miércoles, 25 de septiembre de 2013

'La lista de mis deseos', sueños y desesperanza en una pequeña mercería francesa

La vida de Jo, Jocelyne, no tiene nada de especial. Regenta su propia mercería, está casada con un buen hombre que la quiere, tiene unas amigas con las que queda y se ríe de vez en cuando, dos hijos ya independizados y un blog de labores. Hace mucho tiempo que Jo renunció a sus sueños e ilusiones y se dejó arrastrar por la rutina de una existencia gris. Unos sueños e ilusiones que, gracias a un giro del destino, podrán volver a sacar la cabecita. Y ahí se queda la buena de Jo, pensando si vale la pena recuperarlos o dejarlos escondidos y no trastocar un día a día que, si bien no la llena, no le da muchos disgustos y se alimenta de las cosas pequeñas: un buen bocadillo, una puesta de sol, un paseo por la playa con su marido... 'La lista de mis deseos', de Grégoire Delacourt, se lee rápido, fácil, en un par de horas. Es una historia pequeñita, sencilla, como las millones que hay en el mundo. Es una historia de cómo la rutina fagocita los deseos sin que nos demos cuenta. De cómo creemos que lo que tenemos es lo mejor a lo que podemos aspirar. De cómo el miedo a perder eso hace que renunciemos a los sueños. Y de cómo el destino y la vida juegan con nosotros, poniéndonos en bandeja lo que siempre habíamos querido y que quizás, después de tanto tiempo, tememos coger. 'La lista de mis deseos' es bonita. Como una niña de ojos grandes y flequillo rebelde que juega sola en un rincón del patio. Tiene la belleza de lo cotidiano, de lo normal, de lo que tenemos ahí cada día y no vemos, de lo que nunca diríamos que es bello porque no es gran cosa.

"Nos mentimos continuamente.
Sé muy bien, por ejemplo, que no soy guapa. No tengo unos ojos azules en los que los hombres se contemplan, en los que desean sumergirse para que te lances a salvarlos. No tengo talla de modelo; soy más bien tía buena, tirando a rolliza. De las que ocupan un asiento y medio. Tengo un cuerpo que los brazos de un hombre de tamaño medio no pueden rodear entero. No poseo la gracia de esas mujeres a las que susurran largas frases acompañadas de suspiros a modo de puntuación, no. Yo provoco más bien la frase breve. La fórmula cruda. El hueso del deseo, sin chicha; sin la grasa confortable.
Todo eso lo sé."

Título: 'La lista de mis deseos'
Autor: Grégoire Delacourt
Editorial: Círculo de Lectores
Páginas: 160
Precio: 11,90€

46 comentarios:

  1. Debe ser una historia bonita como tu dices, pero también debe hacer pensar mucho en todo lo que abandonamos por no romper las "seguridades" de la vida aunque no nos hagan felices.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariuca, sí, aquello a lo que renunciamos por seguridad, pero también es una historia que te hace pensar que lo que está destinado a ti, en algún momento, aunque sea tarde, te llega.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Parece una lectura muy agradable y sencilla, pero también con la que aprender a valorar las cosas que nos pasan desapercibidas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Briseida, lo es, quizás deberíamos fijarnos más en esas pequeñas cosas.

      Besines

      Eliminar
  3. No he publicado la reseña aún pero me hizo pensar mucho este libro a pesar de la sencillez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albanta, es verdad que hace pensar. En que a veces tienes que pensar en ti, en que estar 20 años con una persona no garantiza que la conozcas, en que hay que perseguir los sueños...

      Eliminar
  4. Este tipo de libros que reflejan situaciones cotidianas me suelen gustar mucho, pero por alguna razón este no me acaba de llamar y eso que ya son varias las reseñas positivas que he leído
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, si no te llama no lo leas, pero la verdad es que es un libro sencillo, estupendo y que se lee muy rápido.

      Besotes

      Eliminar
  5. Nunca es tarde para recuperar deseos. Es más posiblemente se cumplan porque hay algunos que se enquistan en un tiempo de tu vida y en otros tiempos son especialmente fácil de cumplir.

    Este libro parece ser uno de esos que gustan leer porque te invade la positividad. Quizá esté equivocada pero es lo que me trasmite.
    Me gusta!

    Besos Dorothy :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, es verdad. Acumulas sueños y deseos y se van cumpliendo así como a ellos les apetece y, muchas veces, cuando llegan no son lo que esperas. El libro te deja con muy sabor de boca, aunque te lo hace pasar mal antes.

      Un besazo

      Eliminar
  6. Me gustan los libros que ponen el ácento en lo cotidiano, que nos hacen mirar alrededor y ver lo hermoso que puede ser este devenir diario al que no prestamos atención ni importancia.

    Gracias y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, es uno de esos libros que se fija en lo cotidiano, en lo bonito y en lo que no lo es. En todo eso que está ahí y que a veces, para defendernos, no vemos.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Este tipo de lecturas no es lo mío, tengo miedo a que sean demasiado "pasteles" y las evito siempre. Pero veo que estás leyendo La ladrona de libros. Todavía guardo un gran recuerdo de ese libro, me encantó, espero que lo estés disfrutando.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, no es pastel para nada, es más, hay momentos en los que es bastante cruda. 'La ladrona de libros' me está encantando.

