jueves, 11 de septiembre de 2008

I love Martha



A veces compro las cosas por los motivos más estúpidos. Un libro del que no tengo referencia alguna porque me gusta el diseño de la portada. Un detergente para la ropa delicada porque la botella es original. Una diadema (que sé que nunca me pondré) sólo porque es demasiado bonita para no llevármela a casa. En el caso de Martha Wainwright compré el CD sencillamente porque el título me pareció genial: ‘I know you’re married but I’ve got feelings too’. Anticomercialmente larguísimo y con un punto de mala leche al que no me pude resistir. Soy una chica fácil cuando algún CD me pone ojitos. Podría haberme encontrado cualquier cosa, pero, por suerte, no tuve que lamentar la compra. Bueno, acepto que hice un poco de trampa: ser hermana de Rufus ya era una semigarantía. La primera vez que la escuché tuve un dejavú. La misma sensación que en mi pérdida de la virginidad musical con Tom Waits. Bueno, aquí me he pasado un poco mucho pero necesité escucharlo entero con los ojos cerrados y una copa de vino para decidir si me encantaba o lo aborrecía. Ahora es mi banda sonora de las últimas tres semanas. Algunas de sus frases no dejan de dar vueltas en mi cabeza. “…my heart was made for bleeding all over you…”, “…I cannot read between your lines…”, “…I live and breath for the rush…”, “…I bury your heart on the knees…”, “…There is this dead woman in my lane, she’s eating my brain…”

11 comentarios:

  1. bona selecció, només espero k no imitis la postura de la nena en es sofà mentres amb els ulls tancats aguntes la copa de vi,,,,,uff!

    ResponderEliminar
  2. Intentaré no fer-ho, però només per la integritat del meu sofà blanc

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ese título: ‘I know you’re married but I’ve got feelings too’. No sé por qué...
    Espero que me dejes el disco, pues los del hermano me chiflan.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, te acabo de añadir a mis imperdibles. Así no me perderé ninguna de tus entradas.

    ResponderEliminar
  5. Gracias! Seren-dipitero. Aunque... ¡Qué obsesión tenemos en esta sociedad con no perdernos!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo debo ser rara, porque me encantan los laberintos.

    ResponderEliminar
  7. A mí tambien me llamó mucho la atención el título. Tuve ocasión de verla en mi ciudad hace dos veranos pero cantó las canciones de Edith Piaf, del disco de versiones que a mí me gusta mucho. Yo la conocí por su hermano, claro, pero creo que este a veces hace cosas demasiado raras, como el Out of the game que no me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, a mí me gusta más Martha cuando canta sus temas, aunque también me gustan los de Piaf. Igual que tú llegué a ella por su hermano, pero ahora me quedo con ella, sin dudas. ¡Qué suerte poder verla!

      Un abrazo

      Eliminar
    2. De las suyas cantó cuatro con la guitarra. Después nos firmó autógrafos en la puerta del hotel, es muy tímida pero muy maja, llevaba el bebé en una de esas mochilas. Es mucho más guapa de lo que sale en las fotos y ¡Muy alta! Su hermano ha perdido el norte, a ver si se orienta pronto.

      Un abrazo.

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...