viernes, 30 de octubre de 2015

'Trilogía del BarLume', los abuelos detectives de Marco Malvaldi


Seguro que todos conocéis un bar de pueblo en el que un grupo de abuelos se reúne para jugar a las cartas. O al dominó. Un grupo de abuelos que siempre se sientan en la misma mesa, que tocan las narices al camarero, que se meten donde no les llaman y que, a pesar de todo eso, sin ellos ese bar no sería lo mismo. Bien, pues en esta trilogía del italiano Marco Malvaldi el pueblo es Pineta, el establecimiento es el BarLume, el divertimento son las cartas (crímenes a un lado), el sufrido camarero es Massimo y los abueletes son Ampelio, Aldo, Rimediotti y Del Tacca. ‘Trilogía del BarLume’, un libro que me salvó en un momento de astenia lectora, reúne tres de las divertidas historias que tienen como epicentro el bar de Massimo: ‘La brisca de cinco’ (una adolescente aparece muerta en un contenedor de basura), ‘El juego de las tres cartas’ (un científico japonés fallece durante un congreso) y ‘El rey de los juegos’ (un crimen en el que se mezclan dinero, política y clero). Pues bien, aunque el responsable de resolver los asesinatos en Pineta (hay que ver la de crímenes que se cometen en ese pueblo tan pequeño) es el comisario Fusco, en realidad son el pobre Massimo (no penséis que es un camarero simple, no, iba para científico pero decidió meterse detrás de la barra de su propio bar) y los meticones jubilados los que acabarán descubriendo a los asesinos. Investigaciones, obviamente, un tanto surrealistas y que discurren entre las peleas y desencuentros de Massimo con el cuarteto de la tercera edad, que disfruta sacándolo de quicio. Todo ello ante la irónica presencia de Tiziana, un bellezón italiano (las hay que tienen suerte) que ayuda a Massimo en el bar y que, para su desesperación, se pone siempre de parte de los jubilados. Lo de menos en esta trilogía son los crímenes y su resolución, porque el verdadero jugo está en sus protagonistas, tan bien trazados que parece que los conoces de toda la vida, y en su relación, sobre todo la de Massimo con los jubilados (uno de ellos es su abuelo, con eso os lo digo todo). Lo leí hace meses, en un par de mañanas de sol y piscina. Y lo he releído hace un par de semanas. Le echaba un ojo para hacer la reseña y cuando quise darme cuenta me había vuelto a enganchar. No sé que tienen los autores italianos, pero últimamente me rindo ante ellos...


"-Massimo, ponme un café. 
Massimo tiene la cabeza inclinada sobre el fregadero, donde está cortando unos limones en rodajas, operación que parece absorberlo por completo, como si fuera un monje budista meditando. De esa misma manera ascética responde:-Nada de café. Ahora hace demasiado calor. Después. Quizá.-Escúchame bien, capullo, yo fui a la guerra de Abisinia, ¿y te crees que aquí hace demasiado calor para tomarme un café?Todavía con la cabeza inclinada, Massimo rebate:-No hace demasiado calor para tomarlo, hace demasiado calor para ponerlo."


Título: ‘Trilogía del BarLume’
Autor: Marco Malvaldi
Editorial: Círculo de lectores
Páginas: 440
Precio: 20,95
Procedencia: Comprado

lunes, 26 de octubre de 2015

'Un grito de amor desde el centro del mundo', un grito de amor desde Japón

Quien me tendió este libro ya me advirtió que quizás no era la historia más adecuada para el momento en el que estaba. Y es cierto. No era la historia más adecuada para el momento en el que estaba. Una triste y tierna historia de amor para un corazón golpeado. Y precisamente por eso era la historia que necesitaba. Una historia que me hizo llorar lo que aún tenía pendiente. Que abrió las compuertas para que se fuera, lágrima a lágrima, el dolor enquistado que creí que no existía. Así que, contra todo pronóstico, la de Sakutaró y Aki, dos adolescentes japoneses, no era la historia más adecuada para mí en ese momento, pero era la historia que necesitaba en ese momento. Una historia delicada y tierna, como el amor de juventud que los protagonistas, que se conocen en clase, van experimentando entre paseos y aventuras. Un amor de conocimiento pausado, de descubrimiento, de cariño y pasión tímida. Un amor bonito y entrañable que será eterno, porque a Sakutaró y Aki, esos adolescentes que se besan en las escaleras del templo, que huyen de los hoteles por horas, que se bañan de noche en una isla abandonada, el destino les tiene reservado un giro que convertirá su amor en eterno e inolvidable.

"Aquella mañana me desperté llorando. Como siempre. Ni siquiera sabía si estaba triste. Junto con las lágrimas, mis emociones se habían ido deslizando hacia alguna parte. Absorto, permanecí un rato en el futón hasta que se acercó mi madre y me dijo: 'Es hora de levantarse'. No nevaba, pero el camino estaba helado, blanco."

