jueves, 23 de junio de 2011

La viuda embarazada, historia de un trauma sexual

Keith Nearing no puede estar pasando un verano mejor. Acaba de salir de la adolescencia y desde los últimos fríos y hasta las primeras nieves sus únicas obligaciones son tomar el sol, bañarse en la piscina de la mansión italiana en la que se aloja, hacer pequeñas excursiones a los pequeños pueblos cercanos y leer (se ha propuesto devorar todos los clásicos de la literatura británica que encuentre en la biblioteca). Unas vacaciones perfectas durante el verano de 1970 que comparte con su novia Lily, su amiga Scherezade y su amigo Whittaker y que se verán enturbiadas por la obsesión de acostarse con Scherezade, a la que los aires de la Campania italiana sientan especialmente bien. La chica modosita, buena y solidaria se ha convertido en una rubia de cuerpo escultural que no duda en hacer topless y capaz de revolucionar a toda la población masculina de la aldea cercana cada vez que se acerca. Keith no oculta sus ganas de meterse en la cama de Sherezade, con la que comparte baño, algo de lo que es también consciente Lily, que cada noche juega a fingir que es su amiga rubia para evitar en lo posible que él cambie de cama. La obsesión le lleva a urdir retorcidos planes. Incluso le nubla el entendimiento en sus lecturas, en las que sólo espera el momento en el que el protagonista se acueste con su supuesta amada. Página a página no se puede huir del calor de esa piscina, epicentro de 'La viuda embarazada', que traspasa el papel, de la ansiedad de encontrarse a la otra persona desnuda en el baño, del deseo contenido por lo correcto, de la sexualidad que emana de cada frase... Al final, como el propio Keith Nearing, se corre el riesgo de leer los capítulos con el único objetivo de descubrir si al final consigue seducir a Scherezade. Un riesgo que implicaría perderse, más allá del sexo, fantásticas escenas de unas vacaciones de verano en Italia: la excursión al desfiladero del Diablo, las cenas al raso a los pies del castillo, las reacciones de los lugareños ante las chicas, el dolor y el despecho de Adriano (guapísimo y rico, pero que no llega al metro cincuenta), una invitada con una larga colección de bañadores de abuela, las borracheras, las charlas sin prisas ni final...
"Ésta es la historia de un trauma sexual. No fue a una edad tierna cuando le sucedió. Desde todo punto de vista, era ya un adulto; y consintió; consintió totalmente. ¿Es trauma realmente la palabra que queremos (del griego 'herida')? Porque su herida, cuando llegó, no le dolió en absoluto. Fue lo opuesto sensorial de una tortura. Ella gravitó sobre él desvestida e inerme, con las pinzas de la dicha: los labios, las yemas de los dedos. Tortura: del latín 'torquere', torcer. Era lo opuesto a la tortura, aunque 'retorcía'. Lo destruyó durante veinte años".
Título: 'La viuda embarazada'
Editorial: Círculo de lectores
Páginas: 476
Precio: 20,95€

24 comentarios:

  1. Otro título que tenía apuntado, y que ahora después de leer tu post voy a intentar leer y espero no perderme esa escenas que cuentas, al fin y al cabo ya estoy medio avisada ¿no?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Buen desnudo de libro. Casi ruboriza lo bien que lo haces.

    ¿Quién no se ha obsesionado sexualmente, alguna vez, con alguien cercano a su experiencia y prohibido?

    Un beso admirador!

    ResponderEliminar
  3. El apasionante mundo del sexo, este libro pinta bien!

    Besos Dorothy :)

    ResponderEliminar
  4. Estupenda reseña... como siempre. No digo nada nuevo. Me apetece para el verano, cuando acabe la lista de reseñas pendientes...
    Besines, Dorothy!!

    ResponderEliminar
  5. Dorothy qué bien lo has expresado... me encanta cómo me lo has contado... creo que estaría saltando a las últimas páginas para ver si se acuesta o no se acuesta con la chica de las 1000 y una noches, je ,je...
    Bss... amiga...

