escarbando, no limitándose a lo fácil y lo rápido. ¡Cuánto daño nos está haciendo lo rápido!

      Besotes

      Eliminar
  3. Al hilo del comentario de Ana. El corporativismo debería ser fundamental entre los profesionales del periodismo con mayúsculas (Legineche, uno de los buenos que quedaban…) y no entre los papafritas que mastican la información picoteando entre los escombros del sistema. Un ejemplo de noticia calentita, ayer dimite el presidente del Barça y anuncia que no habrá rueda de prensa sino tan solo un comunicado donde NO se aceptan preguntas de los periodistas: Vale tío, recibido. Toda esa serie de inútiles que llenan las columnas deportivas y que cubrían el acontecimiento deberían haberse levantado, salvaguardando su dignidad y dejando con un palmo de narices a la troupe del estrado, y abandonar la sala de prensa del Camp Nou para después, objetivamente y con la conciencia tranquila, analizar la jugada en la moviola de TV… y, por supuesto, hacer la crónica correspondiente.
    ¿Sabes lo que pasa? Que los periodistas íntegros, en estos tiempos que corren, deben buscarse la vida por otro lado y eso es una verdadera pena. Claro que hay excepciones, faltaría más. En fin, supongo que tenemos la información que nos merecemos.-

    Ànims!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Krust los plantones están muy bien, pero debe hacerlos todo el mundo porque si no es así te ganas el despido cuando llegas a la redacción. Hace tiempo que creo que los periodistas no deberíamos aceptar ruedas de prensa sin preguntas y que los medios no deberían publicar los comunicados que envían las instituciones como estrategia para ahorrarse preguntas. Pero eso, de momento, no pasa.

      Gràcies!

      Eliminar
  4. Pues no creo que la profesión se extinga. A pesar de lo que pueda parecer sigue habiendo mucha gente que queremos saber qué pasa y por qué y sabemos que los "interesados" en cada asunto no nos contará la verdad. Es cierto que los periódicos ya no se ven tanto como antes y parece que sólo los hay en bares y bibliotecas pero hay mucha gente con inquietud por saber y bien sea en radio, internet o a voces tendrá que haber un periodista contándolo. En mi opinión sí tenéis mucho que celebrar, por vosotros.
    De guillotinas nada, guapa, tu hermoso cuello está a salvo.
    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, cada vez que veo a alguien comprando un diario, sea el que sea, me dan ganas de darle un beso, imagínate cómo estamos...

      Me guardo lo de la guillotina para cuando me la vayan a echar encima, a ver si cuela.

      Un besazo

      Eliminar
  5. Yo tampoco creo que se extinga, creo que requiere su espacio y reconocimiento el que ostenta todas y cada una de las letras del periodismo, esos no deberían desaparecer jamás. Cierto que el panorama desalienta pero no hay que ceder espacio a los agoreros y sí hacerse valer y oír, porque además se os necesita. Enhorabuena a todos los que, como tú, celebran cada día esta profesión.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, no creo que se extinga la profesión, pero sí creo que se extinguirá la manera en que hacemos el trabajo ahora, con la publicidad separada de la información y sin presiones más presiones que aquellas a las que sabemos desde hace décadas que nos vamos a enfrentar.

      Mil besos

      Eliminar
  6. Buen alegato amiga. Y en buen día y momento.

    Es cierto que corren malos tiempos, pero quiero pensar que la profesión no muere. Digamos que está herida de muerte, pero aún hay esperanza.
    Habrá que reinvertarse, sanear las partes malas, cortar por lo sano, alzar la voz, crear necesidades, no sé... pero sobre todo separar los granos buenos de los malos y hacerse valer.

    Besetes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, creo que todos los periodistas tenemos claro lo que podríamos hacer y cuál es nuestro papel, el problema es que las empresas y el público nos permitan hacerlo.

