sábado, 8 de diciembre de 2012

'Aroma árabe', gastronomía y relatos

Me apasiona la cocina. Desde siempre. Desde niña. Es algo que saben los que me conocen bien y que podíais intuir aquí. Los días de lluvia disfruto despertándome pronto (como siempre, por otro lado), paseando por el mercado y encerrándome en la cocina durante horas, cocinando (descalza si es verano) con la única compañía de una copa de vino y buena música. Me gustan los libros de cocina. Me gusta mirarlos, leer con calma las recetas, pasar las páginas imaginando los platos. Como una novela. Me gustan los que no se limitan únicamente a ingredientes y pasos, los que son algo más. A esos los trato con un cariño especial, no ponen nunca una letra en la cocina, para que no se manchen. Todos ellos viven en la vitrina del salón, cerca de la puerta de la cocina y protegidos del polvo por el cristal. 'Aroma árabe', del palestino Salah Jamal, es uno de los libros de cocina a los que tengo más cariño y que más utilizo. Me fascina el mundo árabe y por eso este libro es especial. No es un recetario al uso. En cada capítulo hay una receta, es cierto, pero Jamal no desvela los secretos de la maqlouba (una especie de paella árabe), las warak inab (hojas de parra rellenas), la harira (sopa de Ramadán), la kafta (carne picada) o la fattush (ensalada de pan tostado) antes de explicar experiencias, relatos, curiosidades, consejos... Al final, lo de menos es la comida, que se presenta como mera excusa para explicar, por ejemplo, que la mujer de su tío daba de comer muttabal o baba ganoush (puré de berenjenas) para que sus hijas fueran hermosas, que el tabboule (ensalada de trigo) se preparaba en tiempos anteriores a los omeyas, que nunca un árabe servirá a un invitado mjadarah (arroz con lentejas) porque lo consideraría una ofensa, que la maqlouba tiene su origen en el plato con los restos que se daba a los pobres, que la harira es el plato con el que cada día durante el Ramadán los fieles rompen su ayuno o que el propio Jamal, de niño, cargaba, del horno del barrio a su casa, sobre su cabeza protegida con unos trapos la kafta.

He hecho casi todas las recetas de este libro, que volví a coger hace sólo unos días para preparar un sencillo plato que me encanta, el humus. No necesito el libro, esta receta le saldría bien hasta al más negado para la cocina (sólo hay que batir con la batidora medio kilo de garbanzos cocidos, dos dientes de ajo sin el germen, el zumo de un limón, medio vaso de tahína, una cucharadita de sal, un chorrito de aceite de oliva y un pellizco de comino), pero me gusta sacarlo de su estantería y releer algunas de sus historias.

"Desde los orígenes de este plato, a principios del siglo XX, y hasta los años setenta, el hommos ha sido considerado como un plato destinado únicamente al desayuno. Su aroma propio, junto al de las cebollas tiernas, el acompañamiento habitual del hommos, siempre me recuerda de forma inconfundible aquellos madrugadores recorridos que realizaba de pequeño desde mi casa a la escuela. Los escolares caminábamos por el centro de la larga y estrecha calle adoquinada de la Kasbah, que atraviesa toda la ciudad antigua de Nablús. A aquellas horas tempranas, a lo largo y a ambos lados de la travesía, los mercaderes se reunían -y aún siguen haciéndolo- en pequeños grupos alrededor de un plato de hommos y bajo la tutela y bendición de versículos del Corán salmodiados por el sheij Abdel Baset (el mejor), que emanaban de los transistores de las tiendas de comercio."

Título: 'Aroma árabe'
Autor: Salah Jamal
Editorial: Zendrera Zariquiey
Páginas: 215
Precio: 14,95€

60 comentarios:

  1. Pues es un libro GENIAL para regalar a mi hermana que es la cocinera por excelencia de cocina exótica.

    Gracias por estos consejos Dorothy
    Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nieves, si ya tiene tendencia a la comida exótica, seguro que le encanta, porque las recetas están muy bien explicadas, todo parece fácil cuando lo lees y, además, las historias, recuerdos y relatos que las acompañan son fabulosas.