      Besotes

      Eliminar
  8. Aunque hable de una vida "normal", del día a día, por el fragmento que has puesto da la impresión de hacerlo de un modo bonito y atrayente para el lector. Además de hacer pensar acerca de un tema con el que seguro muchos se sienten identificados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminante, lo explica de un modo bonito, aunque hay momentos tremendamente duros. Hace pensar, sí.

      Un besín

      Eliminar
  9. Qué bonito. Por qué una vida sencilla ha de ser gris? La leeré si me la encuentro. Por cierto, a ver si el destino se pasa con su bandeja por delante de mí, o eso es sólo en los libros?
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, tenemos la mala costumbre de identificar una vida sin sobresaltos con el gris. Y no tiene por qué ser así. El destino creo que está muy ocupado leyendo en la piscina, porque yo hace muuuuuucho que ni lo huelo.

      Un besazo

      Eliminar
  10. Creo que este libro me podría gustar. Si no he entendido mal hace hincapié en la belleza de las cosas simples y sencillas a las que no prestamos la suficiente atención y eso es precisamente lo que a mí me gusta. Las cosas sencillas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, en realidad te enfrenta a la duda de si una vida sencilla lo es porque la quieres o porque es la que te ha llegado. Pero todo explicado con una maravillosa sencillez.

      Besitos

      Eliminar
  11. Precisamente hoy necesito una lectura como ésta. Me la llevo en el bolsillo. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, deja muy buen sabor de boca, aunque te lo hace pasar un poco mal.

      Un besazo

      Eliminar
  12. Qué preciosidad de reseña, la releo y todo. el libro de las cosas normales no es de los que más me llamaban (y mira que la vida normal me encanta encontrarla en libros) pero ese algo que te ha inspirado a escribir esta reseña sí que me llama.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, gracias. Es un libro del que no esperas nada y que sorprende por eso. Está escrito de una manera sencilla pero muy bonita al mismo tiempo, supongo que eso es ese algo al que te refieres. Quizás no es un gran libro, pero me ha llegado en el momento justo.

      Besines

      Eliminar
  13. Pues aunque no sea lo que suelo leer, tampoco puedo decir que no me llame la atención. Esa especie de doble visión de la rutina, de la que todos somos esclavos en algún momento, segura y quizás bella en parte pero que también nos aleja, como dices, de esos sueños que vamos forjando. Me gusta esa idea, y me ha gustado tu reseña :)

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, no es para nada lo que sueles leer, pero ¿quién sabe? Igual te gusta. Si nos paramos a pensar en los sueños que hemos ido aparcando...

      un besín
      Y gracias

      Eliminar
  14. Casi lo había descartado y vuelve a mi lista de deseos, aunque sea parafraseando al titulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmina, yo pensaba que no me gustaría mucho y me ha encantado. Es que el título es para parafrasearlo.

      Eliminar
  15. Creo que podría gustarme. Tomo nota. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, seguro que sí. Es una minidelicia.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. A mi me gustó mucho, y tienes razón, tiene la belleza de lo sencillo y lo cotidiano, la belleza de lo real.
    Yo suelo recomendarlo a quien busca una lectura "ligera" y siempre acierto...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, es una lectura ligera en apariencia, pero con más carga emocional de la que esperas cuando lo empiezas, creo que eso es lo que hace que te encandile.

      Un beso

      Eliminar
  17. Me lo apunto,me ha inspirado muchas cosas solo con leer tu reseña!!besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, espero que te guste y, si no te gusta, al menos no perderás mucho tiempo, porque se lee en un momento.

      Besines

      Eliminar
  18. ¿Quién no se habrá visto reflejado/a en esas palabras con que analizas el libro que presentas? Seguro que por ese motivo, muchas de nosotras vamos a ir corriendo a la librería a comprárnoslo. El fragmento que has citado: delicioso.
    Petonssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, el fragmento es el inicio del libro. Yo me he sentido, en algunos momentos, muy identificada con esa sensación de que nada te sale bien, no, al menos cómo querías.

      Un petonàs
      I encara que no sigui a Viena, torna, sigui de la forma que sigui

      Eliminar
  19. La tengo pendiente de leer y me habían dicho que no es gran cosa. Voy sin demasiadas expectativas pese a lo positivo de tu reseña. A ver qué tal...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azalea, es que es verdad, no es gran cosa, pero precisamente por eso merece la pena leerlo.

      Besines
      Espero que te guste al menos un poquito

      Eliminar
  20. Me ha pasado como a Carmina. Que de no tentarme este título, con tu preciosa reseña me has dejado ahora con muchísimas ganas de leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, no es una obra maestra, pero a mí me ha encantado. Espero que te pase igual.

      Besazos

      Eliminar
  21. No me llamaba nada, había leído que no era para tanto, pero ahora me has hecho cambiar, jejeje. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, yo también había leído que no daba para mucho, pero lo vi en Círculo de Lectores y no pude resistirme, no sé por qué. Y me ha encantado.

      Un besazo

      Eliminar
  22. Voy a hacer mi lista de deseos.

    Si los pongo todos llenaré una libreta, así que solo pondré los esenciales.


    ... no me lo creo ni yo. ¡¡Los quiero todos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luci, pues mi lista sería muy cortita, sólo tengo un deseo. Y ni por ésas.

      Espero que se cumplan, al menos, todos ;)

      Eliminar
  23. Pues lo tengo en casa ya, esperando turno =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, a ver qué te parece. No es un novelón, pero tiene mucho encanto, al menos a mí me lo pareció.

      Besines

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...