lunes, 7 de abril de 2014

'El despertar de la senorita Prim', una bibliotecaria en un paraíso perdido

Hay libros que te salvan la vida. Libros que te salvan un mal día. Libros que te salvan de la lluvia. Y libros que te salvan en una larga espera en el aeropuerto. Ése es el caso de 'El despertar de la señorita Prim', de Natalia Sanmartín Fenollera. Con un retraso considerable por delante que era incapaz de soportar con el denso libro que tenía entre manos, esta sencilla historia de un pueblo en el que todo es como debía ser hace décadas me tuvo más que entretenida. La señorita Prim llega a San Ireneo de Arnois atraída por una singular oferta de trabajo: "Se busca espíritu femenino en absoluto subyugado por el mundo. Capaz de ejercer de bibliotecaria para un caballero y sus libros. Con facilidad para convivir con perros y niños. mejor sin experiencia laboral. Abstenerse tituladas superiores y posgraduadas". Está sobrada de formación, pero tras un pequeño duelo dialéctico e intelectual con el autor de tan singular adulto acaba consiguiendo el puesto en esa mansión que preside el singular pueblo, en el que rápidamente la bibliotecaria aprende que nada es como en el resto de ciudades. Todo en San Ireneo de Arnois como antiguamente. Sus habitantes adoran lo sencillo, lo artesanal, lo cercano, lo bonito. No hay mangos traídos de la otra punta del mundo, no hay muebles suecos, no hay escuelas regladas... Un mundo que abraza a la señorita Prim, que no puede evitar, en ocasiones, cuestionarse algunas cosas. Pero el libro no es la historia de esas dudas, si no la sencilla y bonita historia de una bibliotecaria que se va enamorando de un hombre con el que discute, al que no entiende, que le saca los colores, al que acusa de no tener delicadeza, que la lleva de la mano a enfrentarse a sí misma y a buscar lejos de ese paraíso perdido de teteras, pasteles caseros y chimeneas siempre encendidas aquello que ni siquiera sabe que existe.

"Exactamente en el mismo momento en el que el pequeño Septimus se desperezaba tras su siesta, metía sus dos pies de once años en unas zapatillas para unos pies de catorce y se acercaba a la ventana de su cuarto, la señorita Prim cruzaba la oxidada verja del jardín. El niño la miró con curiosidad. A primera vista no mostraba aspecto de estar nerviosa, ni siquiera un poco asustada. Tampoco tenía aquel aire amenazador que poseía el anterior encargado, ese aparecntar saber perfectamente qué clase de libro iba a pedir cualquiera que se atreviese a pedir uno.
-A lo mejor nos gusta- se dijo frotándose los ojos con las dos manos."

Título: 'El despertar de la señorita Prim'
Autora: Natalia Sanmartín Fenollera
Editorial: Planeta
Páginas: 352
Precio: 18,90€

viernes, 4 de abril de 2014

Sólo una buena conversación


Ni lo más espectacular. Ni lo más extraño. Ni lo nunca visto. Ni nada que cambiará la vida de los espectadores. No. Sólo una buena conversación. En un sofá. No una conversación de esas en las que uno quiere ser el gracioso, el más simpático, y el otro, el interesante de verdad, apenas puede abrir la boca y se ve abocado a seguir las supuestas gracietas. No. Sólo una conversación. En un sofá. Vale que es de diseño. Vale que uno de los que se sienta en ese sofá es siempre el mismo. Vale que el objetivo es la audiencia. Pero cada domingo, cuando veo el camión de 'Viajando con Chester' enfilando la carretera hacia su próxima parada, no pienso en televisión, no pienso que acabo de ver una entrevista pactada, donde ni el más mínimo detalle escapa a un plan, sólo pienso que acabo de asistir a una buena conversación. Reconozco que el primer día me dispuse a ver el programa de Risto Mejide con bastantes recelos. Temía toparme con un espacio hecho a su medida, pensado única y exclusivamente para su lucimiento. Pero no. Tuve que tragarme todas mis suspicacias porque lo que ofrece, escondido tras sus eternas gafas de sol, es algo tan sencillo, tan simple, tan humano, como dos personas sentadas, hablando. Tan sencillo y tan difícil de ver en la televisión, donde ahora parece que si los entrevistados no se convierten en monstruos de circo no interesan a los programas. ¿Cuánto tiempo llevan las cadenas prostituyendo las entrevistas? No interesa lo que alguien pueda decir. Interesa que atraviese un aro de fuego. Que salte al vacío desde 30 metros de altura. Que se pringue de blandi blub. Que acaricie un tigre. Que haga el ridículo. Aunque sea un premio Nobel.

miércoles, 2 de abril de 2014

'Cometas en el cielo', una historia que te destroza

Hay libros que te destrozan. Que te noquean. Que te golpean en el plexo solar y te hacen sentir que te falta el aire. 'Cometas en el cielo', de Khaled Hosseini, es uno de esos libros. Lo sabía. Por eso todas las veces que lo tuve en las manos en la biblioteca lo acabé devolviendo a su estantería. Lo sabía, y a pesar de eso la última vez que lo tuve en las manos no pude dejarlo. Lo sabía. Me lo habían avisado todas las reseñas que había leído. Y aunque lo he pasado mal, aunque he llorado, aunque he sufrido como pocas veces con un libro, volvería a leerlo hoy mismo. Porque la de Amir y Hassan, esos niños que volaban cometas en el Kabul antes de la guerra, es una historia fascinante, que te engancha y que no puedes dejar de leer hasta que llegas al final. E incluso entonces quieres saber más. Amir es un niño bien de Kabul, huérfano de madre y que sería capaz de lo que fuera por sentir que su padre, su baba, lo quiere y lo valora. Hassan es el hijo de Alí, el criado de la casa, un hazara de ojos achinados y orejas como conchas con el que pasa los días jugando. A pesar de los momentos compartidos y de que lo quiere como a un hermano, Amir no se atreve a llamarlo amigo. Además, no entiende que su padre, el mismo que se muestra frío con él, a veces mire y hable a Hassan con el cariño que a él le escatima. La relación de Amir y Hassan se resquebraja justo cuando empieza la guerra, cuando a Hassan le pasa algo horroroso y Amir finge no haberlo visto porque entonces sería reconocer que ha sido un cobarde. Desde ese momento, 'Cometas en el cielo' es la historia de Amir y su padre lejos de Afganistán, la historia de los remordimientos por lo que Amir calló, por las mentiras que dijo, por lo que no hizo. También es la historia de Hassan en un país en guerra primero y tomado por los talibanes después. Y sobre todo es la historia de cómo la vida vuelve a ponerte en las mismas situaciones de las que huiste. O de cómo te permite redimir tus pecados personales. Y eso, sin duda, es lo que más duele.

"Me convertí en lo que hoy soy a los doce años. era un frío y encapotado día de invierno de 1975. Recuerdo el momento exacto: estaba agazapado detrás de una pared de adobe desmoronada, observando a hurtadillas el callejón próximo al riachuelo helado. De eso hace muchos años, pero con el tiempo he descubierto que lo que dicen del pasado, que es posible enterrarlo, no es cierto. Porque el pasado se abre paso a zarpazos. Ahora que lo recuerdo, me doy cuenta de que llevo los últimos veintiséis años observando a hurtadillas ese callejón desierto."

Título: 'Cometas en el cielo'
Autor: Khaled Hosseini
Editorial: Salamandra
Páginas: 384
Precio: 21,50€
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...