      Un besazo

      Eliminar
  2. Qué libro más bonito! A mí no me gusta nada cocinar y los libros de cocina no me llaman la atención. Este sí, me encanta la comida árabe y si además nos deleita con relatos mucho más. Las letras y la comida son una combinación perfecta junto a una copita de vino o una cañita.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, las letras y la comida, o la comida y la música son combinaciones fantásticas. Yo soy más de vino que de caña cuando cocino. Y si no te gusta cocinar, con tener a alguien cerca a quien sí le guste, solucionado.

      Un besín

      Eliminar
  3. Me encantan los libros de cocina, de hecho, son casi los únicos libros que compro (soy mucho de biblioteca para literatura) Este que nos presentas hoy promete, sobre todo por las deliciosas recetas que nombras: a los que nos gusta la comida árabe no se nos puede pasar por alto! Muchas gracias por esta reseña, me ha entrado hambre! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, es que hay libros de cocina maravillosos. Si te gusta la comida árabe, es ideal porque todo está muy bien explicado e intentando que no sea muy complicado. Se puede hacer todo sin mucho problema. ¿Hambre? Es que la has leído a la hora de la cena...

      Un besazo

      Eliminar
  4. No tengo ni idea de cocinar, puedo usar cacerolas y sartenes para no morir de inanición pero de ahí a cocinar...Me pierdo con lo de chorrito o pellizco, tanto que ni siquiera lo intento. Sin embargo, soy tan rara que me gustan los programas de cocina, qué te parece? Sólo fui una vez a un restaurante árabe, pedimos menú degustación y no me gustó ningún plato!!Lo mío con la comida es un problema serio. Pero este libro me llama mucho la atención, por lo de los relatos, así que será un buen regalo para alguien a quien le gusta cocinar y probar cosas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, no eres la única. Hay muchísima gente que practica la cocina de subsistencia. A mí me ha gustado siempre, se me da bien sin esforzarme. No me extraña que te gusten los programas de cocina, son hipnóticos. Yo me quedo pegada a ellos. Están muy bien hechos y lo de la cocina creo que es lo de menos. Yo es que soy omnívora o, como diría mi abuela, tengo buen diente. Me gusta prácticamente todo, no tengo manías y lo pruebo todo. Es una gran suerte, la verdad, sobre todo cuando viajo a países de cultura muy diferente porque me adapto fácil, como lo que hay y, además, lo disfruto. Pero sí, como regalo es estupendo.

      Un besote

      Eliminar
  5. A mí me gusta cocinar de vez en cuando aunque libros de cocina tengo a mansalva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Albanta, yo no es que cocine, en el sentido de algo más que ensaladas, cremas y cosas a la plancha, muy a menudo. Lo hago cuando tengo gente en casa o cuando preparamos alguna comida o cena entre todos o cuando tengo libre, que entonces cocino y reparto, porque para mí sola no suelo hacerlo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Me encanta la cocina y soy feliz experimentando en ella, pero jsutamente la cocina arabe no es mi fuerte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmina, experimentar, cuando te sientes confiada de hacerlo, es lo mejor de la cocina. ¿A que sí?

      Abrazos

      Eliminar
  7. Un libro muy interesante!!
    Con lo que me gusta la cocina! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, si te gusta la cocina, es un libro fantástico porque aprendes muchísimo.

      Besines

      Eliminar
  8. qué descubrimiento, me encanta este libro, tiene una pinta estupenda. Viví en Melilla mi infancia y hay muchos sabores y recetas que me recuerdan cosas de allí, donde la comida árabe no es algo raro, sino que lo encuentras en todas partes. Lo buscaré!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú, es un libro fantástico. Yo lo descubrí en la biblioteca del Fons Pitiús de Cooperació (un organismo que coordina los proyectos humanitarios en países en vías de desarrollo de las ong de Ibiza y Formentera) y me enamoré de él, así que me lo compré. Qué bonitos recuerdos de tu infancia. Aquí, por suerte, cada vez es más fácil encontrar comida exótica. O los ingredientes para prepararla.

      Besotes

      Eliminar
  9. Yo no soy un gran cocinero, pero me gusta la cocina y preparo con relativa soltura una docena de platos bastante elaborados. En mi biblioteca, los libros de cocina no llegan a la docena, con curiosidades como un libro de recetas de la antigua Roma, la cocina de Hitchcock o recetas de andar por casa para estudiantes. La cuestión es que si se dispone de tiempo y ganas, es una delicia ponerte el delantal, con una copa de vino de por medio y disfrutar después del resultado.

