sábado, 27 de diciembre de 2008

Soy zurda


Definitivamente me he vuelto zurda. Sigo escribiendo, abriendo las puertas, comiendo y señalando con la mano derecha. Pero en espíritu soy zurda. Y soy más zurda que nunca los sábados por la mañana por culpa de Fernando, el hombre que pasa la mayor parte del día (casualidades de la vida) a mi izquierda, y que desde hace poco más de un mes comparte con todo el que quiera escucharle su pasión por la música a través de su programa ‘Ayúdame a ser zurdo’ (los sábados de 9 a 10,30 de la mañana en Ràdio Èxit: 90.70 de la FM excepto en Sant Josep, que es el 99.10). Porque es una alegría despertarse en plena cursihorrorosinavidad con los Sex Pistols, porque es como el libro gordo de Petete de la música, porque algunos temas te pintan una sonrisa en la cara que dura unas horas, porque otras no puedes dejar de cantarlas en todo el día y sobre todo porque hay veces que las canciones (sus canciones) te recuerdan alguien que ya no eres y te duelen como pensabas que ya no podían hacerlo. Por todo eso merece la pena ser zurda, aunque te obligue a madrugar un poquito los sábados.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mi último velcro sonoro

http://www.youtube.com/watch?v=qCvrQFRyz6M

La verdad es que todavía no he decidido si me gusta o no . Supongo que al final será que sí. Ya he dicho aquí que a veces compro libros y música por razones que ni yo misma entiendo. Éste es uno de ellos. ¿Cómo podía no comprar el CD de alguien que tiene como nombre artístico el color de un pintalabios? Cualquiera que me conozca sabrá que me era imposible resistirme. Así que la vocecita de Lourdes se ha metido en mi casa desde hace un par de semanas. El único problema es que una de las canciones ‘Cigarettes’ es un velcro sonoro (expresión robada de David Ventura que se refirió así a ‘Tenía tanto que darte’ de Nena Daconte) que se pega al cerebro y que no te deja parar de cantarla.

“tell me what it is, it isn’t fair
but I’m wasting time, cos it isn’t my heart, it isn’t my fault
and every situation understands, well
the anecdote of chasing the locations to your doors
’cos I’m wasting time, I’m wasting money again
and all the cigarettes that I have never smoked
and all the letters that I have never sent…”

lunes, 1 de diciembre de 2008

Mis pequeños placeres (confesables) de este invierno



-El olor del primer café del día.
-Mojarme bajo la lluvia
-Meterme en la cama con las sábanas recién salidas de la secadora
-Ponerme el abriguito rojo
-Encontrar imágenes bellamente siniestras-siniestramente bellas- en la poesía de Gonzalo Escarpa
-Descubrir en los altillos del armario cosas que mi síndrome de Diógenes emocional hizo que guardara en un momento en que las hubiera tirado con el pronto de “quiero olvidarme de esta parte de mi vida”
-Redescubrir el auténtico color de mi pelo
-La chimenea encendida en casa de algunos amigos
-El sol de invierno mientras conduzco
-Una caricia inesperada en la mejilla
-Los tres primeros segundos de oír al teléfono la gravísima voz de mi responsable de prensa favorito (pasados los tres segundos recuerdo que es trabajo)
-El tacto de seda de la piel después de masajearla con Bliss-Bliss
-Un poco de vino en una copa enorme
-Un rouge Allure de Chanel resbalando por los labios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...