Título: 'Un grito de amor desde el centro del mundo'
Autor: Kyoichi Katayama
Editorial: Punto de lectura
Páginas: 192
Precio: 6€
Procedencia: Préstamo Marian

lunes, 19 de octubre de 2015

'Tanta pasión para nada', reencuentro con los relatos

Hace tiempo que dejé de leer relatos. Me gustan, pero me dan pereza, así que los abandoné. Cuando son malos me siento estafada, me enfado con el autor porque siento que me ha hecho perder el tiempo. Cuando son buenos me siento triste al final, me enfado con el autor porque siento que ha cortado una historia que podía dar mucho más de sí. Así que hace tiempo que me olvidé de ellos, que los dejé apartados y me dije a mí misma que nunca más, que sólo de vez en cuando, y uno a uno, nunca recogidos en un volumen. Pero entonces se puso delante de mí (bueno, me pusieron delante) 'Tanta pasión para nada', de Julio Llamazares, y me volví a sumerger de lleno en el universo relato con este libro que reúne doce cuentos y una fábula. Doce historias cortas en las que el nexo común es la pasión. Y no sólo la pasión sexual, sino la pasión en general, en su más amplio sentido, una pasión que puede resultar, la mayoría de las veces, completamente inútil. La pasión de un futbolista del Dépor a la hora de jugarse la liga en un penalti, la pasión del tío Mario en sus últimos días, la pasión del último Don Tancredo, la de un periodista free-lance en su primera Navidad en casa, la del padre de familia que se convierte en un yonky de la conducción, la del escritor que no consigue escribir... Y así hasta doce. Historias, algunas de ellas, como la del tío Mario, completamente redondas, que llenan la cabeza de imágenes y se quedan ahí durante un tiempo. Y la fábula... qué decir de la fábula... Fui mala, empecé con ella a pesar de que era la última, y acompañó con su desasosiego el resto de relatos.

"Cuando cogió el balón, Djukic se acordó de lo que su mujer le había dicho aquella tarde; parecía como si lo presintiera. Si acaso, le había dicho Ceca, no se te ocurra tirar un penalti."

Título: 'Tanta pasión para nada'
Autor: Julio Llamazares
Editorial: Punto de lectura
Páginas: 160
Precio: 7,95€
Procedencia: Préstamo Marian

viernes, 16 de octubre de 2015

Curvas y trampas

@Martatorresmol
Te pasas la vida reivindicando las curvas. Enfadándote con los editores de las revistas de moda que reproducen el ideal único de belleza. Y con los catálogos de las marcas de ropa y con los anuncios de cosméticos (y de gafas y de lavadoras y de detergentes y de perfumes y de coches y de supermercados y de páginas web...) por el mismo motivo. Defiendes donde haga falta que no hay que ser delgadísima, altísima, blanquísima y con los ojos azulísimos para que te consideren guapa. Te lo crees. Te crees que te lo crees. Incluso llenas el armario de vestidos que marcan curvas. Porque estás convencida de que sin ser un insecto palo puedes ser guapa, sensual, atractiva, incluso. Y entonces aparece alguien. Que te dice que le gustan tus curvas. No que no le importen, o que las soporta o que le gustas a pesar de ellas. No. Que le gustan. Le gustan hasta el punto de decirte algo que no te habían dicho nunca. Y en vez de sonreírle pícara, ponerle ojos de "ahora mismo nos sobra todo el mundo" y comértelo a besos, dudas. Se te planta un enorme nubarrón sobre la cabeza. No le crees. Y te das cuenta de que tú, sí tú, la que enarbola cada vez que puede la bandera de "todas somos guapas", has caído en la misma trampa.

viernes, 9 de octubre de 2015

'La cocinera de Himmler', entre nazis y flan de caramelo

Rose, aunque cueste creerlo, tiene 105 años. Y sigue regentando un famoso restaurante en Marsella. Un restaurante en el que, décadas atrás, sedujo nada más y nada menos (entre otros muchos hombres) que a Heinrich Himmler, líder de las SS. Con su cocina y con su personalidad, hasta el punto que durante años cocinó para él y para otros nazis, incluido Hitler. Y es que Rose ha vivido muy de cerca algunos de los grandes momentos históricos del siglo XX. Desde muy pequeña. Con apenas ocho años experimentó en carne propia el exterminio de los armenios, del que consiguió escapar. Se quedó sola, sin familia, sin amigos. Y salió adelante. Fuerte. Divertida. La vida no le escatima ninguna miseria hasta que encuentra su pasión en la cocina. Esclava sexual y mendiga de una red mafiosa. Tampoco después. Cuando la guerra le aleja de su marido y sus hijos. Rose, cuya historia va de ese pasado tremendo a un presente en el que siempre lleva una pistola en el bolso y recurre a su vecino hacker para que encuentre un rastro perdido de ese pasado, tiene muy claro en todo momento quién es el culpable de todo lo que le pasa. No sólo no perdona, sino que en el momento justo, cuando ha pasado el tiempo y necesita desahogarse, se toma la justicia por su mano. Un afán de justicia que, al igual que el de sexo, no desaparecen a pesar de los años. 'La cocinera de Himmler', de Franz-Olivier Giesbert, se lee casi de un tirón. En un par de tardes, como mucho. La historia es apasionante, la protagonista un bombón de personaje, está muy bien escrita y tiene unos puntos de humor en mitad de todas las tragedias que te pintan una sonrisa en el rostro cuando menos te lo esperas.