    La cocina árabe, me gusta mucho, aunque no soy un gran conocedor. Lástima que no abunde el marisco jaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M., si preparas con soltura platos elaborados y te gusta la cocina no me creo que no seas un gran cocinero. A mí también me gustan esos libros extraños de cocina, en mi biblioteca gastronómica además de uno sobre la antigua Roma hay uno de recetas imposibles que le gustarían a Calígula. Me lo regalaron y apenas lo he abierto, del repelús que da. Das en el clavo con lo del tiempo. No hay nada peor que ir con prisas en la cocina.
      Si te gusta la cocina árabe estás de suerte, seguro que en Barcelona tenéis muchas más opciones para degustarla que por aquí.

      Un beso

      Eliminar
  10. Me gustan los contrastes de la cocina árabe. Eso sí, degustarla, porque esto de la cocina es sin duda una de mis asignaturas pendientes, lo reconozco. Soy bastante desastre y tengo hasta cierto peligro ente sartenes y condimentos :P

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, ¿peligro? Si es peligro de envenenar a los demás, vale, pero si es peligro de otra manera, acércate, hombre, que después de un par de desastres seguro que mejoras... Atrévete con el humus, que no necesitas encender fuego.
      La comida árabe es increíblemente deliciosa.

      Besos

      Eliminar
  11. Me encanta cocinar... y sin duda, este libro que nos muestras, tiene pinta de venirse a casa pronto. Soy bastante inexperta en comida arabw...asi que estara bien probar! Muak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saramaga, este libro es ideal para comenzar con la comida árabe. Hay platos un poco complicados, como la maqlouba, pero la mayoría explica cómo hacerlos de manera bastante sencilla. Ya me contarás qué tal el resultado.

      Un besote

      Eliminar
  12. No sé si es que no he encontrado el libro de cocina adecuado o es que soy una negada pero el caso es que la cocina se me resiste un poco, a base de ensayo error me van saliendo las cosas pero me cuesta... He de reconocer que este libro que nos traes hoy parece de lo más rico y ameno.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lu, la cocina es un misterio. Hay gente que se esfuerza y le cuesta y otra que, apenas sin preocuparse, le sale todo siempre bien. La cocina es muy caprichosa, me temo. El libro es ideal para comenzar con la comida árabe.

      Besines

      Eliminar
  13. Ah, este me ha encantado, trataré de buscarlo cuando pase por Madrid estas navidades, será mi regalo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, sabía que éste te gustaría. Espero que te guste. No creo que tengas problema para encontrarlo porque se han hecho muchísimas ediciones de lo mucho que se vende.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. !Qué delicia de libro! (nunca mejor dicho). Yo realmente soy de las negadas para la cocina, cuando me independicé lo intenté en serio, cogía los libros de recetas y probaba cada día alguna. Luego me di cuenta que no me salía tan bien como podría y acabé haciendo cocina de supervivencia: platos sencillos, rápidos y -lo intento- saludables. Por eso admiro y envidio insanamente a las personas que practican el arte culinario tan bien. Hummus?? mmmm me encanta!!!
    Bon profit! Petonssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dona, si te hago yo la lista de las cosas para las que soy una auténtica negada no acabamos nunca... Te confieso dos: dibujar y las tareas domésticas (de hecho, cuando compartía piso me libraba de buena parte de las faenas del hogar a cambio de encargarme de la cocina). Aunque se me dé bien, acabo haciendo como tú, sólo me pongo a ello muy de vez en cuando, cuando organizo alguna cosa en casa o cuando tengo tiempo. Prueba la receta del hummus, mujer, que es imposible que te salga mal.

      Bon profit a tu també.
      Petonets

      Eliminar
  15. Al contrario que a ti, no me gusta nada cocinar, aunque quizá repostería no me importaría aprender... soy consciente de que algún día tendré que empezar a hacerlo regularmente, pero aun así, no me da por aprender.
    La fotografía que has puesto es genial y el libro parece atractivo... no sé, no sé si me atrevería con la comida árabe. De momento, prefiero, algún día, empezar con la nuestra...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azalea, créeme, puedes no sólo no morirte de hambre, sino comer bien, sin saber cocinar. Que para usar la plancha, hacer una sopa o preparar ensaladas y verduras al vapor no hace falta tener ni idea de cocina. Además, cuando algo no te gusta es una tortura hacerlo, así que no te fuerces.

