jueves, 5 de agosto de 2010

Middlesex, de los gusanos de seda a las sirenas

No podía resistirme. No sólo porque, de momento, me lanzo al vacío lector con las recomendaciones de quien me la regaló. Esa niña en blanco y negro a punto de destrozar un corazón rosa de la portada también tuvo algo que ver. No podía resistirme. Ahora no sé cómo había podido vivir hasta este momento sin conocer la historia de Callie-Cal Stephanides. Sin respirar el ambiente de la casa de Middlesex. Sin palpar la caja en la que los gusanos de seda hacen su magia. Sin ver un corsé blanco a la luz de la luna o sin oler el cloro en el que nadan sirenas y tritones esclavos de sus cuerpos. 'Middlesex' me ha dejado hueca. Han pasado los días (creo que algo más de una semana) y tengo la sensación de que ningún otro libro, ninguna otra historia, ningunas otras palabras podrán llenar el vacío al que me condenó la última de las 673 páginas del premio Pulitzer de 2002. Reconozco que al principio tenía dudas. Me encantaba la narración, pero no entendía los saltos adelante y atrás en el tiempo. Me gustaban tanto las peripecias de los abuelos del protagonista que me enfurecía cuando éste cortaba las aventuras de emigración, incesto y contrabando para plantarme frente a su presente. Pero es igual. Es solo un detalle. Una minucia. Un enfurruñamiento que se fue diluyendo página a página y que casi he olvidado, relegado al fondo del saco de los enfados por las increíbles escenas pintadas por Eugenides. A veces entrañables. A veces duras. Pero siempre bellas. El hielo rompiéndose bajo las ruedas de un coche. El amor bajo la lona de una barquita. La piscina oscura en la que nadan seres mitológicos. La puerta blindada a los espíritus…

3 comentarios:

  1. Ya te dije que era un gran libro. Middlesex no te deja indiferente.

    ResponderEliminar
  2. gracias por la recomendacion..he volado por dentro del libro sin siquiera abrirlo..y gracias por el comentario..que vergüenza..muchos besos marinos

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...