lunes, 19 de agosto de 2019

Lena y Karl


Lena y Karl, de Mo Daviau (Blackie Books) | @martatorresmol

Una curva de Gauss. Empieza flojito, pega un subidón y luego vuelve a caer. Me costó entrar en 'Lena y Karl', de Mo Daviau. La he disfrutado, pero... Me costó entrar, luego me pareció genial, divertidísima, y el final no me ha convencido. Lo mejor de esta novela son, sin duda, los personajes: Lena, Karl, Wayne y Glory. Son maravillosos, de esos personajes tan originales que sabes que te costará olvidar, de los que te gustaría tener en tu grupo de amigos. Y no sólo porque te permitirían viajar en el tiempo, uno de los grandes sueños del ser humano, sino porque son un amor. Porque de eso va esta novela, de viajes en el tiempo.

Un día, Wayne, excomponente de un grupo indie de éxito en los 90 que regenta un bar, descubre un agujero de gusano que permite viajar en el tiempo  en un armario de su casa. Él y su amigo Wayne deciden sacarle partido organizando viajes al pasado, pero un único tipo de viajes: a ver conciertos. ¿Os hubiera gustado estar en Woodstock? Pues ellos te llevan. Todo va bien hasta que Karl, que es un poco torpe, se equivoca en la fecha y envía a Wayne al 980, desde donde no puede volver. Y entonces empieza lo divertido, porque entonces entra en escena Lena, la científica a la que Karl pide ayuda para tratar de recuperar a su amigo. Lena es un bombón como personaje. En todas sus versiones, ya que lo que tienen los viajes en el tiempo es que mueves un papel de sitio y cambia todo el futuro. Cambias tú, los que tienes cerca y, como te descuides, hasta haces que desaparezca alguien a quien quieres. Del futuro y de tu memoria. Eso, que no llegó a pasar con la familia de Marty McFly en 'Regreso al futuro', aquí pasa. Y entonces tú, que toda la vida has fantaseado con la posibilidad de viajar atrás en el tiempo, de asistir a algunos momentos históricos, de ver cómo era el día a día de la gente de otras épocas... Te das cuenta de que, seguramente, si apareciera un agujero de gusano en tu armario, te plantearías seriamente tapiarlo.

Sí, porque un viaje en el tiempo no sólo puede hacer que alguien desaparezca sin que tú lo quieras, puede hacer que tú, como Lena, cambies. Y eso, a veces, es una pena. Porque la Lena que, entre viaje al pasado y viaje al pasado, entre concierto y concierto, se enamora de Karl, no es la misma que, en el futuro, se reencuentra con él en una sociedad que... horroriza y que te hace desear recuperar el agujero de gusano y viajar al 980, con Wayne, a una época de naturaleza salvaje y pescado exquisito. Aunque... cuando viajar en el tiempo sea como viajar en avión, no habrá época a salvo de los humanos del futuro. Y eso, además de que hay personas destinadas a encontrarse por más viajes en el tiempo que se hagan, es lo que te hace pensar, entre risas, 'Lena y Karl'. Por cierto, si pudierais viajar al pasado y ver a un grupo en directo, ¿cual escogeríais?

"Más o menos un año antes de que empezaran los viajes en el tiempo, antes de perder a Wayne y de encontrar a Lena, Wayne DeMint entró por primera vez en mi bar. Descubrió que yo era el guitarrista de The Axis y posó sus nalgas, enfundadas en unos pantalones caqui, sobre el taburete de la barra. Una noche tras otra, una cerveza tras otra, se dedicó a compartir conmigo y con quienquiera que estuviera ahí todo lo que aparecía en sus sueños: gatitos que lloraban, bukkakes, piratas desdentados con bayonetas ensangrentadas, su madre muerta cortada a pedazos. Cuando llegaba la hora de cerrar, siempre quería quedarse, como un niño que no quiere apagar la tele e irse a la cama. '¡Pasaré el mocho!', se ofrecía, por lo que casi cada noche me sentaba a ver cómo Waayne esparcía agua de fregona por la tarima del suelo. Poníamos la jukebox a todo volumen y hablábamos de grupos, del amor verdadero, del fracaso y del pasado. Sobre todo del pasado".

Título: 'Lena y Karl'
Autora: Mo Daviau
Traductor: Carles Andreu
Editorial: Blackie Books
Páginas: 320
Precio: 21€
Procedencia: Bookish

2 comentarios:

  1. ¡Hola Marta! este fue mi primer Bookish y la verdad es que lo disfruté mucho. No tengo en mente que me hubiese costado entrar como te ocurrió a ti, creo que la disfruté desde el principio . Además, aunque no soy una experta en música indie, pero me gusta mucho la música rock en general, un dato más para disfrutarla. Me parece una novela bien escrita, peculiar y distinta y Lena y Karl sobre todo son entrañables. siempre unidos por la música en el presente en el pasado y en el futuro.
    Yo, como conté en mi reseña, si pudiera viajar a un concierto del pasado, lo tengo claro: me iría de cabeza a ver a Freddie Mercury en el Live Aid de 1985 en Londres, aunque tengo en mente unos cuantos cantantes más y conciertos del pasado que podría visitar.
    Veo que en general has disfrutado de la novela
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Tenía muchísimas ganas de leer este libro pero no me acabo de fiar. Es que ese bajón final, no sé yo. Me gustan esos personajes que querrías añadir a tu lista de contactos para luego quedar. Pero no me gusta que me pongan el caramelo en la mano y a última hora me lo quiten. Tampoco sé cómo me sentaría leerlo por el tema musical.
    No sé, es de los que creo que en algún momento va a caer.
    ¿Si pudiera viajar en el tiempo a un concierto? Me quedaría enternamente en uno al que ffui alternaría con cualquiera de Chavela Vargas, Leonard Cohen, Edith Piaf y Frank Sinatra.
    Besitos Dorothy Springsteen.

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...