      Un besazo

      Eliminar
  16. A mí también me encanta cocinar, aunque lo haga para mí sola me gusta pasar tiempo preparando las cosas como si fuera para un banquete :D Además, hay recetas tan sencillas y tan buenas. Me encantan los libros de cocina y este encima, que viene con un plus, tiene buenísima pinta. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, te admiro. Yo a veces también cocino alguna cosa elaborada para mí sola, pero me da pereza, la verdad, además, me gusta cocinar sin prisas, así que únicamente lo hago los días libres. El resto de días, ensaladas, cremas y cositas a la plancha. Es un libro fabuloso. A mí me encantó, al menos.

      Besines

      Eliminar
  17. Me gusta mucho cocinar, experimentar, y me ha encantqdo esta presentación que nos traes, me lo anoto porque me encantará degustar algunas de sus recetas, ¡¡¡besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, experimentar es lo mejor, lo más divertido de la cocina. Si te gusta la comida árabe, seguro que te encantarán las recetas. Yo me quedo con la maqlouba. ¡Exquisita!

      Besines

      Eliminar
  18. Esta vez me atrae la idea de la receta, el probar cosas nuevas. Siempre me ha gustado la cocina
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo, probar cosas nuevas es siempre apasionante, aunque a veces te lleves algún susto.

      Besines

      Eliminar
  19. ¡Qué libro más curioso! Me ha llamado mucho la atención esta especial combinación de relatos y recetas. Me lo llevo bien apuntado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, yo lo cogí de una biblioteca para ver qué tal era porque me habían hablado muy bien de él. Me gustó y el mismo día que lo devolví me lo compré. Espero que lo disfrutes.

      Un besazo

      Eliminar
  20. Con tu descripción casi puedo oler ese aroma a especies tan maravilloso de la cocina árabe, y es que a mi también me apasiona esa cultura y claro su gastronomía y sus relatos no son menos!!! Buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, pues si te gusta todo eso seguro que este libro te encantaría.
      Buena semana a ti también.

      Eliminar
  21. Yo me cocino cada día.

    Pero no se si se me puede llamar cocinero, he encontrado multitud de platos de gran variedad que se cocinan en 15 minutos.
    Desde mis mundialmente famosas "patatas Guille" al legendario "arroz Guille" pasando por los exoticos "huevos fritos sin romper Guille".

    jejejejejejeje.

    Me dejaría cocinar por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guille, seguro que alguna cosa de más de 15 minutos sabes cocinar...

      No me ha dado aún por el canibalismo, pero tendré en cuenta tu oferta si me da por ahí

      Eliminar
  22. Aquí no te puedo acompañar, Dorothy. La cocina no me gusta ni de visita, vamos.
    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, no sufras. Yo cocino y tú traes el vino ;)

      Besos

      Eliminar
  23. De las recetas que mencionas. sólo he hecho la del humus, que está riquísimo. Parece muy interesante ese libro.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat, el libro es interesantísimo, sobre todo por las experiencias y recuerdos de Jamal, que te explican muy bien cómo era vivir en un país árabe de niño.

      Abrazos

      Eliminar
  24. A mí realmente, no me gusta la cocina. Me desespero cuando no me salen las cosas, me salen espumarajos por las comisuras de las uñas cuando no consigo darle el punto al arroz de la paella (que es casi siempre), me subo al aparador cuando me paso de sal o le echo demasiado ajo a las espinacas... pero la practico por autodisciplina, a ver si de una vez aprendo. Pero, ah, los libros de cocina me fascinan. Y si son libros de relatos que, además, como una guinda te sueltan una receta, más aun. Este que dices, promete. La cocina árabe me interesa, siempre que no metan mucho ras-el-hanout en los platillos, como hacen en Bélgica los restaurantes magrebíes.
    Por cierto, tengo uno precioso en lista de espera: "la cocina de los grandes escritores rusos". Ya te contaré.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, es que sin paciencia no se puede hacer nada. Si te pasas con la sal, compénsala con zanahoria rallada y si te pasas con el ajo, una hojita de menta rebajará el gusto. Con el punto del arroz no te puedo ayudar, eso depende del cocinero, pero, por si te sirve, yo siempre uso arroz de Calasparra y paro el fuego a los 13 minutos, no a los 15 preceptivos, para que no se pase. Si te pones tú con la cocina árabe podrás controlarlo todo porque es verdad que en los restaurantes se pasa a veces con algunas especies. Me muero de ganas pro saber de ese libro de cocina, escritores y rusos.