      Un besín

      Eliminar
  7. Yo no creo que vaya a desaparecer la profesión. En muchos casos está subestimada, pero ocurre con todo a nuestro alrededor. Parece que nadie valore a nadie. Yo solo espero que los trabajadores con el tiempo volvamos a coger fuerza y los que están "arriba" y "alrededor" vuelvan a apreciar la necesidad de los recursos humanos, variados, diferentes, con opiniones propias, con otras formas de hacer y actuar y así valorar cada trabajo y a cada trabajador individualmente. No como una fuerza tan amplia que todo es despreciable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, creo que sólo recuperaremos esa fuerza dentro de muchos años, cuando el público se dé cuenta de lo que ha perdido y vuelva a reclamar y necesitar información.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Yo siempre digo que no vale generalizar, por cada caterva de periodistas de esos que mencionas, hay uno que hace que toda la profesión valga la pena. Tal vez no sea la proporción ideal, pero en pocos rubros se da que la mayoría sean el ejemplo de un buen profesional. Siempre hay que separar el trigo del sorgo.

    Los periodistas que valen la pena, que se juegan por relatar honestamente y llegar a todos, mantendrán viva la profesión siempre. No creo que esté destinada a la extinción, como mucho evolucionará con los medios :)

    Feliz Día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Laura, lo que me temo es que acabemos desarrollando el periodismo como un hobby mientras nos obligan a buscarnos las castañas en otro lugar... Espero que no sea así.

      Gracias!

      Eliminar
  9. Bueno, yo no soy de los que creo que el periodismo vaya a extinguirse, y aún confío en que pueda adaptarse bien a esta eclosión de lo digital. Creo seguirá habiendo buenos periodistas, y seguirá habiendo lectores y personas que busquen información y tengan inquietudes más allá de lo oficial, o de lo "correcto".

    No hacéis mal en culpar en parte a la sociedad, creo que es una parte importante del problema. Una sociedad que encumbra a Belén Esteban en vez de echar un vistazo a lo que nos cuentan los periódicos, o las noticias, tiene un problema importante en sus cimientos. Evidentemente, el periodismo tiene sus vicios y creo que lo mejor, o al menos lo que yo considero mejor, es bastante minoritario en general. Pero seguirá estando ahí, pese a quien pese y en el formato que sea.

    Yo creo que los que sobrevivís pese a todo esto sí que tenéis cosas que celebrar. Y sobra decir que, como Norah y por lo que te he leído, quedas más que "des-guillotinizada" ;)

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, uno de los problemas es que la gente se ha acostumbrado a tener información gratis, sin mirar la calidad, y conseguir que entienda que la información bien elaborada y veraz hay que pagarla, aunque sea en los digitales, es un trabajo que está siendo muy complicado. Todo el mundo entiende que un campesino no regale sus naranjas, ¿por qué nosotros tenemos que regalar nuestro trabajo?

      Gracias por desguillotinizarme

      Besines

      Eliminar
  10. El periodismo en una de las profesiones mas apasionantes, pero al mismo de las mas arriesgadas, ya sabes que a muchos les ha costado la vida.
    Yo la valoro muchísimo, gracias a vosotros, los periodistas, hemos sido consintientes de verdades ocultas que si no fuera por vosotros nunca hubiéramos sabido.
    Yo festejaría vuestra presencia, vuestro valor, vuestras ganas de seguir.
    :)

    Besitos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, creo que los corresponsales en zonas peligrosas siempre harán falta porque la gente quiere saber qué pasa, pero también es necesario saber qué pasa en tu barrio, y para eso también hace falta un periodista.

      Besines

      Eliminar
  11. Yo apoyo a los buenos periodistas Dorothy. Creo que es una profesión muy importante pero lamentablemente han ido cayendo poco a poco y lo peor es que me apuesto lo que quieras a que los caen son aquellos que hacen bien su trabajo y no esos otros que, como tú dices, andan a la sombra del político en cuestión. En su día quise estudiar periodismo pero me tenía que ir fuera de Sevilla y no había money para eso. Creo que hubiera disfrutado mucho de esos estudios. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, caen de todo tipo. De los que hacen bien el trabajo y de los que no deberían decir que son periodistas. La crisis y los digitales se nos llevan por delante a todos. Yo tuve la suerte de poder salir de la isla para estudiar, aunque a punto estuve de estudiar cocina en vez de periodismo.