    ResponderEliminar
  6. Casi prefiero no leer tus reseñas porque cada vez que lo hago consigues que sume un libro más a mi larga lista. No tendré verano para tanto libro!!!!!
    Buena semana!!

    ResponderEliminar
  7. No había oído hablar de ella. Parece una buena lectura veraniega para tener en cuenta. Abrazos!!

    ResponderEliminar
  8. Elysa, tranquila, es imposible perdérselas. Yo también le tenía muchas ganas a este libro, tantas, que apenas pasó una semana en la montaña creciente de libros pendientes. Además de la historia, son especialmente curiosos algunos personajes secundarios de los que es imposible no enamorarse.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. David, ruborizada ando yo con ese comentario. Y sí, es imposible no obsesionarse sexualmente con personas que tienes cerca y a las que sientes que no tienes acceso. Siempre he pensado que es una suerte que muchas veces no consigas el objetivo. Lo imaginado por la obsesión seguro que es mucho mejor de lo que vivirías en realidad.

    Un beso con sabor a cloro

    ResponderEliminar
  10. Muerte, el apasionante mundo del sexo da muy buenos libros, casi tanto, o más, que el apasionante mundo del amor.

    Besazos

    ResponderEliminar
  11. Carmen, todas tenemos que mimar nuestras montañas de libros pendientes, no se vayan a enfadar y se derrumben un día sobre nuestras cabezas. Es muy buen libro para el verano porque, precisamente, todo pasa en un verano.

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. MariCari, podrías saltar las páginas a ver si pasa o no pasa, pero, la verdad, es que no solventarías tu curiosidad. Tardarías más en encontrar el momento (si lo hay) de ayuntamiento carnal buscándolo que leyendo el libro a ritmo normal.

    Besines

    ResponderEliminar
  13. Sonia, gracias. Creo que no hay verano ni otoño ni invierno ni primavera para tanto libro. Tenemos que resignarnos a leer lo que podamos.

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Zamarat, yo no había escuchado nada sobre ella hasta que me fijé en la imagen de la portada. Me gusta mucho el autor, pero no conocía este libro hasta hace unos meses.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. mmmm parece interesante y algo retorcido, a ver si lo tienen en la biblioteca!! Un beso :)

    ResponderEliminar
  16. me encantan las descripciones de "sensaciones" llevadas al límite, y de tu reseña adivino que éste puede ser un buen libro cargado de ellas... aprovecharé mis minivacaciones en "ses illes" para sumergirme en su lectura (al paso que llevo en mi maleta sólo habrán libros!!!!)

    un besito

    ResponderEliminar
  17. Ariamsita, es interesante y bastante retorcido, aunque, visto con tiempo, es un retorcimiento un poco infantil.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Maria, efectivamente son sensaciones al límite, pero un tanto reprimidas. ¡Bienvenida a ses illes! Aunque sea por poquito.

    Petonets

    ResponderEliminar
  19. interesante, aunque no sé si recomendable como lectura de verano, ya hace suficiente calor como para meterse en piscinas turbias! es apetecible, en todo caso. me lo apunto.

    ResponderEliminar
  20. Tiene muy buena pinta, lo pongo en mi lista de pendientes y ya caerá. Tampoco yo conocía al autor.

    bsos!

    ResponderEliminar
  21. Desde luego que curioso, lo es y bastante.
    Lo buscaré, que tiene buena pinta =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Raúl, es verdad, pero creo que sería peor leerlo en invierno, helándote de frío, viendo el cielo gris y envidiando a estos que van en bikini y pasan el día en la piscina o el descapotable...

    ResponderEliminar
  23. shorby, si te animas, me cuentas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Rosalía, veo que tu lista de pendientes incrementa a la misma velocidad que la mía.

    Besos

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...