"Marsella, 2012. Besé la carta y después crucé dos dedos, el índice y el corazón, para que me trajera buena suerte. soy muy supersticiosa, es mi debilidad. La carta había sido enviada desde Colonia, Alemania, según indicaba el matasellos, y la remitente había escrito su nombre en el dorso: Renate Fröll. Mi corazón empezó a latir con fuerza. Me sentía angustiada y feliz al mismo tiempo. A mi edad, cuando ya se ha sobrevivido a todo el mundo, recibir una carta personal es sin duda todo un acontecimiento. "

Título: 'La cocinera de Himmler'
Autor: Franz-Olivier Giesbert
Editorial: alfaguara
Páginas: 344
Precio: 18,50€
Procedencia: Biblioteca

lunes, 5 de octubre de 2015

No sin prensa

@martatorresmol

Café con leche  y sin azúcar, tostada con tomate (restregado, no cortado) y prensa. Toda la posible. La imprescindible los días de trabajo. La imprescindible, con calma, los días libres. En mi mesa favorita de cualquiera de los bares que frecuento en ayunas. El sonido del mar, de unas tragaperras, de las fichas del dominó de unos abuelos, de los niños jugando en el pasaje. Depende del día. Pero siempre con esa pregunta que ronda de mesa en mesa: «¿Me dejas el diario cuando acabes?». El otro día, en uno de esos cafés, en el que suena a viento colándose por las celosías enredadas de buganvillas y huele a helado, no había prensa. Ni un diario. Los propietarios han decidido prescindir de ella. Un gasto menos. Nunca recurro a la prensa de los bares. La compro. Me gusta separar las hojas aún enganchadas unas a otra por los filos irregulares. La lisura de las páginas todavía por leer. El olor a tinta. Sonreír al descubrir mis dedos tiznados de negro. Nunca uso la prensa de los bares, pero me gusta que la tengan. Necesito que la tengan. Me encanta ver cómo pasa de mesa en mesa. Y me ruborizo cuando veo que alguien se detiene en una de las páginas que he escrito. Me gusta sentir que la gente se interesa por lo que pasa en el mundo y en su mundo. Que los periodistas les acompañamos mientras se toman el café. Por eso, sintiéndolo mucho, no he vuelto al café que suena a viento y huele a helado. Y no volveré a ninguno que no tenga los periódicos del día. No sin prensa.

viernes, 2 de octubre de 2015

'Deseo de ser punk', para leer y escuchar

Me hubiera gustado tener ahora 16 años. O 14. Me hubiera gustado llegar a 'Deseo de ser punk', de Belén Gopegui, con esa edad. Para que la historia de Martina me reconfortara. O me encendiera. No lo tengo claro. Y para descubrir de su mano no sólo el paso de la adolescencia a una supuesta adultez sino también parte de esa banda sonora que la acompaña. Escuchar por primera vez con ella a Reincidentes, ACDC, Guns n'Roses, Neil Young, Bonnie Tyler o ese 'Aunque tú no lo sepas' de Enrique Urquijo que me destroza cada vez que lo escucho. Porque 'Deseo de ser punk' no se puede leer en silencio. Las palabras de Gopegui no deben resonar en tu cabeza, deben rebotar en los acordes de toda esa música que acompaña a Martina en ese momento en el que muere el padre de su mejor amiga, el único adulto al que admiraba, y siente que no pertenece a ningún sitio, que nadie la entiende, que está sola y que los débiles hilvanes de su vida pueden descoserse en cualquier instante. Hay algo de Holden Caulfield en Martina, pero ella me ha gustado mucho más. Quizás porque la entiendo mejor que al protagonista de 'El guardián entre el centeno'. Me gusta Martina. Y me gusta su misión para purgarse de todo ese dolor e incomprensión que se la comen por dentro. Y me encanta la manera de escribir de Gopegui. Frases cortas. Frases muy cortas. Nada importante necesita muchas palabras para decirse.Y porque hay unas frases que me han llegado al alma (casi tanto como mi favorita de Luis García Montero) y se quedarán ahí para siempre: "Hay una parte donde nunca nos abrazan. Aunque nos quieran muchísimo. Esa parte está ahí, esa pena. Y nadie llega a tocarla nunca." Y es cierto. Hay una parte de nosotros a la que no llega ningún abrazo.

"Odiaba su música. Normalmente son los padres los que odian la música de los hijos. Pero es que: uno, yo no tenía música; dos, a ellos les daría igual que la hubiera tenido porque yo no iba vendiéndoles a ellos lo que me gustaba. A lo mejor no debía contártelo. ¿Qué importa? Tener dieciséis años y no tener música."

Título: 'Deseo de ser punk'
Autora: Belén Gopegui
Editorial: Anagrama
Páginas: 192
Precio: 7,90€
Procedencia: Biblioteca
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...