      Besotes

      Eliminar
  12. No creo que desaparezca. Y espero que no desaparezca. Porque, como bien dices, son muy necesarios. Si el panorama está mal, habiendo periodistas que hacen bien su trabajo, ni me imagino cómo estaría sin ellos. Y sí, los hay que no son buenos periodistas, pero como en todos los trabajos. Los hay que pelotean, que se venden... Pero como en todos los sectores. Lo que pasa es que aquí es más visible. Es el problema.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, yo no quiero ni pensar en cómo estaría todo sin periodistas, espero que no tengamos que comprobarlo. Es visible para algunos, pero no para todos...

      Un besazo

      Eliminar
  13. Aunque difícilmente desperecerá la profesión, si que es cierto que va a peor. ¿Los culpables?, ni idea. Supongo que entre el intrusismo laboral y los periodistas que solo buscan ganar dinero a toda costa, como sea, pues se desmerece mucho la profesión. A pesar de como están las cosas, sigo firme en mi decisión de estudiar este año periodismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea, culpables hay muchos, hasta nosotros, ya lo he dicho. Mantente firme, a pesar de todas las dificultades es una profesión maravillosa. ¡Suerte!

      Eliminar
  14. No creo en la extinción. Como en botica, hay de todo, lo que es lamentable son las condiciones, cada vez peores, en las que trabajan muchos del gremio siendo su trabajo más duro que el de muchos intrusos. En fin, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, a veces nos veo en el futuro en un zoo, junto con otras profesiones desaparecidas o que han cambiado tanto que ya apenas se reconocen.

      Un besote

      Eliminar
  15. Pues soy de los que piensa que en la problemática que describes los periodistas sois más vísctimas que culpables. No siempre se puede elegir y si todo son trabas...

    Es curioso que el mundo de la educación sigue por los mismos derroteros, y es que por qué tienen miedo que la gente "piense", que la gente discrepe. No, no sois los culpables, sois las víctimas, como lo somos también los consumidores de prensa.

    Sólo nos queda luchar y hacer ruido, que parece que el único camino que entienden algunos.

    Petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, somos víctimas, pero también somos culpables, lo tengo muy claro. Hay tantos motivos por los que hacer ruido, y nos toca dedicarles tanto tiempo y espacio que no nos queda para lo nuestro. Supongo.

      Petonets

      Eliminar
  16. No. Los periodistas no van a desparecer. Es cierto que con las nuevas tecnologías el periodismo profesional se ha visto un poco ahogado por los cantamañanas, palafreneros, desorientadores, desinformadores profesionals, troles, voceros gritones y otras especies que abundan por el ciberespacio y las redes sociales, pero al final, todos acabamos sabiendo quién es quién y donde está la verdadera información.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, confío en que cada vez más sea más fácil distinguir a esos "cantamañanas, palafreneros, desorientadores, desinformadores profesionals, troles, voceros gritones y otras especies que abundan por el ciberespacio y las redes sociales".

      Besazos

      Eliminar
  17. Hay muchas personas que seguirán luchando por mantener el nombre de periodista porque como dices igual que hay gente que ya no lo vale, hay mucha otra que sigue ahí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele, hay mucha otra que sí, espero que le dejen levantar cabeza y sacar las garras.

      Un besote

      Eliminar
  18. De todo hay en la viña del señor. Pero lo que está claro es, que quien desempeña su oficio con pasión y lo hace desde el más absoluto convencimiento de estar haciendo lo que realmente quiere y debe hacer, merece todos mis respetos.
    Felicito (tarde) a todo el gremio.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cita, estar convencido de hacer lo que debes a veces no es suficiente cuando ves cómo los que no hacen las cosas bien son los que triunfan.

      Un besazo

      Eliminar
  19. Entre el mal rumbo que ha tomado cierta prensa y ciertos periodistas y aquellos que usurpan vuestro lugar haciendo vuestras tareas no dais abasto...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, hay mucho contra lo que pelear, sí, pero bueno, es lo que nos toca...

      Besotes

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...