viernes, 6 de abril de 2012

'Ébano', la esencia de África en 340 páginas

Ryszard Kapuscinski me enseñó algunas de las cosas más importantes de mi profesión. Que la grabadora tiene unos límites, que aquello de lo que no te acuerdas al ponerte a escribir es posible que no sea importante, que hay que ser implacable con los poderosos y cercano con la gente de a pie, que un gesto casi imperceptible puede desenmascarar una hora de entrevista, que un detalle en ocasiones explica mucho más que mil datos y que un periodista trabaja con los ojos y los oídos, pero  también con los sentimientos y las sensaciones. No soy creyente, pero  Ryszard Kapuscinski, para mí, es lo más cercano a un dios. He leído y releído sus libros y sigo haciéndolo con regularidad. No puedo quedarme con una sola de sus obras, pero 'Ébano' siempre me atrapa. El periodista polaco es capaz de concentrar toda la esencia de África en poco más de 300 páginas. Kapuscinski amaba ese continente y esta pasión se transmite en cada una de las palabras que utiliza para explicar desde las escenas más costumbristas (mujeres subiendo y bajando de un abarrotado autobús, niños recogiendo agua con bidones de plástico, pueblos enteros cruzando el desierto...) a las duras de guerra y políticos corruptos. 'Ébano' es una puerta a Africa, un viaje por todo el continente en sus atestados autobuses sin horarios, trenes traqueteantes, todoterrenos desvencijados, por sus paisajes extremos, por sus pueblos perdidos y sus ciudades hormiguero.

"Entre estos niños, el hambre es algo habitual, una forma de vida, una segunda naturaleza. Y, sin embargo, lo que piden no es pan ni fruta, ni siquiera dinero. Piden un lápiz".

Título: 'Ébano'
Autor: Ryszard Kapuscinski
Editorial: Anagrama
Páginas: 340
Precio: 9,95€

20 comentarios:

  1. Vaya presentación del autor. Cualquiera habla mal de él después de lo que dices... No lo conocía, pero gracias a ti ya lo respeto.

    Y el libro... pues apetece.

    Me encantan tus entradas-alabanza, tienes un lenguaje de gran belleza potenciadora.

    Un beso étnico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, graciasgraciasgracias. Cuando digo que Kapuscinski es para mí un dios, lo digo muy en serio. Le admiro muchísimo. Leí el primero de sus libros y continué con todos los demás, hasta acabarlos. Ahora que mi profesión está en una crisis de la que no creo que se recupere nunca necesito volver a estos referentes.

      Un beso desde el corazón de áfrica

      Eliminar
  2. Conocía el libro, pero no lo tenía entre mis imprescindibles para leer. Pero ahora mismo la apunto en esa lista después de la fabulosa reseña que has hecho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, espero de verdad que te guste. Cada uno de los capítulos es una mezcla entre memorias y reportaje, como un ibro de viajes pero ceñido a la realidad, en el que no te mienten ni te ocultan nada. Cada vez que lo leo admiro mucho más a Kapuscinski. Un detalle, enfermo de malaria, no quiso volver a Polonia porque sabía que si regresaba a casa, la pequeña agencia en la que trabaja no podría permitirse enviarlo de nuevo a África para seguir escribiendo.

      Un beso

      Eliminar
  3. Dorothy, me has enganchado a este libro solo por tu comentario:
    No soy creyente, pero Ryszard Kapuscinski, para mí, es lo más cercano a un dios.

    Es muy potente este comentario y me has llevado a él gracias a ella, quizas no tenga ninguna lógica pero yo soy así .

    Ya te diré si me atrapo definitivamente...

    Besitos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, me alegra que te haya llegado, ahora sólo espero que, si te decides, te guste, porque claro, con esto de los dioses una no esn objetiva.

      Un besazo

      Eliminar
  4. Poco más puedo añadir a tu entrada, bueno sí que Africa se huele en Ebano y a pesar de todo y todos huele bien porque Kapuscinski te hace amarla en este libro, escrito con pasión como tú bien dices la misma que se percibe en tu reseña.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elysa, muchas gracias, ya veo que a ti también te gustó 'Ébano'. Es verdad que se huele, que la ves y que la sientes. Hay veces que tengo imágenes tan claras de ese libro que es como si hubiera estado ahí.

      Besines

      Eliminar
  5. Haces unas reseñas tan personales y maravillosas que cualquiera se resiste...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, gracias, es que para escribir con el piloto automático hay días que ya tengo algunas ruedas de prensa.

      Un beso

      Eliminar
  6. Has sido tan convincente, que esta tarde me he precipitado sobre la librería de la esquina y me he comprado el libro. Para que veas como aprecio tus informaciones. Eso sí, en francés son 372 páginas y vale 7,50 euros en edición de bolsillo (PLON, Pocket). Aunque, en general, no me gusta leer traducciones, estando el original en polaco no tenía otra solución. Ea, como dicen los manchegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, espero que te guste, porque como no te guste nada, me voy a sentir fatal. Para la mayoría de los periodistas leer a Kapuscinski (junto a Capote y Günter Wallraff) es una debilidad y una obligación. Estoy casi convencida de que cuando lo acabes vas a tener la necesidad de coger un vuelo a África.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. No se qué hice ayer que no ha salido mi comentario.
    En principio creí que hablarías de "Ébano", novela de Vázquez-Figueroa, aunque me extrañaba. Al ver que era el libro de Kapuscinski, me he puesto a buscarle, le tengo en algún lado, seguramente es uno de los que quedan todavía en casa de mis padres...
    De todos modos, me fascina todo lo que tiene que ver con África, desde las novelas del mencionado Vázquez-Figueroa, que leí de adolescente, hasta el libro de Stanley "Como encontré a Livingstone".
    Por supuesto, Kapuscinski, son palabras mayores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubén, no sé qué habrá pasado, porque tampoco está en la carpeta de spam. De adolescente leí todas las novelas de Vázquez-
      Figueroa que había en casa. A mí también me fascina todo lo que tiene que ver con África, en realidad, todo lo que tiene que ver con otras culturas, he oído hablar del libro de Stanley, lo tengo por casa, pero aún no lo he leído.

      Eliminar
  8. No conocía este libro y desde este momento siento una gran admiración por su autor.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, me alegro de haber hecho que alguien más admire a Kapuscinski.

      Besines

      Eliminar
  9. Muy buena reseña =)
    No había leído nada sobre él, aunque sí lo conocía, parece bastante interesante. De vez en cuando apetece leer libros de este tipo.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, muchas gracias. Si te interesa África es muy interesante. Es verdad que va a rachas. A mí ahora me apetece volver a releer algunos de los libros de Kapuscinski.

      Un beso

      Eliminar
  10. Lo he leído dos veces, estoy de acuerdo en que capta la esencia de África y pero también la esencia de que la sociedad, vamos a llamarla occidental, estamos haciendo algo perturbadoramente y persistentemente malvado en ese continente.

    Saludos Dorothy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaal, es que Kapuscinski es mucho Kapuscinski, veía más allá. A ese continente le hemos enseñado lo peor de nosotros.

      Un abrazo

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...