      Besines

      Eliminar
  25. No eniendo lo de un diente de ajo sin germen. La tahína tampoco sé lo que es, pero lo puedo biscar por internet.
    Pues sí, Dorothy, a mí los garbanzos me encantan, ásí que tu receta del hummus seguro que la hago. No temgo la afición a la cocina que tienes tú, pero fíjate que tengo libros de cocina de varios países, y a mí que también me gusta el mundo árabe, no tengo nada de ellos.
    Me apunto estede aroma árabe que parece que lo tienenes más que probado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Icíar, la tahína es pasta de sésamo. La encuentras en cualquier supermercado o, en su defecto, en herbolarios o tiendas especializadas en productos históricos. El germen del ajo se le quita para que no sepita. Si cortas el ajo en vertical, por la mitad, verás que hay una pequeña tira en el centro, eso es el germen. Si lo cortas en horizontal es la cosa redonda del centro. Prepara el humus si te gustan los garbanzos, seguro que te encanta. Lo mejor es ponerlo en un cacharro y mojar en él pan de pita, que lo tienes hasta de Bimbo. Ya me contarás.

      Un besazo

      Eliminar
  26. Gracias, Dorothy, me encanta el hummus. Ahora voy a probar a hacerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Icíar, cuando lo hagas, me cuentas qué tal.

      Eliminar
  27. Me gusta la cocina, aunque solo me pongo a ella en las ocasiones especiales; me encanta comer bien y desde que descubrí el hummus en un restaurante turco, hace años, siempre que lo veo, lo compro. Ahora, con tu receta, trataré de hacerlo. En cuanto al libro, creo que es un bonito y original regalo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Koncha, el comprado no tiene nada que ver con el que haces en casa. Llevé el mío este fin de semana a una barbacoa. Había muchísima gente que compra el de Mercadona y ahora dicen que no lo volverán a comprar... Es muy fácil. Teniéndolo todo sólo necesitas tres minutos para hacerlo y vale la pena. El humus de los restaurantes turcos es exquisito. No sé si será por el entorno, porque estás de viaje y eres feliz o porque de verdad lo preparan de miedo, pero es el mejor que he probado.

      Un besote

      Eliminar
  28. Coincidimos en esto también. Me apasiona la cocina en general y la cocina árabe en particular.

    El hummus lo hago hace muchos años, cuando casi nadie lo hacía, ahora parece que está de moda y lo he visto hasta envasado en el supermercado O_O (con lo fácil de hacer qué es...)

    Suculenta entrada, querida, y tomo nota de ese libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea...
      yo también era de las que sacaba humus en casa hace años y todo el mundo ponía cara y preguntaba ¿esto qué es? Yo tampoco entiendo lo de comprarlo envasado por eso precisamente, porque no hay nada más fácil de hacer. ¡Si es que hasta preparar un pan con tomate da más trabajo!

      Besines

      Eliminar
  29. ¡Ja! este le gustará a uno que tengo cerca, nos gusta cocinar pero yo soy de postres, me encanta ver como disfrutan cuando los hago, y a el "cocinitas" todo le sale bien, pero es que le dedica tiempo y mimo, mucho mimo. A ver si lo encontramos, yo disfrutaré con las historias y curiosidades y él con las recetas.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ely, pues si le gusta, ahí tienes una idea para estas Navidades que, además, disfrutarás tú también. A mí me gusta más cocinar salado, la verdad. Y lo de la cocina es un misterio, hay gente que le dedica mucho tiempo y ganas y no le acaba de salir. Y otros que no se fuerzan nada y sale todo bien. Ya me contarás.

      Besos

      Eliminar
  30. DÓNDE PUEDO COMPRAR ESTE LIBRO EN ARGENTINA? PORQUE ME DICEN EN LAS LIBRERÍAS QUE ESTÁ AGOTADO DESDE EL AÑO 2000 Y EN MERCADO LIBRE NO ESTA!!!!!

    GRACIASSSSS!!!! ESPERO TU RESPUESTA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, no puedo ayudarte, aquí en España ahora ya tampoco es fácil encontrarlo. Fue una suerte comprarlo en su momento.
      Lo siento

      Eliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...