domingo, 22 de noviembre de 2020

El aliado (Iván Repila)




Vamos a ver… Sí pero no. Hace ya un tiempo que acabé ‘El aliado’, de Iván Repila, y aún no tengo claro si me ha gustado o no. Y eso que lo he dejado dormir un tiempo para ver si sí o si no. Me gustó muchísimo el principio. Ese hombre que se considera feminista, bueno, al menos no machista, pero que se da cuenta de que no es del todo así al conocer a Najwa, activista por la igualdad. Reconozco que me reí mucho con algunas de las situaciones entre la pareja al inicio del libro. Pero… Y aquí viene el pero. Hay un momento en el que esta sátira se vuelve no sólo muy agria sino también, y eso es, creo, lo que me sacó por completo de ella, la inverosimilitud. Ese momento en el que la historia, que ha dado ya un vuelco importante, se convierte en increíble. Por más que te esfuerces.

Las ironías del libro, que no son pocas, comienzan en el propio título. En ese concepto falsamente feminista con el que hasta hace poco se definían los hombres que decían que apoyaban la causa de la igualdad de la mujer. La apoyaban, sí, pero luego no afeaban a sus colegas que tocaran el culo a una mujer, que hicieran comentarios sobre su físico, que contaran chistes de machirulos, que compartieran intimidades sexuales, que dudaran de su capacidad profesional y achacaran su ascenso a habilidades nada profesionales… Eso era un aliado feminista. Un hombre que abogaba por la igualdad únicamente de boquilla. Ni un hecho. Así que ahí tenemos ya la primera ironía. La que llega antes de un capítulo cero que es un avance de lo que veremos mucho más adelante. Mucho después de que el protagonista de esta novela conozca a Najwa, feminista, en una conferencia de Siri Hustvedt, de la que no ha leído una sola línea. Mucho antes de que se hagan amigos, se líen, se emparejen. Y mucho antes de que todo se vaya al garete.

Ahí empieza el gran plan de este hombre. Un falso feminista reconvertido por amor y que urde un plan para hacer que el feminismo triunfe: provocar a las mujeres para que reaccionen con violencia y acortar, así, el camino a la igualdad. Muy inteligente, vaya. Y muy feminista eso de pensar que va a ser un hombre el que abra por fin las compuertas de la lucha de las mujeres. Ahí pasa de la sátira agradable a una distopía completamente loca, una exageración descontrolada con la que, sinceramente, me ha costado mucho conectar. A partir de ahí no me he reído nada. De hecho, hay momentos en los que me ha disgustado mucho y en los que he estado a punto de abandonar el libro. Hay algo en esa segunda parte, no sé si es en el tono o en la deriva de la historia, que no me han gustado y que han hecho que se me atragante un poco una lectura que, hasta ese momento, estaba devorando. Hay escenas hilarantes, cierto, pero hay algo que, a mí, no me ha encajado en esa segunda parte que lo que cuenta es uno de los mayores mansplainings (y mansactings, ya puestos) del planeta. Sátira sobre sátira. 

“Yo soy el tío más feminista del mundo.
Sin embargo, tengo mis contradicciones. Ahora mismo, por ejemplo, mis cinco compañeros y yo estamos tirando huevos sobre un grupo de mujeres desnudas o semidesnudas que se manifiestan delante del ayuntamiento. Los dos primeros proyectiles han fallado el objetivo por exceso de fuerza, pero los siguientes han impactado perfectamente en la cara y las tetas de las que sostenían la pancarta principal. Veo volar nuestros huevos como a cámara lenta, describiendo una hermosa parábola de abajo arriba y de arriba abajo, hasta estallar y convertirse en una baba pegajosa, sin belleza, natural, y pienso en la honda de David y el dibujo que hizo la piedra en el aire antes de inflamar la carne y desmontar el cartílago del hueso de Goliat, y no puedo evitar darme la razón cuando digo que hay algo platónico en la violencia”.
 
Título: El aliado
Autor: Iván Repila
Editorial: Seix Barral
Páginas: 256
Precio: 18,50€
Procedencia: comprado

8 comentarios:

  1. Pues ya había leído más opiniones como esta. Le había echado el ojo cuando salió, tuvo mucho espacio y predicamento pero no hubo tantas reseñas y como digo, muchas iban en tu línea. Si solo te ha gustado la primera parte, yo considero que no te ha gustado el libro, porque no es plan de leer solo esa parte. Así que sigue descartado. La pena es que la idea era buena, incluso esas contradicciones son creíbles, y hacen el personaje real porque todos creo que tenemos de eso, que tenemos muy claro un principio y a veces tenemos conductas o pequeñas cosas que van en contra, pero son pequeñas, no tan obvias como el ejemplo que pones en la cita. Para mí los libros tienen que ser creíbles, me da igual que puedan ser reales o no, lo que quiero es caer con todo el equipo en la trampa del escritor y disfrutar en esa "realidad".
    Uno menos.
    Oye, y la puerta de la igualdad que la abra quien sea, hombre, mujer, gato, perro...da igual, lo importante es que esté abierta.
    Besotes Dorothy Atwood

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, yo no te lo recomiendo, la verdad. Entiendo que puede resultar atractivo y que es una lectura diferente, pero creo que hay algo ahí que falla, como si el propio autor, en un momento dado, hubiera dado un volantazo y cambiado la idea original. Todas y todos tenemos contradicciones respecto a este tema. Es lo normal. Son muchos años de costumbres, rutinas y de no pensar. No hay que sentirse culpable por ello siempre que nos vayamos dando cuenta y de que tengamos claras ciertas cosas.

      Un besazo.

      Eliminar
  2. Es curioso. Como cada vez que leo un nombre de autor que no conozco, me voy a Internet a ver quién es, y acabo de ver que el libro que dices, ni aparece. En cambio, he encontrado un montón de críticas de su primer libro, "El pozo". Vamos, "le puits", porque todas las críticas son de medios francófonos, incluido nada menos que una del diario "Le Monde", que además, lo pone muy bien. Pues, con eso y todo, no me voy a animar a leerlo por el momento.
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, yo no creo que repita con él y eso que algunos de sus otros libros, como 'El niño que robó el caballo de Atila', tienen muy buenas críticas. No lo entiendo. Igual soy yo, que no he captado bien el libro, pero vaya, que la sensación que he tenido es que a medio camino dio un giro a la novela y la lió. Por suerte, los dos que han seguido a éste han sido mucho mejores lecturas.

      Besines.

      Eliminar
  3. Pues qué pena, porque partía de una buena idea. No me animo en esta ocasión.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, ya te digo, a mí no me ha convencido nada.

      Un besazo.

      Eliminar
  4. lo dicho "qui no arrisca no pisca", es recofortant trobar noves propostes, no de totes sortirà un Rayuela però de tant en tant va bé sortir-se del guió estandard de best sellers i altres modes narratives que tqmbé cansen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sese, és que 'Rayuela' és 'Rayuela'. I ni sent 'Rayuela' li agrada a tothom. Així que imagina la resta de llibres! Entenc el que dius. S'agraeix molt trobar propostes diferents i originals. A mi el que no m'ha convençut ha estat la segona part. A la primera meitat vaig riure una barbaritat, però després com que se'm va anar amargant la lectura. No sé...

      Petonets
      (Quin goig tornar-te a veure per aquí!)

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...