domingo, 7 de septiembre de 2008

Historia de una canción cursi

http://www.youtube.com/watch?v=_QbK0nlon4A

Más de uno me ha preguntado qué estaba cantando para que el armario del baño decidiera suicidarse el pasado martes. Pues no era la fatídica ‘Gloomy Sunday’. Era ‘Stay (I missed you)’, de Lisa Loeb. Vaya, una canción cursi, cursi, cursi de los años 90 (a veces me cuesta controlar mi lado Candy Candy). Pero es que le tengo mucho cariño. Me pasó desapercibida cuando, siendo adolescente, vi ‘Reality bites’. Años más tarde, en la primavera de 2002, una amiga se presentó en casa con la banda sonora recién salida del FNAC de Diagonal. “Escucha ‘Stay’, eres tú ahora”, me soltó antes de obligarme a ponerme la pestaña y salir de la burbuja autocompasiva en la que había decidido refugiarme en un complicadísimo y tristísimo momento sentimental (lo siento, tiendo a la tragedia griega). Todavía recuerdo la primera vez que la escuché a conciencia: tirada en el sofá de ‘Cuéntame’ del piso de estudiantes de Barcelona a las cinco de la mañana después de compartir una botella entera de tequila (es el mejor antídoto para el mal de amores) en el pequeño pub de la querida Plaça de la Concòrdia. Creo que la escuché como cinco veces seguidas, los recuerdos son borrosos, hasta que me aprendí la letra de memoria. Han pasado seis años pero sigo cantándola cada vez que me duele un poquito el corazón. La repito como un mantra buscando sentirme otra vez como aquel amanecer de finales de mayo en el que por primera vez después de dos meses los más madrugadores rayos de sol de la mañana me volvieron a parecer el principio de todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...