viernes, 8 de mayo de 2015

Profesionales, no "nenas"

@Martatorresmol
Hace unos meses le colgué el teléfono a un concejal de un municipio de la isla porque en una llamada de trabajo en vez de llamarme por mi nombre repetía una y otra vez la palabra "nena" para referirse a mí. La alternaba con "nena". Le pedí en varias ocasiones que no lo hiciera. Y le dio igual. Siguió insistiendo con el "nena" y con el "guapa". Le colgué el teléfono. Si yo en vez de yo hubiera sido cualquiera de mis compañeros de la redacción eso no habría pasado. ¿Os imagináis llamándole "nene" o "guapo"? Evidentemente, no. De hecho, seguro que a más de uno le entra la risa floja al imaginarse la escena. Pues a mí no. A mi me da mucha rabia.

La misma rabia que sentí hace un par de semanas mientras escuchaba a los comentaristas de Teledeporte durante el partido de la tenista española Carla Suárez conrea la suiza Belinda Belcic en los octavos de final del torneo de Stuttgart. Empezaron a llamarla "Carlita", diminutivo que, según ellos mismos, no le hace mucha gracia. ¿Entonces? ¿Por qué lo hacen? El "Carlita" rápidamente pasó a un segundo plano porque comenzaron a llamarla "cariño": "¡Vamos cariño!", "¡Ánimo cariño!"... Imaginad a los comentaristas animando así a Rafa Nadal en su partido contra Fabio Fognini en el Conde de Godó. No se les ocurriría jamás. No se atreverían.

No importa lo que consiga una mujer. A dónde llegue en su trabajo. Para los neandertales del siglo XXI (cuidado, chicas, están en todas partes) la mujer sigue siendo mujer antes que profesional. Y se sienten con derecho a tratarnos con condescendencia, con paternalismo, a rebajarnos a nenas, guapas y cariños. Sinceramente, siento ganas de coger la raqueta de Carla Suárez y utilizarla para hacer un smash. Y no precisamente contra el campo contrario.

20 comentarios:

  1. Tienes toda la razón en lo que dices.
    Esta semana sin ir más lejos, he sentido vergüenza ajena al escuchar una de las escenas que hablas.
    En esta ocasión con un "Cállate bonita" a Teresa Rodriguez de PODEMOS en el parlamento de Andalucía en una de sus intervenciones.
    Una falta de respecto total !!! Que lo que deja claro es la clase de personajes que son estos señores :(

    En fin, no hay que venirse abajo y seguir en la brecha

    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, si hubiera sido un hombre no le hubieran dicho "cállate, bonito". Pensamos que estamos casi en igualdad con los hombre y, sin embargo, aún tenemos que aguantar estas cosas.

      un beso, y feliz fin de semana

      Eliminar
  2. Por desgracia, cómo me suena todo ésto. Neandertales es demasiado bueno para describirlos.
    Buen fin de semana! ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nolavola, cierto, son más cromagnon...

      un besote

      Eliminar
  3. A veces desmoraliza y mucho este tipo de situaciones. Yo trabajo (o trabajaba) en procesos industriales asi que puedes imaginarte la situacion. Lo peor es que precisamente por ser mujer, en muchos de estos campos quedas relegada a otro tipo de labores como si fueras menos... y creo que por eso ya no quise trabajar en aquella empresa.
    Yo espero queno te hayas buscado ningun problema por haberle colgado el telefono. Al final ya sabes como va esto, la mala eres tu si la cosa se desmadra.
    Y se supone que tenemos suerte de haber nacido en este siglo y no hace 100 años. Pero bueno, tampoco me gusta ir por el mundo reclamando mi derecho a voz en grito auqnue hay veces que parece que sea necesario.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xula, no, tranquila, no me dijeron nada, al revés, me apoyaron. Ya imagino lo que debía ser trabajar en algo así... Yo cada vez soy más de denunciar estas cosas, sólo así se darán cuenta de que esos comportamientos no son admisibles.

      besines

      Eliminar
  4. En el fondo eres buena, todavía los consideras Neandertales, yo a estos suelo preguntarles si vienen de Atapuerca. La "culpa" la tienen las Carbonero y similares, que ahora os meten a todas en el mismo saco y a tomar viento el respeto y el valor profesional, pienso yo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, es cierto que la profesión se está hipersexualizando con esos casos, pero son ellos los que deben comportarse como toca y entender que somos profesionales.

      un besazo

      Eliminar
  5. Pues sí, hay que tener cuidado que están en todas partes... Todavía falta mucho para que estén en peligro de extinción...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, si esperamos a que estén en peligro de extinción la llevamos clara... Debemos aislarlos.

      besos!

      Eliminar
  6. Por supuesto, tienes razón, pero hay gente que lo hace de forma automática y sin reflexionar, como en una entrevista por la radio que me han pasado y que es muy divertida. Un tractorista manchego cuenta cómo fué el terremoto de Ossa de Montiel y tras unas historias con un lenguaje divertidísimo, se depide del locutor con un sonoro: "¡Adiós, hermoso!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, es verdad, por eso se lo pedí expresamente, por eso se lo repetí, pero él como si nada. ¿Hermoso? Jajajaja...

      Eliminar
  7. Pues sí..., me suena bastante. Es una pena, pero parece mentira que en los tiempos que corren siga siendo así
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, y los años que nos quedan por aguantar, me temo...

      un besote

      Eliminar
  8. Lo de los comentaristas no tiene nombre, bueno y lo otro tampoco. Hay mucho tío que se cree con derecho a "acariciarnos" con las palabras. Reconozco que a mí me incomoda bastante todo eso. Conozco a alguien que me llama "querida" y me chirriaba mucho en los oídos hasta que me di cuenta que a los tíos también los llama "querido". Ahora ya no me molesta tanto pero aún así... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, es que ésa es la palabra: acariciarnos. Pero es la caricia de la mascota atada a la que sólo valoras por lo mona que es. A mí, todas esas maneras de referirse a nosotras, en el trabajo, me sobran.

      Besines

      Eliminar
  9. Hola, Dorothy,
    Fa temps que vaig fugir del món virtual, però avui he estat revisant el meu bloc i els enllaços i m'agrada saber que continueu al peu del canó. Saps què? Gràcies per penjar-li el telèfon a qui t'estava tractant amb condescendència pel fet de ser dona. Perquè cada vegada que algú ens tracta d'aquesta manera no ho fa amb nosaltres a nivell personal, sinó que ho fa a totes les dones.
    El masclisme és a tot arreu, a totes les esferes, és cansat combatre'l, però és la nostra responsabilitat!
    Una abraçada, Dorothy!

    ResponderEliminar
  10. Entre lo que cuentas y la manía que le ha dado a mucha gente que conozco en tachar cualquier manifestación feminista como "feminazi" estoy harta: me fastidia pensar que hay muchas personas que piensan que ya existe igualdad de sexos y no se dan cuenta de los macro y micro machismos diarios, calificándolos como exageraciones.
    1beso!

    ResponderEliminar
  11. Es muy triste. En mi trabajo me enfrentaba mucho al machismo y me desazonaba demasiado. Cuando se acabarán estos comportaminetos?

    ResponderEliminar
  12. No sabes lo que me toca los huevos esto, tengo muchos clientes así y prefiero pecar de borde que de imbécil por o hacerme respetar en ese sentido.

    Besotes

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...